Humo Blanco

Editoriales 0 26

Clemente Castro González – A ‘cuidarse’ unos a otros

Las elecciones que arrancan en la primera quincena de abril, para renovar la legislatura tamaulipeca, serán de las más disputadas y vigiladas en la historia de los comicios en la entidad.

Ello por lo que significará el resultado de la contienda en cuanto al avance o retroceso de las fuerzas políticas que están en disputa.

Lo que derive traerá efectos para los partidos y, en lo específico, repercutirá en lo que se conoce como gobernabilidad.

Para la administración estatal lo viable e ideal es refrendar su condición mayoritaria en el Congreso local y con eso consolidar el proyecto que perfila rumbo a la sucesión gubernamental.

Y es que de los números que arroje la elección del dos de junio, se podrán plantear escenarios a corto y mediano plazo.

De tal modo que para la cusa panista es fundamental lograr las metas establecidas porque abonarán a su continuidad en el poder.

El caso es que los adversarios traen lo suyo, sobre todo el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), cuyo reto es capitalizar la popularidad del jefe del ejecutivo federal y del propio instituto.

Pero para eso requiere de unidad, luego del desencuentro interno que se evidencia en el estado, entre dos bandos que se disputan el liderazgo, al menos en la coyuntura electoral.

También las estrategias proselitistas contarán y ni que decir del arrastre de candidatos y sus propuestas.

El resto de los partidos y sus abanderados tendrán que mostrarse si en verdad quieren obtener un lugar en legislativo.

Desde luego que entre los que genera expectativa se encuentra el Revolucionario Institucional (PRI). El problema es que los priistas, similar al común de los institutos, solo saben mostrar sus “virtudes” cuando traen la cartera abierta.

Ahí es precisamente en donde pueden darse complicaciones debido a que, desde el Instituto Nacional Electoral (INE), se habla de “piso parejo”, lo que implica una fiscalización escrupulosa de los recursos.

En ese sentido, se revisarán los actos de campaña, objetos propagandísticos que se den, utilización de medios y lo que sean gastos o dádivas.

Por supuesto que los ordenes de gobierno estarán bajo la lupa para que no entreguen beneficios en plenas campañas y hagan coacción a favor de algunos candidatos.

Tendrá que expresarse y hacerse notar la voluntad de las autoridades a fin de que la elección que se avecina sea ejemplar.

Sería muy lamentable que se metiera mano en los comicios, algo que no sería fácil.

Entendemos que unos van a cuidar a otros y que los ciudadanos deberán ser los vigilantes más comprometidos.

Sin salirnos de éste tipo de temas, tenemos que, a juzgar por la aclaración que nos hacen en cuanto a la precandidatura del presidente del Consejo Estatal de MORENA, ANTONIO LEAL DORIA, las cosas se le fueron dando a dicho dirigente.

En principio debido a que, si bien resultó ganador en la aplicación de la encuesta efectuada para definir al abanderado en el distrito 15, Victoria Norte, había la incompatibilidad por ostentar el cargo partidista.

Además, se requería de una fórmula de mujeres para cumplir con la llamada cuota de género y se decidió hacer el ajuste en el distrito en mención.

De manera que LEAL DORIA prácticamente estaba fuera de la aspiración a la candidatura y así lo entendió.

Sin embargo, la persona que fue insaculada para estar en el número dos de la lista Plurinominal resultó inelegible de acuerdo con las convocatoria del instituto político por lo que se decidió colocar en ese lugar a LEAL DORIA.

Visto así, al guía partidista se le fueron acomodando las cosas, lo que no dependió de él sino de las necesidades de su organismo.

Es decir, “aiga sido, como aiga sido”, el morenista fue proyectado a un lugar en el que asegura su llegada a la cámara de diputados.

Alguien que vuelve por “sus fueros” en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) es el ex delegado de la SEMARNAT en la entidad, JESÚS GONZÁLEZ MACÍAS.

Sucede que éste personaje va por el distrito 22 con cabecera en Tampico pero igual logró colocarse en el numero uno de la lista de prospectos a diputados al Congreso local.

Para que no quede duda de quien es la franquicia verde.

AL CIERRE

Los que de plano se revelaron ante la falta de pago pese a que prestaron sus servicios en el programa de Escuelas de Tiempo Completo fueron 18 profesores de la primaria Victoria de la zona sexta sector 10, en la capital tamaulipeca.

Aún con esta determinación por parte de los profesores el director del plantel, ARTURO CASTILLO GUEVARA, emitió un comunicado a las padres de familia para asegurarles que la escuela se organizaría para con el personal que no pertenecía al programa para dar la atención a los alumnos.

Bien por el directivo al no quedarse cruzado de brazos pero, sin lugar a dudas, la mejor solución es que les paguen lo que les deben a los maestros.

Ahí les hablan a los jerarcas de la Sección 30 del Sindicato Nacional de la Educación (SNTE) y de las secretarías de Educación Pública (SEP) y de Educación en Tamaulipas (SET).

En calidad de mientras el ex titular de la secretaría en la entidad, HÉCTOR ESCOBAR SALAZAR, se reporta listo para ir a la contienda por una diputación local, en uno de los distritos de su natal Matamoros.

A lo mejor estamos hablando de asuntos distintos.

Noticias relacionadas