Cena de Negros

Editoriales 0 22

Marco A. Vázquez – No es una tragedia

Toda una tragedia la política tamaulipeca, rompe amistades, compadrazgos y hasta divide familias que se creen el cuento chino de que quienes se disfrazan de políticos realmente odian los colores de sus presuntos adversarios.

Pasará el 2 de junio, el día de la elección de los nuevos Diputados, y apenas se hagan oficiales los resultados, o antes, usted verá como departen con singular alegría los coordinadores de campaña de cada uno de los partidos, los dirigentes de los mismos, los candidatos que se supone se odian con odio jarocho y, para desgracia suya, la pena o las ofensas que se hizo con sus hermanos o amigos no se limarán con esa facilidad, lo suyo causará daño permanente de relaciones que, quiera o no, van a durar toda la vida.

Le digo esto porque lo hemos visto como costumbre en la política, ellos, los que están en los niveles altos de la misma, al final negocian, platican, acuerdan y los jodidos, los que realmente quedamos divididos, somos los del pueblo que les creemos que son de verdad y hasta se nos olvidan sus historias mientras andan en campaña.

Lo descrito no es para que le baje a su pasión por la política, no, solo es para que guarde la calma y entienda que vienen los ochos días más difíciles de la misma, el tiempo en que cada partido y cada candidato llama a cerrar sus filas a los ciudadanos y les hacen creer que quienes no están con ellos están en contra lo que significa que tienen que arriesgar y sacrificar lo que sea necesario para que ellos triunfen aunque luego regresen a ser lo que han sido siempre.

Le invito, por supuesto, a que defienda sus ideas, sus ideales, a su candidato o candidata, que exponga ante quienes conoce todo lo bueno del los mismos pero, no se cierre, entienda que los demás también piensan, que son libres, es más, que pueden creer todo lo contrario a lo que usted tiene como verdad y eso no los hace malos o enemigos, nomás nos hace humanos que vemos a través de diferentes cristales.

Mire, constantemente monitoreando las redes sociales me da la impresión de que Tamaulipas se incendia, que la lucha electoral es ríspida y constante, que de ser hoy las elecciones las urnas estarían llenas de ciudadanos ávidos de venganza, en el peor de los casos, o de sufragar por sus partidos políticos en el mejor de los mismos, no se ve un punto medio, ni mucha tolerancia, menos ganas de cambiar o frenar instintos pero eso es ficticio o por lo menos así lo perciben los que participan en las campañas.

Las redes sociales son una cosa que se crea con dinero, se paga publicidad para golpear al enemigo o ensalzar a sus candidatos aunque sea con mentiras y por eso se infla la percepción del ciudadanos pero en los partidos y analistas políticos hay otra visión, por muchas razones, por ejemplo, existen candidatas y candidatos que no han hecho más de dos eventos de campaña, que no han realizado ni una sola caminata en las colonias o ejidos de sus distritos y le hablo de aspirantes al congreso abanderados por el PRI o Morena organismos políticos que no son pequeños, que incluso tienen posibilidades de ganar y siempre tendrán, según su propia militancia, oportunidad de triunfar en una elección.

Quizá por ello algunos analistas políticos no esperan una votación copiosa, consideran que el abstencionismo será alto lo que para algunos partidos es realmente una tragedia, más para los que carecen de estructura electoral con la cual motivar que sus seguidores vayan a las urnas.

Y no solo los políticos ven triste el panorama para el próximo domingo, ayer el Obispo de Victoria, Antonio González Sánchez,  palabras más palabras menos, después de hacer un llamado a votar dijo que tristemente no se ve que las campañas hayan prendido en el electorado, que incluso muchos candidatos en lugar de motivar el voto provocaron que la gente se aleje de la política porque hablan mal de los partidos políticos en los que militaron antes lo que “hace que los políticos pierdan credibilidad ante el ciudadano”.

La realidad es que si hay un alto nivel de abstencionismo no será ninguna tragedia tomando en cuenta que es el acto más honesto de los ciudadanos contra los partidos políticos y candidatos a los que con esa acción les dicen que les rechazan y con todas sus letras, les dejan claro que no valen ni un voto.

Existen quienes afirman que quien no vota no puede exigir, esto es lo más falso de todo, el pueblo no mantiene candidatos pero si le paga a sus autoridades y, en ese sentido, tiene todo el derecho de exigirles haya votado o no, los haya elegido o no.

A que vamos, pues a que definitivamente no será una tragedia si la gente sale a votar o no, lo que realmente no podría soportar Tamaulipas es que otra vez nos quedemos callados nomás viendo que hacen los ahora candidatos o candidatas cuando ya sean legisladores, eso si ya no nos lo podemos permitir…

Ponga en el buscador de facebook @CENADeNegros1, le agradeceré que me regale un Me Gusta y también nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas