Campanario

Editoriales 0 46

Martín Sánchez Treviño – La cuestión migratoria y el respeto a la autonomía

El pronunciamiento del gobernador tamaulipeco Francisco García Cabeza de Vaca pudiera entenderse con ligereza y calificarse como una actitud de rebeldía, sin embargo, sus pronunciamientos sobre la política migratoria y los riesgos que las acciones de la federación, son únicamente recuperar y respetar el Pacto Federal de la autonomía de los estados de la república que dio origen a la nación mexicana.

En su contenido muestra que su origen fronterizo, quizá por ello su perspectiva es diferente a la de otros gobernadores de entidades no fronterizas. Ya que es en la frontera, donde se agudiza la problemática migratoria, porque es la última trinchera de los que van y de los que retienen.

Asimismo con ex alcalde fronterizo y hoy como gobernador de una entidad con 320 kilómetros de frontera reafirma que Tamaulipas no será no permitirá la instalación de centros de detención ni hacinamiento de los migrantes centroamericanos. Subraya de igual manera que esta entidad no será campo de concentración, como lo refirió en su momento.

Ya que desde meses anteriores dio su negativa a separar las familias de migrantes, ya que además instituciones con el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia carece de facultades, para atender adopciones de personas en esas circunstancias.

También, en su momento dejo en claro los riesgos que representa utilizar la guardia nacional para la contención migratoria, por el costo social y las potenciales violaciones a los derechos humanos.

Los gobernadores emanados de Acción Nacional y que son parte de la Conferencia Nacional de Gobernadores indicaron que se requiere una atención integral a las personas en tránsito por territorio mexicano.

En este sentido la misiva del gobernador tamaulipeco al subsecretario Alejandro Encinas que su preocupación es que los migrantes son víctimas de extorsión y del abandono de las autoridades federales.

Por lo mismo se opuso desde que el gobierno federal asumió la responsabilidad de atender a los extranjeros, para evitar que esta entidad se convierta en campo de concentración y hacinamiento.

La expresión pudiera figurar una actitud de repudio, pero en realidad adopta una actitud proteccionista y preventiva de hechos que pudiera desencadenar la construcción de un muro invisible, como el mismo lo señala en su misiva.

Y remata en su misiva, qué con la regla jurídica de contención migratoria, bajo ninguna circunstancia puede estar por encima de la soberanía de los estados. Es decir, los estados no se pueden obligar a realizar acciones cuando estas no están dentro del marco de los principios de la república.

El posicionamiento del gobernante tamaulipeco fue respaldo por los gobernadores del Partido Acción Nacional, quienes además demandaron acciones integrales para atender el fenómeno migratorio.

Por otra parte, los legisladores locales aprobaron reformas a la ley de cultura física, para prevenir a la población e esta entidad de adicciones, la iniciativa fue promovida por la diputada Teresa Aguilar Gutiérrez.

También se aprobó un exhorto del Congreso de Tamaulipas al Jefe del Ejecutivo Federal para que se fomente la creación de actividades laborales para personas con alguna discapacidad. El exhorto lo promovió Glafiro Salinas Mendiola, Presidente de la Junta de Coordinación Política del Poder Legislativo.

Noticias relacionadas