Humo Blanco

Editoriales 0 20

Clemente Castro González – Se perfilan tres

A la mitad del tiempo de duración de las campañas, que deben finalizar el 29 de mayo, los abanderados que mejor proselitismo hacen, con sus “asegunes”, son los abanderados del Partido Acción Nacional (PAN), Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) y Revolucionario Institucional (PRI).

De ahí que sean los prospectos de éstos institutos los más competitivos y, por tanto, los que tienen mayores posibilidades de ganar.

Ello no es algo fortuito en tanto que se trata de organismos que saben lo que es detentar poder y su arraigo esta presente en segmentos sociales a la par con que manejan estructuras partidistas de base.

Y ni que decir de los liderazgos políticos que tienen, los cuales gozan de determinada “fama pública” que les permite influir en el electorado.

Hay quienes insisten en que la lucha por la mayoría en el Congreso local es entre el PAN y MORENA.

Por supuesto que eso suena lógico si nos atenemos a que el primero es gobierno en la entidad y el segundo acaba de estrenarse en el ejecutivo federal y detenta la mayoría de legisladores en las cámaras de Diputados y de Senadores.

Recodemos que en el estado, los panistas cuenta con mayoría en la legislatura y en las 43 alcaldías en tanto que, en las elecciones anteriores, pasaron de 22 a 31.

Pero no puede soslayarse la presencia morenista, que sumó cinco presidencias municipales, dos de estas de las consideradas grandes (Matamoros y Madero). Aunado a que considerable número de ciudadanos, de urbes densamente pobladas, se sumaron al proyecto que lidera ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

El punto es, según dicen los especialistas, que los buenos gobiernos dan votos y eso es parte de lo que se deberá constatar en los hechos.

Con relación al PRI, su presencia se nota en el Congreso tamaulipeco en donde es la segunda fuerza política y, además, sus cuadros dirigen seis ayuntamientos.

El añadido es que los personajes que “mueven” la cúpula tricolor, a nivel nacional, son los que están amarrados a grupos de interés, económicos y políticos (incluye gobernadores y ex mandatarios).

Lo anterior se baja a territorio en la entidad y se constituye en un soporte de utilidad para los contendientes por las siglas del tricolor.

Desde luego que los candidatos traen su perfil, arraigo, recursos, propuestas y un estilo de de campaña.

Muestra de lo que le señalábamos al principio se observa en el distrito 14, con cabecera en Victoria, en el cual los adelantados son PILAR GÓMEZ LEAL, NORA HILDA DE LOS REYES VÁZQUEZ y ALEJANDRO ETIENNE LLANO del PAN, MORENA y PRI, en forma respectiva.

Lo que se dice es que cualquiera de esa tripleta puede alzarse con la Victoria.

Algo similar sucede en el distrito 15 en donde IRMA SÁENZ LARA de MORENA, OFELIA GARZA PINEDA del PRI y ARTURO SOTO ALEMÁN del PAN, puntean.

Incluso se menciona que, al fin de cuentas, lo más sobresalientes son el panista y la morenista, por lo que podría haber “voto útil”.

Bueno, pues tales esquemas se reproducen en los 22 distritos, en tanto que los candidatos de el resto de los partidos no pintan lo suficiente y no tanto porque sean malos prospectos sino por el peso específico de las vertientes de poder a las que aludimos.

Se duda que el Movimiento Ciudadano (MC) pueda alcanzar una diputación de Mayoría Relativa e igual el Verde Ecologista de México (PVEM). Menos posibilidad se les ve a los de los Partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT).

RULETA

Me parece un acierto que los contrarios al jefe del ejecutivo federal, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, salgan a la calle a manifestarse contra lo que consideran acciones erráticas de gobierno.

Sucede que para profundizar en el ejercicio de la democracia se requiere mostrarse de manera pública y libre, para señalar con lo que no se esta de acuerdo.

Lo que ahora pasa no puede entenderse sin gobiernos de la alternancia, luego de que el PRI mantuvo un control, desde sus administraciones, hacia los opositores.

El propio VICENTE FOX QUESADA y en menor medida FELIPE CALDERÓN HINOJOSA, contribuyeron a oxigenar más a la sociedad para que reaccionara ante las injusticias. Aunque la lucha por la democracia trae historia.

Lo grave es que manejaron maneras similares de control a las de las gestiones del tricolor y eso incluyó sus aparatos de espionaje, control y represión.

Por supuesto que no estuvieron a la altura del combate a la corrupción y hasta la promovieron, voluntaria o “involuntariamente” que, al fin de cuentas es lo mismo.

En sí no es criticable que segmentos de clase media o alta hagan sentirse y escucharse en la condición que les asiste de ser mexicanos. Lamentable para las libertades sino lo hicieran.

Algo que se baja el cero y no contiene, pese a que están en su derecho de expresarse, es que pidan la renuncia del presidente.

Ni modo que no tengan claro que, hasta ahora en México, solo se accede al poder por la vía de las urnas.

Igual hay que exigir que se castigue a los políticos que utilizaron el cargo para enriquecerse, junto a su parentela. Y entre los que deben ser enjuiciados se encuentra, en primer término, el ex presidente, VICENTE FOX QUESADA.

Tampoco pueden olvidarse a priistas, de la talla de ENRIQUE PEÑA NIETO.

Se entiende lo de la “amnistía” de LÓPEZ OBRADOR, en relación a lo que comentamos, en el afán de llevar la fiesta en paz, pero ya se vio que con eso, al paso de los meses, les dio alas a cínicos y desvergonzados.

Noticias relacionadas