Campanario | InfoNorte.net

Campanario

Editoriales 0 19

Martín Sánchez Treviño

La nueva modalidad de fiscalizar en el campo las obras y proyectos de los gobiernos municipales y estatal es como la Auditoria Superior del Estado ha identificado detectar empresas y obras fantasmas en los 43 municipios tamaulipecos lo mismo que a las últimas administraciones gubernamentales. El desempeño de Jorge Espino Ascanio sienta un precedente importante en Tamaulipas, quizá por ese motivo hay algunos especialistas que se atreven a consideran que en esta entidad se vive una nueva era.
Es decir, que los nuevos auditores, porque los anteriores causaron baja en diciembre del 2017, no solamente revisan facturas en un escritorio con aire acondicionado sino que van a cada municipio a revisar que la obra o la acción gubernamental se haya cumplido, con las especificaciones técnicas y los materiales correspondientes.
Por cierto, quizá por esos motivos los contadores públicos que desempeñaban la función de auditores en los últimos 18 años, causaron baja en los primeros días del mes de diciembre. Por lo mismo la posada navideña de esa dependencia fue limitada en asistentes en razón de los despidos.
Incluso hay empresas que aún no han sido localizadas y las que han sido identificadas aún no responden a las observaciones de la Auditoria Superior del Estado debido a que apenas fueron notificadas y por esa razón sería necesario aplazar los términos, que podrían trasladarse hasta el mes de marzo o abril y no febrero, como lo informó el año anterior, el titular del organismo fiscalizador.
El hecho es al dejar la posición comodina, los auditores obtienen mayor información y confirman que hay un uso correcto de los recursos y presupuestos del estado y los municipios.
En otro asunto, en la próximas elecciones del primero de julio podrán votar 87 millones de mexicanos, de los cuales el 30 por ciento de la lista nominal son jóvenes milenos, el 48 por ciento son varones y el 52 por ciento son mujeres y la elección presidencial, tendría un costo de 47 mil 620 millones de pesos.
Nada tiene que ver lo anterior con el grupo de productores que bloquearon un cruce internacional en la ciudad fronteriza de Reynosa, reclaman el pago de un adeudo al gobierno federal del orden de los mil 200 millones de pesos, por compensaciones y otros conceptos que datan del 2016.
Mientras que el titular de la Comisión de Atención a Víctimas, Jaime Rochin del Rincón, casi lo sacaron en hombros del palacio federal, no por la inauguración de la primera delegación federal para esos fines, sino para librarlo de los reclamos de los parientes de las víctimas, que han sido ignorados desde el 2010.
Las familias aseguraron que no fueron invitadas, sino que se aparecieron en el acto inaguratorio de la oficina de la delegación por comentario de las redes sociales. Y ante las expresiones de las madres, hermanas y abuelas de los desaparecidos, Rochin se dio a la estampida y ni palabra le dio a la nueva titular María Consuelo Terán Rodríguez.
En representación del gobierno estatal asistió la subsecretaria Gloria Garza, de la Comisión Estatal de Derechos Humanos José Ramiro Roel y Rabindranat Juaarez Mayoquín de la delegación de gobernación.
Mientras que esta semana el presidente de la Unión Ganadero Regional de Tamaulipas Julio Gutiérrez Chapa recibió atendió a Jorge Villafranca presidente de la Asociación Ganadera de Soto La Marina, a ganaderos de El Mante como Manuel Nuñez Vargas, lo mismo que al secretario de la Confederación Nacional Ganadera.

Noticias relacionadas