Campanario

Editoriales 0 28

Martín Sánchez Treviño – ¿Desplaza la informalidad a la formalidad?

Según una encuesta del INEGI, al mes de diciembre del 2019 se registro una tasa de desocupación del orden del 3.1 por ciento, que ciertamente es inferior al reporte del mismo periodo del 2018. Mientras que en 2019 se registró una subocupación de la Población Economicamente Activa del orden del 7.7 por ciento con una tasa de informalidad laboral del 56.1 por ciento.

Lo que quiere decir es que la economía informal ha crecido drásticamente en los últimos 10 años, por ello se observa que Los Tianguis se han extendido considerablemente debido a que nuevos comerciantes informales debutaron en la informalidad, por diversos motivos.

Uno de estos es la carga impositiva que genera la formalidad y de la que se libera en la informalidad la mayoría de los comercios, empresas, talleres y similares. Es decir, resulta mas rentable desarrollar una actividad económica en la informalidad porque no se obliga a pagar impuestos, que en la formalidad no recuperan los establecimientos.

Esta puede ser una de muchas explicaciones de los motivos por los que se ha incrementado sustancialmente la informalidad, ya que además la formalidad representa una serie de tramites que en su mayoría es complejo justificar.

Mientras que la informalidad requiere pagar una cuota por piso al Ayuntamiento, una manta y una mesa para exponer los productos al consumidor y en un día o más el comerciante obtiene los ingresos que no llegan a su negocio formal, con facturas, comprobantes y demás.

Lo grave es que el porcentaje de informales ya rebaso el 50 por ciento de los comercios y la tendencia es que los establecimientos formales desaparezcan, pues la informalidad ha ganado espacios de las ventas en línea o internet, que los gobiernos del mundo aún no identifican los formatos para regular esas actividades.

Que se ha convertido en un desafió para el sistema tributario en la mayoría de los países, pero que es una alternativa lo mismo para productores que para comerciantes y consumidores.

Estas tendencias se agudizan debido a que los gobiernos cada vez son más incapacidades de cubrir las demandas de servicios básicos y, los contribuyentes son más exigentes con las autoridades pero ni aun así les son cubiertas sus demandas de servicios básicos.

En otro orden, quienes son autoridad en materia de juicios políticos aseguran que el procedimiento en contra del Presidente de Estados Unidos Donald Trump, quedará en eso, en un proceso para justificarlo y exonerarlo más no para enjuiciarlo ni destituirlo del cargo.

Pues a los republicanos no les conviene que un gobernante postulado por ese partido tenga un final dramático, ya que no esta en juego la figura presidencial sino la

imagen de uno de los partidos que disputa el poder en la todavía nación más importante del mundo.

Noticias relacionadas