Jornada negra en la Liga MX

Deportes 0 70

Agencias

Con escándalos que fueron desde amenazas de paro por parte de jugadores y protestas por adeudos de directivas hasta suspensión de partidos por violencia, la Liga MX tuvo una de sus peores semanas en la historia, la cual concluyó este domingo con una brutal riña en San Luis Potosí.

CASO VERACRUZ

Desde antes de empezar la Jornada 14 del Apertura 2019, los jugadores de Veracruz amagaron con no jugar su partido ante Tigres e incluso hubo versiones de que la Liga tendría un paro general, situación que no sucedió.

Al final, el club Veracruz se presentó al cotejo pero protestó durante cuatro minutos al quedarse quietos en el campo. El problema subió de tono y se desvió a la falta de solidaridad gremial entre futbolistas porque Tigres se aprovechó de esta situación y sin empatía con la causa anotó dos goles y ganó 3-1 generando críticas nacionales e internacionales.

A los jugadores de Veracruz aún no les pagan y esta semana el propietario del club, Fidel Kuri, anunció que se reunirá con ellos para volver a tratar el tema.

PROTESTAS Y DECLARACIONES

Para ser solidarios con el club Veracruz, en cinco de los nueve partidos los jugadores pararon un minuto activo de juego. Eso no sucedió en los duelos Atlas-Puebla, Santos-Tijuana y América-Necaxa, pues a las Águilas su directiva les prohibió pronunciarse sobre el tema.

Esto desató una serie de declaraciones entre jugadores y técnicos, contra los clubes que no apoyaron las protestas.

SUSPENDEN EL ASCENSO MX EN CULIACÁN

La pesadilla para quienes cuidan de la imagen del futbol mexicano comenzó el jueves por la tarde, cuando se iba a disputar el duelo estelar de la Jornada en el Ascenso MX entre Dorados y Atlante en Culiacán, el cual se suspendió por la violencia en dicha localidad.

Los planteles de ambos equipos estaban concentrados en unos hoteles muy cercanos a la zona de la violencia, por lo que incluso ahí se vivieron momentos de pánico.

VIOLENCIA EN SAN LUIS

Para cerrar, en las tribunas del Estadio Alfonso Lastras, las porras del Atleti de San Luis y de Querétaro se enfrascaron en una riña brutal que dejó al menos 33 heridos y la suspensión del partido al minuto 83, con victoria parcial de Gallos 2-0.

Los jugadores de ambos equipos se metieron a los vestidores huyendo de la violencia, mientras que en las tribunas se lanzaron todo tipo de objetos, hasta tambos. A eso se sumaron las peleas que dejaron a una persona que salió en camilla de emergencia con el rostro ensangrentado.

La Liga MX ha solicitado que el club presente las denuncias correspondientes y se ha iniciado una investigación por parte de la Comisión Disciplinaria para determinar las sanciones pertinentes en una Jornada negra para la Liga en México, mientras sigue atenta al tema Veracruz, con la esperanza de que los jugadores con adeudos presenten demandas y que de cualquier modo el dueño de los Tiburones, Fidel Kuri, reúna dinero para pagar sus deudas.

Noticias relacionadas