Campanario

Editoriales 0 17

Martín Sánchez Treviño – Monólogo de la cuarentena

La emergencia de salud en el país a colocado a los estados de la república lo mismo que al sector empresarial a asumir una postura diferente ante la visión unilateral del gobierno federal. No son únicamente los gobernadores de los estados de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas quienes han creado un bloque, desde donde han enviado un mensaje para sensibilizar a la federación.

Por lo que respecta al gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, presentó su proyecto enfrentar la enfermedad, con recursos frescos en infraestructura medica equipamiento, lo mismo que los insumos correspondientes.

Ahora bien, lo que ha generado polémica es la aprobación del crédito de 4,600 millones de pesos por el Congreso de Tamaulipas. Pero lo cierto, es que la federación se ha mostrado lenta y hasta indiferente en la asignación de recursos para los servicios de salud, en los estados.

Incluso a evadido reconocer algunos casos de coronavirus en algunos pacientes, en razón al centralismo que ejercen el aparato de salud federal. Bajo el control del nuevo monologo, Hugo López Gatell. Que por cierto ya superó los 44 monólogos

Quien para distraer la relevancia de la contingencia de salud lo mismo ha llevado loqueros -psiquiatras- que estadistas de la salud, para marear al auditorio nacional pero sobre todo a los medios informativos.

Tenemos una federación que se ha mostrado tacaña con los generadores de empleo que no son otros sino los empresarios pequeños, medianos y micros. Los restauranteros que se incrementaron notablemente en los años recientes.

En Tamaulipas 20 mil empresas afiliadas a la Fecanaco manifestaron que no pagarían los impuestos correspondientes a la declaración anual del 2019, por la contingencia de salud. Originalmente solicitaban aplazar el pago de las contribuciones anuales, pues consideran que el 54 por ciento de los empleos es generado por el sector comercio y turismo.

A la tendencia de los comerciantes y empresarios tamaulipecos se sumaron contribuyentes del estado de Durango, lo mismo que empresarios del Puerto de Acapulco Guerrero.

Ante los reclamos de los emprendedores solo algunos gobiernos, como el de Tamaulipas ha presentado un plan para la recuperación de la actividad económica, como ha ocurrido en la mayoría de los países donde se ha presentado el Covid-19. Y los programas sociales se desarrollan de manera ordinaria.

Por ello la critica justificada de grupos de empresarios en las redes sociales, consideran que la política de únicamente atender las necesidades de las familias en emergencia, no necesariamente activan la economía, sino que se requiere activar a los

sectores que tradicionalmente generan empleos y producen una derrama económica en las regiones.

Por ese motivo, luego del anuncio del plan emergente por la contingencia por parte de la federación hubo un desconcierto de empresarios y emprendedores de negocios, que esperaban un programa incluyente no segmentado. Pues la política social, es una acción permanente de los gobiernos y la iniciativa privada, por cierto, en México fueron los empresarios los primeros en el ejercicio de la política social. Que finalmente se convirtió en fundaciones que actualmente permiten la condonación de impuestos.

Noticias relacionadas