Campanario

Editoriales 0 14

Martín Sánchez Treviño – Subsecretario, docente y pedagogo

El sindicato nacional de trabajadores de la educación en Tamaulipas conocido como Snte sección 30 sigue en picada. Carece de liderazgo y ha dejado de aglutinar la fuerza del magisterio. Contradictoriamente, es el patrón quien tiene el mando y el control de los docentes en esta entidad. Por un lado el comité de Rigoberto Guevara Vázquez no ha sido la alternativa ni la opción de los maestros, ya que la dirigencia sindical responde a demandas ajenas y hasta extrañas para los profesores. Y de manera supletoria la autoridad estatal ha asumido de manera natural y espontanea el control político y administrativo de uno de los sectores pensantes de la sociedad tamaulipeca.

Primero porque el Sistema Nacional de Desarrollo Profesional Sinadep de los maestros fue desatendido después en el último año, primero de la gestión de Guevara, después que en el periodo de Noé Rodríguez y Rafael Méndez fue la mejor de la plataformas donde los docentes encontraron las mejores herramientas y contenidos ante la oleada de la evaluación educativa, de parte del gobierno federal. Pero como es honorifico solo hubo gratificaciones para los tutores hasta la administración de Méndez no así en la gestión de Guevara.

Segundo, el dirigente actual del magisterio carece de incentivos y motivaciones para proyectar y ofrecer expectativas al profesorado, que buscan ejercer la vocación docente. Sobre todo, porque bien se aplica al dirigente Rigoberto, la máxima de “lo que natura no da Salamanca no suple”.

Tercero, el futuro de Guevara esta fincado en lo que pueda saquear de las arcas de la sección 30 ya que después de ese cargo, será un dirigente más, de los tantos apestados sean de calceta o tamataneros.

Cuarto, los vientos de cambio tienen sometido al gremio sindical sobre todo a su dirigente, ya que “en tierra de ciegos el Tuerto es Rey”. Entiendase Julio Pimienta Prieto, convertido en el azote de Rigoberto Guevara y toda su camarilla.

Que si bien no tiene la verdad absoluta sobre los contenidos de la educación, bien que domina el capítulo Tamaulipas que es una relectura del plan educativo y modelo que puso en marcha el gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto.

Quinto, ha sido Pimienta Prieto quien se han convertido para el “fans” de los docentes, porque asumió la titularidad de profesor en la escuela secundaria federal número Uno de manera simultánea al desempeño del cargo de subsecretario de educación básica.

Pero además como dicen los jóvenes, Pimienta y el secretario Héctor Escobar “marcan tendencia” entre los profesores porque hablan el lenguaje y sobre todo conocen los problemas del profesorado, las necesidades y sus demandas.

Es una de las diferencias incomparables que los maestros han encontrado en la administración panista, en la que los mandos educativos no son sólo patrones sino obreros y peones de la tarea educativa.

Pudiera pensarse que la incorporación de Pimienta a ocupar una posición frente a grupo es una posee, pero por qué no plantearse la posibilidad de cobrarle al subsecretario, ya que de ese ejercicio saldrán algunos contenidos que aparecerán en su próximo libro.

En otro orden, este fin de semana la coordinación estatal de protección civil, asi como la comisión estatal para la protección contra riesgos sanitarios y la secretaria de desarrollo urbano y medio ambiente, clausuraron una empresa de reciclados por incumplir la norma oficial 002.

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Síguenos por Twitter

Facebook