Humo Blanco

Editoriales 0 37

Clemente Castro González – Derecho a pataleo

ULISES RUIZ ORTIZ, el que fuera hombre de “horca y cuchillo” en el tiempo en que estuvo de gobernador de Oaxaca, ahora se presenta en el país en calidad de impulsor de la democracia en su partido, el Revolucionario Institucional (PRI).

Para ello utiliza la competencia interna que derivará en la renovación de la dirigencia priista, pese a que la Comisión Nacional de Procesos Internos le negó la inscripción como candidato por no reunir los requisitos establecidos en una convocatoria, a la que ULISES cataloga de amañada.

El caso es que el oaxaqueño estuvo éste jueves en Victoria, acompañado de su “fórmula”, CORAL VALENCIA, a fin de dar una rueda de prensa con el propósito de fijar su postura frente a la dirigencia nacional del PRI.

Y en efecto, parte de su intervención la dedico a criticar la contienda tricolor a la que califica de inequitativa y una especie de farsa en donde esta presente el dedazo y la cargada a favor de ALEJANDRO MORENO CÁRDENAS.

RUIZ ORTÍZ coincide con INONNE ORTEGA PACHECO, en el sentido de que el piso no esta parejo y que se impone la línea trazada por quienes manejan el tricolor.

Además, sacan a relucir que el presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, maniobra para que gane “Alito” y así tener un PRI a su favor.

En lo particular, ULISES asegura que LÓPEZ OBRADOR tiene metida no solo la mano sino el cuerpo en las elecciones del PRI.

Por supuesto que es un decir, en tanto que el denunciante no aporta nada que le de sustento a su afirmación y más bien se basa en lo que, en otro momento y cuando eran gobierno, ellos hacían con el conjunto de los partidos políticos.

La maniobra de control no solo se daba desde la presidencia, sino que los mandatarios en las entidades se esmeraban por penetrar los partidos disque opositores para marcarles línea.

Seguramente cuando fue jefe del ejecutivo estatal, ULISES actúo de manera ventajosa para hacerse del control político.

En cuanto a LÓPEZ OBRADOR y su presunta injerencia en el PRI es cuestionable la versión porque no vemos que se meta ni en lo de su partido, el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para establecer orden.

Podría ser que no se estuviera dando el esquema que aplicaba en otro tiempo, en donde, dese la presidencia se marcaba la línea y cuidado con que alguien se saliera del “huacal”.

Pero los denunciantes sobre la intervención presidencial merecen el beneficio de la duda y hará que estar atentos para observar si hay indicios de lo que aseguran ULISES e IVONNE.

Da la impresión de que se anima una cruzada más en contra del jefe del ejecutivo dado que esta tocando fuertes intereses a los que los personajes en mención pueden no ser ajenos.

Porque “blancas palomitas” no lo son ni el oaxaqueño, ni la yucateca y mucho menos en campechano.

Lo que puede continuar es la debacle en el tricolor si sale debilitado y dividido de la presente elección.

El 2021, en las elecciones intermedias, será la prueba de fuego para el instituto y los que lo manejan.

A lo mejor los “democratizadores” del PRI lo que quieren es que les aseguren un pedacito del pequeño pastel que aún conservan en tanto que cuentan con gubernaturas, diputados locales, alcaldes, al igual que senadores y diputados federales.

Tal vez los actuales críticos, en el corto plazo, puedan regresar a un cargo de elección popular, amparados por las siglas de su partido y todos felices y contentos.

Lo interesante es que la militancia abra los ojos y entiendan que un instituto tiene sus fortaleza en las bases y de ahí deberían salir las decisiones de peso.

En calidad de mientras la lideresa, YAHLEEL ABDALA CARMONA, esta entregada a la causa de MORENO CÁRDENAS y hace sus amarres desde el comité ejecutivo estatal del tricolor en la entidad.

Al menos en eso podrá entregar buenas cuentas en tanto que su estancia al frente del PRI tamaulipeco trae el sello del fracaso. Con la aclaración que eso aplica a su partido y no a ella.

Desde luego que a la dama, sus compañeros priistas le ayudaron a construir la derrota en las elecciones pasadas. De modo que la responsabilidad de la catástrofe electoral debe ser compartida.

¿Mal de muchos?…

AL CIERRE

Desde la Secretaría de Educación Pública (SEP), JOSÉ MANUEL FLORES VILLARREAL, precisa que su labor en la dependencia. en materia de comunicación social, se orienta a bajar información sobre las actividades que se llevan a cabo y deben conocerse en los estados de la República.

Se entiende que se trata de una estrategia para no dejar a la deriva lo que se hace desde la SEP y que se concretan en las entidades. Por ejemplo, la entrega de becas.

Noticias relacionadas