Libre Expresión

Editoriales 0 8

Martha Isabel Alvarado – En la 4-T, puras carcachas

.-¿Austeridad, pa’ taparle el ojo al macho?

.-Secretarios de AMLO, en coches ‘viejitos’ 

.-Súper delegados, con finta de ‘amolados’  

.-Legislador de Morena contra ‘Ley Garrote’

¿Será verdad o será mentira, lo de la austeridad republicana que pregona el gobierno de la ‘Cuarta Transformación’ encabezado por ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR?.

Vaya que nos sorprendimos, al revisar la lista de vehículos que declararon Secretarios de Estado y funcionarios de primer nivel de AMLO, así como los súper delegados de los 32 estados del país, al hacer pública su Situación Patrimonial en el arranque del sexenio.

Resulta, que el único que tiene un carro nuevo, modelo 2019, es el Consejero Jurídico de la Presidencia, JULIO SCHERER IBARRA. Estamos hablando de un Volkswagen Teramont, valuado en 859 mil 990 pesos. 

De ahí en fuera, otro poseedor de un vehículo reciente, en este caso modelo 2018, es el ex Director del IMSS, y actual Senador de la República por Morena, GERMÁN MARTÍNEZ CÁZARES, con un Ford Escape valuado en 330 mil pesos. 

El Jefe de la Oficina de la Presidencia, el magnate ALFONSO ROMO GARZA, declaró ser propietario de una camioneta ‘viejita’, en este caso una Land Rover SUV 2017, cuyo costo de 3 millones 972 mil 658 pesos, dejaría en claro que se trata de un vehículo “fifí”. 

De los más ‘austeros’ (con todo y que no hace mucho quedó evidenciado como propietario de un departamento en Nueva York), el Secretario de Comunicaciones y Transportes, JAVIER JIMÉNEZ ESPRIÚ, declaró un Toyota Camry 2003, con valor de 90 mil pesos.

A juzgar por su costo, podría decirse que posee mejor coche que el titular de la SCT, la Secretaria del Trabajo, LUISA MARÍA ALCALDE, que es la más joven del gabinete presidencial, con 31 años de edad, propietaria de un Honda Fit 2014, valuado en 200 mil pesos. 

Mucho se comenta que los diputados federales y los Senadores ganan muy bien, y aunque ella ya fue las dos cosas, la hoy Secretaria de Energía ROCÍO NAHLE, se vio muy ‘austera’ al declarar sólo una Nissan Xtrail 2016, cuyo costo es de 312 mil 300 pesos.

¿Será real que los Secretarios del gabinete de AMLO prefieren los carros ‘viejitos’, que los nuevos y lujosos, o sólo lo plantearon así en sus Declaraciones Patrimoniales “para taparle el ojo al macho” y estar ad hoc con la ‘austeridad republicana?. No hay que perder de vista que el Jetta blanco de AMLO, es modelo 2003. 

El polémico ex súper delegado del gobierno federal en Baja California, hoy gobernador electo de aquel estado, emanado de Morena, JAIME BONILLA VALDEZ, declaró ser propietario de una Chevrolet Suburban del 2015, con un costo de 792 mil 700 pesos. 

No hay que olvidar que Bonilla Valdez es un hombre acaudalado, que fue dueño del equipo de béisbol “Potros de Tijuana”, y como tal le fue decretada una expulsión de por vida de la Liga del Pacífico, presuntamente por “arreglar” partidos en la temporada 1987-1988 en que “le ganó” el campeonato a las “Águilas de Mexicali”. 

¿O sea que este señor todo lo quiere “arreglar” a billetazos?. No hay que extrañarse entonces de los millones de dólares que se supone fueron a parar a las manos de los diputados del Congreso de Baja California, que aprobaron la ‘extensión’ de su Mandato de 2 a 5 años. 

Diríase, que tiene más ‘lana’ que Bonilla el súper delegado de Tamaulipas, JOSÉ RAMÓN GÓMEZ LEAL, que declaró ser dueño, no de uno, sino de dos vehículos: Un Nissan Kicks 2017 de 325 mil pesos y una Nissan Armada 2017, cuyo costo es de 896 mil 551 pesos. 

Por otro lado, una efeméride importante de esta semana, estaría relacionada con el 30 de julio de 1988, fecha en que ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR renunció al PRI, y se postuló como candidato a gobernador de Tabasco por el Frente Cardenista de Reconstrucción Nacional, emprendiendo una larga batalla, encabezando bloqueos de carreteras y la toma de pozos petroleros que a la postre lo posicionaron como un luchador social. 

Vaya ironía, que contra ese tipo de conductas que tanta rentabilidad política le dieron a AMLO, surja hoy, en Tabasco precisamente, la famosa “Ley Garrote”, que conjura las manifestaciones de protesta. 

Uno de los primeros en manifestarse en contra de dicha ‘ley’, fue el Senador suplente de Morena, ALEJANDRO ROJAS DÍAZ DURÁN, quien por cierto “se lució” durante su reciente estancia en Reynosa, ya que en la conferencia de prensa que ofreció en céntrico restaurante, hasta cabrito les invitó de almorzar a los reporteros. 

En cambio, en la conferencia de prensa a la que convocó en Reynosa la ex gobernadora de Yucatán y aspirante a la dirigencia nacional del PRI, IVONNE ORTEGA, en la mesa pusieron unos cuantos platitos con galletas choco-chips y café para la raza.  

CONTRAFUEGO: Con ‘los rojos’ la jodencia es real, y no la presumen. 

Hasta la próxima. 

Noticias relacionadas