“Alondrita de la Parra” triunfa con la orquesta infantil

Portada 0 254

Por Roberto Aguilar/Foto Roberto Iván Aguilar

Ciudad Victoria.- La energía de la niña Oxana Thaili Morales Esquivel no solo la descarga con su batuta, cuando dirige la Orquesta Infantil del Jardín de Niños Horacio Terán, sino que también destaca en atletismo y le encanta jugar fútbol.

“No solo destaca en la orquesta, Oxana también es campeona en atletismo y es muy buena para jugar fútbol”, así la describió la maestra Vanessa Higuera, al recibir al reportero en el plantel escolar.

A unos días de que la Orquesta Infantil saltó a la fama, al volverse virales unos videos en los cuales interpretan con mucha energía y alegría temas como “La Banda Dominguera” y “El Manicero”, El Universal visitó el Jardín de Niños, el cual se ubica en la colonia Horacio Terán, al sur de la capital de Tamaulipas.

Los niños son la sensación en las redes y en dicho sector, como lo indicaron unas señoras en la plaza de la colonia, “allá es el Kinder, que bueno que ya son famosos, contagian con su alegría”, expresó la señora Tere, vecina del plantel.

El Jardín de Niños es dirigido por la profesora Herlinda Isabel Hernández Martínez, con un total de 146 alumnos, cuenta con 6 aulas, una Biblioteca, el aula de música, imparten Informática y forma parte del programa de Escuelas de Tiempo Completo.

En el aula de música, el profesor Abraham Gómez Quintana ofreció la entrevista. Por su extrema seriedad, a primera vista nadie podría imaginar que gracias a sus enseñanzas un grupo de niños es la sensación en las redes sociales. Incluso, a manera de broma, la maestra Vanessa comentó, “usted ve al profe Abraham y se pregunta ¿de donde saca el ritmo?”.

El profesor relató que lleva la música en la sangre, ya que forma parte del grupo musical Los Gómez de Güémez, que tiene 48 años de haber sido creado.

“Empecé a tocar el acordeón a la edad de los 7 años. Me fuí desarrollando en la música popular, norteña; ya después cuando tenía 15 años me dio por tocar el teclado”, recordó.

También es compositor, uno de sus temas con mayor auge regional es un huapango que se llama “Arriba Güémez”.

En su familia todos son músicos, “los tres hermanos mayores y mi papá fueron quienes comenzaron el grupo musical. La hermana más chiquita es quien canta ahora con nosotros”, expresó.

¿Cómo surge este concepto de la Orquesta Infantil?

“Cuando yo llegué aquí hace 24 años, la maestra Blanca Obregón Fuentes me apoyó. Cuatro años me la pasé dando clases normales de 9 a 12, clases de música infantil. Luego la maestra me dijo oye Abraham vamos formando una orquesta y pues le digo, vamos a formar la orquesta”.

La fundación de la orquesta fue hace 20 años. Empezó a ver a los niños que tenían más noción por la música. Les hizo pruebas con música, “agarramos el pandero, la clave, que sintieran la música, el tiempo. A partir de entonces cada año armo una orquesta, los sigo rolando y ellos mismos contagian a los demás”.

-En todo este tiempo, ¿cuál ha sido la mayor satisfacción que usted ve del desarrollo de los niños con la música?

“La satisfacción mía es que ellos logran el trabajo que yo les enseño.
Yo me siento satisfecho en que ellos tocan, cantan, bailen, que transmitan lo que sienten con la música. Yo les digo, cuando estén tocando sientan la música, porque eso se lo van a transmitir a la gente”.

-¿Usted se imaginaba el éxito que han tenido en las redes sociales?

“No. No. Esto fue una sorpresa muy grande para mí y para todos los maestros. Yo no esperaba que fuera a llegar a tanto, pero bueno se dio, se dio. Gracias a Dios y gracias a ustedes los medios, así como al talento de los niños, que fue lo que contribuyó a lo que está sucediendo”.

La forma en que fue seleccionada la pequeña Oxana la explicó el propio Gómez: “Cuando se forma la orquesta, dura un mes y medio o dos meses sin tener ningún director. Checo a cada uno para ver quien mejor lo puede hacer. Y a veces, la que es más líder, que mueve a los demás entonces ahí tomo la decisión, entonces ahí fue como seleccioné a Oxana”.

Afirmó que le ha dado excelentes resultados con su forma de trabajar con los alumnos. “Ella mueve a los demás. Les marca lo que yo les digo, solo esperando mis indicaciones para transmitirles.
Es una niña muy lista, trae talento natural”.

La describe como una niña muy tranquilita, “pero al igual que muchos otros niños, ya cuando están aquí se dejan caer en la actuación. Son muy alegres”.

¿Está enterado que Alondra de la Parra podría invitarla a un concierto en Monterrey?

“Todavía no estoy informado. De confirmarse la invitación sería un logro muy grande, es algo que no esperábamos”.

Después de la entrevista los niños mostraron la forma en que interpretan los alegres temas musicales. La orquesta está integrada por 43 niños, dos de primer grado, los demás son de segundo y tercero. Tocan claves, panderos, maracas, palos de lluvia, batería, “la niña de la orquesta además de dirigir marca las entradas haciendo sonar la cortina China”, comentó el profesor.

Aunque todos los niños brillan por su energía y forma de bailar, destacaron María Luisa, porque es la más chiquita, con 4 años de edad, y toca las claves; Mateo Morales Lara, de 5 años, a quien le gusta mucho bailar y tocar el Mariachi Loco; y Mía Nohemí Medina Acuña, de 6 años de edad. A ella le encanta tocar la batería. Incluso dice que tiene una en su casa. De las clases le gusta, “que juguemos al trenecito y el tema La Macarena”.

OXANA: “TAMBIEN ME GUSTA TOCAR LA BATERIA”

Pero quien se pinta aparte y, literalmente, lleva la batuta es Oxana Thaili, quien tiene 6 años de edad.

La pequeña vive en el rancho San Lorenzo, ubicado en el ejido Boca de Juan Capitán, a 15 kilómetros de Ciudad Victoria.

A pesar de la fama de la niña, en su comunidad ni siquiera están empapados de quien es la directora de orquesta internacional Alondra de la Parra, con quien han comparado en las redes sociales a la niña.

Luego de verla abrir y cerrar frenéticamente los brazos, así como bailar y cantar, Oxana comentó en entrevista que, algunos la llaman Güera y otros Thaili.

“Tengo dos años tocando. También me gusta tocar la batería, las maracas, los platillos y soy directora”, comentó con timidez, además de enviar saludos a sus hermanos Ale, Lalo y Lupita. También a su mamá Aydé Esquivel y a su papá Eleazar Morales.

Al preguntarle qué significa su fuerte movimiento de brazos, explicó que, “eso significa que tienen que hacerlo todos”.

¿Qué te gustaría ser de grande?
“Maestra de escuela”.

Con visible emoción, Aydé Esquivel, mamá de Oxana, recordó que desde muy pequeña a su hija la notaban diferente a los demás niños, “es muy lista, cualquier actividad que le pongan ella lo hace sin ningún problema”.

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Síguenos por Twitter

Facebook