Campanario

Editoriales 0 32

Martín Sánchez Treviño – ¿Los Siervos de la Nación, un nuevo partido?

Siguen las bajas en el PRI, Ivon Ortega al ex gobernadora de Yucatán renuncio al tricolor luego que fue derrotada en l proceso interno del domingo anterior. Y seguirán las renuncias a nivel nacional. Por lo que respecta a Tamaulipas el eterno aspirante a la gubernatura se ve firme y va por la dirigencia estatal para estar listo para el 2022 cuando se renueve la gubernatura tamaulipeca, veremos si a Enrique Cárdenas del Avellano le alcanza para reconstruir el partido que no ha dejado satisfecha a la familia Cárdenas del Avellano en los últimos procesos electorales.

Lo nocivo de la descomposición del PRI y la recomposición de Morena es no favorece a ninguno de los dos partidos, ya que Morena no le acaba de llenar el ojo a su fundador, quien tiene en la mira impulsar un nuevo partido con los “Siervos de la Nación”.

Y del PRI únicamente quedan las siglas tricolores, porque no convencen ni a la señora del puesto de gorditas ubicado en el terreno del comité estatal de ese partido. Aunque en el proyecto de Cárdenas del Avellano va incluido el ex alcalde y actual diputado Alejandro Etienne Llano, este último pudiera empañar las aspiraciones de eterno aspirante , por las influencias de las que goza el ex presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Tamaulipas.

Yahleel Abdala lo mismo que Florentino Saenz Cobos deberán estar al servicios de la fracción panista de otras manera su futuro es tormentoso para los próximos tres años en la legislatura tamaulipeca.

Mientras que los grupos afines a Cárdenas del Avellano que en su momento lo fueron del ex gobernador están fuera de este contexto político ya que responden a otros interés, más bien están velando por su propio pellejo y el futuro de la descendencia de sus familias.

De manera que mientras el PRI ver irse de esas filas a cuadros y militantes que pertenecen al voto duro, Acción Nacional ya tiene de su lado a más de la mitad de los paleadores de estiércol, que otrora ganaron elecciones para el tricolor, también conocidos como “operadores políticos” con la diferencia que en el albiazul no han ganado carretadas de dinero como ocurrió en el pasado inmediato.

Ante el inminente desplazamiento de Morena por los Siervos de la Nación, pero el tricolor carece de posiciones política que den certidumbre a los que dejaron el tricolor para convertirse en morenos. Y habría que ver si a Morena le alcanza para mantenerlos, aunque no es nada nuevo, así como el ex Presidente Salinas creo al PARM lo mismo que al PT y al Partido Cardenista, Morena convertirá a los Siervos en partido y sorteara las decisiones políticas con esos dos institutos.

Con una marcada diferencia, que lo mismo podrá maniobrar en el interior del PRI, pues ese fue uno de los motivos por los que Ivon Ortega renuncio al tricolor, habremos de esperar “manotazos” políticos en los próximos seis años, como se observaron durante los gobiernos de Gustavo Díaz Ordaz y Luis Echeverría Álvarez.

Noticias relacionadas