Cena de Negros

Editoriales 0 34

Marco A. Vázquez – Tamaulipas, sucursal del paraíso, dicen

El gobierno federal a través del Secretariado Ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad Pública dio a conocer sus cifras en cuanto a delitos cometidos en el primer semestre del año, según esta dependencia que está bajo el mando de Andrés Manuel López Obrador en Tamaulipas disminuyó el delito de homicidio en forma considerable, un 29 por ciento para ser exactos, también se redujeron las denuncias de secuestro, bajaron los robos de vehículos e igual comportamiento tuvieron los robos a casa habitación, en general todos los delitos bajaron en el Estado.

Los números de Tamaulipas se hacen más atractivos cuando se compara a nuestro Estado con Nuevo León, allá con los regios, que hasta se atrevieron a poner “una alerta a sus ciudadanos para que no vengan al peligro”, los homicidios subieron un 70 por ciento y todos los delitos se les fueron a la alza en porcentajes graves.

Una organización no gubernamental denominada Semáforo Delictivo igual presentó el informe del Secretariado Ejecutivo del Consejo Nacional de Seguridad Pública e hizo un análisis propio de ese comportamiento delincuencial nacional, dijeron que Tamaulipas avanzó como solo otras tres Entidades más, nos premió con un “Semáforo en Verde” que significa mejorar más que todos y reconocieron los avances en materia de seguridad pública.

Mire, si los datos se hubiesen desprendido del gobierno estatal le juro que se estarían muriendo de risa los malquerientes del gobernador, es más, estarían crucificando a Francisco García Cabeza de Vaca con toda esa serie de calificativos que se acostumbran.

Es claro que los datos son reales, el gobierno federal quizá es de los menos interesados en que un gobierno panista destaque en lo que han promedito ellos  no han podido cumplir, en reducir la violencia, brindarle seguridad y confianza a los ciudadanos y, por tanto, son números fríos que, aun cuando se festinen en el Estado, no son para echar la campanas al vuelo ni para vanagloriarse.

Le hablo pues, de que con todo y que la reducción de delitos de alto impacto sean verdaderos no significa que ya estamos bien y menos que los logros son permanentes.

Es aplaudible, desde luego, que se avance en el tema, los tamaulipecos ya merecemos vivir en paz, salir de esa zozobra de ver a nuestros hijos crecer en medio de las balas, los secuestros, las ejecuciones, por eso hay que reconocer el trabajo y alentar a que se siga haciendo.

Le insisto, no estamos como merecemos, le puedo decir incluso que nos falta mucho para ello pero igual son días de ponernos la camiseta, de hablar bien de lo nuestro, de resaltar esos números como un logro del gobierno estatal, del gobierno federal también, de la sociedad misma.

En resumen, tenemos que cacarear el huevo de que se avanza en seguridad porque son esos números, precisamente, los que atraen inversiones, los que provocan que los dinerosos se aventuren a hacer negocios, crear empresas, generar empleos lo que en automático se refleja en oportunidades para los nuestros y entre más ocupados estén nuestros muchachos menos ganas o tentaciones de probar drogas o delinquir tendrán, porque estarán bien y sí, eso es en beneficio de nosotros, de los nuestros.

Es cierto, Tamaulipas atraviesa una buena racha con sus asegunes por violencia que se ha registrado en Reynosa y Victoria, los números no dejan duda de que se han hecho las cosas bien por el gobierno de Francisco García Cabeza de Vaca, incluso por lo que le podría tocar al gobierno federal que también es mucho, pero no debemos bajar la guardia, al contrario, hay que se seguir presionando o alentando a los gobiernos para que sigan trabajando en la misma frecuencia.

Tamaulipas, sucursal del paraíso, dicen los números del gobierno de Andrés Manuel y los análisis de organismos no gubernamentales, yo creo que solo vamos bien, que debemos cacarear ese huevo, exhibir los números con quien se pueda porque nos convienen por donde los veamos, pero sin caer en el triunfalismo, sin tragarnos esos cuentos de que ya ganamos la batalla a la delincuencia porque además la percepción ciudadana no da para eso, la gente, cualquier que usted le pregunte, todavía espera mucho más y es sobre de eso en lo que se ha de trabajar para que no solo seamos más seguros sino también que se sienta y beneficie ese nuevo estatus.

En otras cosas… Científicos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) realizan estudios para medir el impacto de especies exóticas invasoras en Tamaulipas, de las cuales, no se tienen cuantificados los daños que pueden llegar a ocasionar al entorno y a otras especies nativas.

En particular, el Dr. Leroy Soria Díaz, investigador del Instituto de Ecología Aplicada (IEA) de la UAT, describió el caso del “wapití” o ciervo canadiense (Cervus canadensis), que fue introducido al estado a través de Unidades de Manejo y Aprovechamiento Sustentable (UMAs), y que a la fecha se ha detectado en vida libre.

 “Fue introducido en Tamaulipas con fines de aprovechamiento, sin embargo la SEMARNAT dicta que se deben de cumplir ciertas leyes para poderlos tener, pero no sucede, porque se han visto muchos registros de que andan en el ambiente natural”, indicó.

Refirió que la misma problemática sucede con “el ciervo rojo europeo”, que también ha sido introducido con las mismas características, “se encontró uno muerto en Reynosa, que estaba completamente en vida libre”.

 “Las especies exóticas invasoras se encuentran entre las principales causas de pérdida de la biodiversidad. A nivel mundial se sabe que estás especies invasoras han contribuido a la extinción del 40% de las especies de animales terrestres y en las especies acuáticas asciende al 50%”.

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus ordenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas