Campanario

Editoriales 0 49

Martín Sánchez Treviño – Melodrama en las comparecencias

Los trabajos de la glosa legislativa del primer informe del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, presentaron las primeras muestras de confrontación entre los legisladores de los partidos de Acción Nacional que es por primera vez mayoría en el Congreso tamaulipeco y los diputados del PRI que añora el regreso de esas siglas a los poderes del estado.

La prensa que en tiempos idos tenía a su alcance a quienes comparecían sea en comisiones o en el pleno legislativo, esta vez solo vio desfilar a las secretarias de Obras Públicas y Salud cuyas titulares son Cecilia del Alto López y Gloria Molina Gamboa.

La primera llega muy sobrada a la sala de comisiones, pero luego de la primera ronda de cuestionamiento de los legisladores priístas, se midió, incluso se percibió nerviosa y titubeante.

El diputado priísta Juan Carlos Córdova Espinoza, fue en encargado de lanzarle los mejores “toritos”, relacionados con las obras ejecutadas por la dependencia a cargo de la joven secretaria, pero sin mucho enredo salió adelante. No ven no se sienten acuño el legislador.

Los legisladores de otros partidos como Verde Ecologista, Panal incluso Morena y Movimiento Ciudadano se mostraron complacientes con la titular de obras públicas. Quien entró y salió airosa, como es su estilo, sobre todo cuando tiene corum enfrente.

También compareció ante los legisladores, pero en el pleno del Congreso, la secretaria de salud Gloria Molina Gamboa. Quién por cierto se mostró presentable con un atuendo propio de la ocasión.

De nuevo los partidos pilotos como son Movimiento Ciudadano, Morena, Verde Ecologista y Panal le dieron avión a las interpelaciones de los legisladores del tricolor que en este caso, el encargado de los cuestionamientos fue el diputado fronterizo por el distrito de Matamoros, Anto Tovar.

Los viejones colmilludos como Rafael González Benavides y Alejandro Etienne Llanno solamente hicieron arengas con “el capote” de la conciliación, pero por debajo de la curul azuzaban a sus correligionarios. Pero no cuestionaron ni siquiera apuntaron en ninguno de las dos áreas comparecientes.

El diputado Anto pareciera que esta vez se le paso la mano, quizá sus cuestionamientos se deben a la juventud de legislador. Quizá se olvida que su vida apenas toma color en las cuestiones políticas. Por cierto, tiene mucha similitud con las poses del preso de Florencia. Quien también es de Matamoros.

El legislador de referencia cuestionó el desabasto de medicamentos, así como la capacidad de la titular de salud, lo más seguro es que olvido que la doctora Gloria es autora y promueve uno de tantos modelos para la salud en México, que consiste en ofrecer a los ciudadanos una salud integral.

En su momento la titular de salud le reviro que identificaron aviadores en la dependencia y que algunos exfuncionarios se les sigue un procedimiento por esa causa. De refilón, espeto a los legisladores, que recibió un sistema hospitalario en estado no óptimo. Con equipos, maquinaria y hasta calderas obsoletas y qué por lo mismo, se aplicar una inversión superior a los 240 millones de pesos en el mantenimiento de la red hospitalaria.

Un paréntesis aquí para recordar, que en los días previos a la entrega-recepción en los chismeríos oficiales, trascendió que equipos con empaque de fabrica cambiaron de lugar en algunos nosocomios de la entidad.

Pero el debate se personalizo entre la diputada panista Gerardo Hernández y el diputado Tovar, quien aludían a que el estado de pandemia -por los casos de dengue- durante la administración del ex gobernador Eugenio Hernández Flores, fue a causa del presidente de la república de aquel tiempo Felipe Calderón y la diputada inculpaba al ex gobernador. Hubo hasta lágrimas y llanto

También ayer sesionó el Instituto Electoral de Tamaulipas, de frente a proceso electoral que está en marcha. La sesión fue presidida por Eduardo Hernández Anguiano en su carácter de presidente de ese organismo electoral.

Noticias relacionadas