Cena de Negros

Editoriales 0 5

Marco A. Vázquez – Reclamos

El paro laboral que se registró en parte de la industria maquiladora en Matamoros deja en evidencia la poca información que tienen sindicatos y sector empresarial sobre la estrategia de desarrollo que seguirá el gobierno federal para la frontera.

Los trabajadores exigen un bono y que se les aumenten los salarios a todos mientras los empresarios todavía no entienden que es una obligación Constitucional hacer un aumento a quien gane menos de 176 pesos diarios y de esa manera siguen enfrascados en una lucha que no tiene razón de ser.

Vaya, los obreros no pueden, legalmente, exigir aumento de sueldos  a quienes ya ganen más del monto indicado mientras que los empresarios no deben ni pueden negarse a realizar esa acción aunque piensen que van quebrar o hacer incosteable su actividad en esa región.

Es, desde luego, el gobierno federal el que poca atención puso al caso y permitió que estallara el conflicto laboral que puede alejar inversiones de esa región y, sobre todo, meter más incertidumbre y en problemas a obreros y empresarios porque, de entrada, a los primeros no les dijo que el aumentar el salario mínimo al doble no significaba un aumento al doble de todos los salarios de trabajadores sino hacer justicia a los más desprotegidos y, más concretamente, mera mercadotecnia política al apuntarse como los héroes de los más pobres de la película, aunque está parezca de terror.

A los empresarios que se niegan a hacer justicia a los más desfavorecidos en cuanto a salarios se trata, también se les olvidó que eso no es una petición sino una obligación, que a cambio de ello se estipuló reducir precios de gasolina, gas, electricidad, reducir a la mitad los impuestos como el IVA e ISR, es decir, que mucho del incremento en gasto por salarios lo va a absorber el gobierno al reducirle los costos de operación a las empresas.

Dicen los dueños o representantes de las maquiladoras que con todo y los beneficios fiscales y de otra índole no alcanzarán a cubrir los aumentos salariales, que además tienen miedo para el próximo año, la verdad es que con los ahorros que tendrán será suficiente para amortiguar los gastos y la prueba es que ya muchos de ellos anunciaron que a partir de ya se han aprobado las peticiones de los obreros.

Lo complicado de toda la situación es que los trabajadores de otros sindicatos y de otros municipios de Tamaulipas vayan que querer seguir el ejemplo de lo que sucede en Matamoros para exigir lo que no les corresponde o no les han cumplido o, peor aún, que el gobierno federal no acelere trámites para que los empresarios entiendan que los apoyos son reales y, por lo tanto, no se pondrán en riesgo sus inversiones.

Hoy, por lo pronto, en Matamoros el problema del paro laboral es grave, se corre el riesgo de que los empresarios no cumplan sus compromisos con quienes les compraron sus productos y les quiten contratos pero también de que otras empresas dejen de ver la frontera de México para sus planes de expansión.

Obvio es, los reclamos de muchos obreros son fundados y los otros también tienen algo de razón en exigir porque nadie les explicó de qué se trataba el duplicar el salario mínimo y lo mismo pasa con los empresarios, reclaman o se niegan a hacer ajustes de salarios hasta en tanto no les quede claro que procederá con los ajustes de impuestos, hasta cuándo serán los beneficios ya que la ley fiscal solo se aprobó por un año y temen que en el 2020 los dejen embarcados.

Y de eso le hablaba, de que la generación de nuevos empleos se pone en riesgo ante la incertidumbre que genera la falta de información, los reclamos no deberían de existir pero lamentablemente el decreto de beneficios fiscales no se hizo vía el Congreso para no dejar lugar a las especulaciones sino que lo firmó el presidente, con reglas complicadas y por un periodo muy corto que es lo que tienen a todo mundo inquieto.

En otras cosas…  Por primera vez en la frontera de Tamaulipas y Texas, elementos de la Agencia de Operaciones Especiales del Gobierno del Estado asistieron a un entrenamiento conjunto con oficiales de la Unidad Especial Anticrimen del Condado Starr.

Lo anterior forma parte de la estrategia del Gobierno de Tamaulipas de combate a la inseguridad mediante la coordinación y comunicación permanente con autoridades del sur de Texas.

Los oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública de Tamaulipas y los agentes policiacos del Condado Starr, compartieron técnicas, información y mejores prácticas durante el curso celebrado en Rio Grande City, comunidad que colinda con Ciudad Camargo, Tamaulipas.

Víctor Canales, Fiscal del Condado, explicó que “en el sur de Texas jamás ha sido de ninguna manera este tipo de entrenamiento, es la primera vez que se hace y gracias a la Oficina del Gobernador de Tamaulipas y la Oficina del Condado hemos podido juntar los agentes para que trabajen juntos”.

Por su parte, Arturo Rodríguez, Director de la Agencia de Operaciones Especiales del Gobierno de Tamaulipas, dijo que gracias a estos encuentros se logra fortalecer a ambas corporaciones.

“La idea aquí el intercambio de ideas, el intercambio de tácticas, compartir la información que tenemos tanto nosotros como ellos, y estamos buscando el mismo fin, evitar que la delincuencia se incremente y combatirla”, explicó Rodríguez

Busque en el facebook @CENADeNegros1 y dele Me Gusta además le invito a seguir la cuenta de twitter @gatovaliente y le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas