Desconocen si reducción al PEF afectaría al campo tamaulipeco

Estatal 0 54

Por Alfredo Guevara

De acuerdo a un comunicado que emitió la Secretaría de Hacienda, serían nueve mil millones de pesos, que del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2018, se estarían reasignando en ayuda a las víctimas de los sismos, del siete y 19 de septiembre, que afectara a varias entidades del país.

Hasta ahora, no se sabe de qué áreas se estaría tomando ese recurso como también si se afectaría de nueva cuenta el presupuesto que se destina al campo mexicano, al disminuir el presupuesto de dependencias como la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), estableció Ariel Longoria García.

El Secretario de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado, dijo que en los próximos días, buscará reunirse con la representación de la administración estatal en la Ciudad de México, como los legisladores federales tamaulipecos, a efecto de conocer en qué condiciones viene el presupuesto para el campo en general, para el 2018.

“La reducción de recursos para la Sagarpa en este año fue de seis mil 232 millones de pesos, pero estamos peleando para que no suceda lo mismo en el ejercicio fiscal 2018, porque en este año dejaron fuera el programa de concurrencia, que es con el que se puede apoyar a la gente en la compra de maquinaria u otros productos con hasta un 50 por ciento del valor” señaló.

Longoria García  consideró que ese tipo de programa, no es posible que se deje fuera del PEF para el próximo año, porque afecta directamente a los productores.

Dijo estar consciente de que en el PEF se contempla reasignaciones con el objeto de apoyar a las víctimas del sismo en varias entidades del país, y que si bien la Secretaría de Hacienda habló de un promedio de nueve mil millones de pesos, hasta ahora no se sabe de qué áreas se tomará.

Es decir, se desconoce si el recurso destinado para el campo será tocado, para enviar cierta cantidad hacia las víctimas del sismo o bien, de otras áreas.

Recordó que reducir el presupuesto destinado para la agricultura como la ganadería afectaría al campo, que de cierta forma da de comer a gran parte del estado mexicano, que además afectaría las condiciones y la forma de ir creciendo.

Noticias relacionadas