No hay contagios de Covid-19, en los penales de Tamaulipas

Portada Off 12

Por Roberto Aguilar Grimaldo

Ciudad Victoria.- El rostro de Doña Lucha se ilumina cuando suena su teléfono, tenía media hora esperando la llamada.

Es su hijo Francisco “N” que se comunica desde el teléfono comunitario del penal de Ciudad Victoria.

-¿Cómo estás mijo? ¿todo bien?
-Si ma. Estoy bien, ya mero pasa esto, ¿y usted cómo sigue?

La conversación se extiende varios minutos. Durante toda la pandemia la señora no ha podido ver a su hijo en prisión, debido a que desde el 19 de marzo fueron suspendidas las visitas familiares en todos los Centros de Detención y Sanciones (Cedes) de Tamaulipas.

Esta y otras medidas sanitarias para prevenir el Covid-19 en los penales ha sido exitosa, debido a que hasta el momento no hay un solo contagio entre los 3 mil 875 internos que hay en la población carcelaria de Tamaulipas. De esa cifra, 3 mil 642 son hombres y 233 son mujeres.

Esta situación contrasta con los 6 mil 175 casos positivos de covid-19 que se han registrado en la entidad, que han cobrado la vida de 411 personas.

El gobierno de Tamaulipas cuenta con Cedes en los municipios de Ciudad Victoria, Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros y Altamira.

El titular de la Vocería de Seguridad del Gobierno de Tamaulipas, Luis Alberto Rodríguez, menciona que dentro de las acciones que anticipó el gobierno del Estado para evitar la propagación acelerada del Covid-19 estuvo suspender las visitas familiares dentro de los Centros de Ejecución de Sanciones (Cedes) en todo el estado, pidiendo la comprensión tanto a las Personas Privadas de su Libertad (PPLs) como a sus familias.

“Adicionalmente se iniciaron acciones para mantener la higiene, el monitoreo continuo tanto de la población interna como del personal de custodia, que ha incluido aplicación de pruebas y revisiones a los internos, con el fin de evitar y/o detectar cualquier situación”, expresa el funcionario.

ELABORAN CUBREBOCAS EN EL TALLER

Además de la aplicación de las medidas preventivas, enfatiza que, “la clave de que no se haya presentado ninguna situación de contagio radica precisamente en la conciencia de las y los internos de que pueden enfrentar riesgos ellos o sus familiares, que tendrían mayores consecuencias”.

¿Hacia el interior de los penales mantienen sus actividades normales al estar libres de contagios?

“Las actividades se realizan de manera normal. Lo que se han reforzado son los filtros sanitarios donde se aplican geles o se proveen los implementos como cubrebocas; se sanitizan espacios y se hacen revisiones. De hecho es de destacarse que en los talleres de costura se están elaborando cubrebocas que son proporcionados al Sistema DIF para su distribución, especialmente para instalaciones médicas”.

En los tres meses y medio sin visitas de familiares, la forma de hacer llegar cosas de sus familiares a los internos funciona de la siguiente manera: “A través del personal de custodia se hace la entrega de alimentos, objetos y correspondencia, entre otros, en las áreas de vigilancia que habitualmente se utilizan en las visitas familiares”.

VISITAS VIRTUALES

Además, los internos tienen acceso a los teléfonos que se encuentran en los Cedes para que puedan comunicarse con sus familiares.

La Secretaría de Seguridad Pública en junio puso en marcha las visitas virtuales a través de videollamadas, en apoyo a las Personas Privadas de su Libertad (PPL’s) que se encuentran dentro del Centro de Ejecución de Sanciones de Ciudad Victoria.

Esta disposición se realiza a través de cuatro equipos de cómputo y la aplicación zoom; el contacto con sus familias se logra, en coordinación con la Comisión Estatal de Derechos Humanos y bajo la supervisión de personal de custodia.

Así como Francisco, todos los presos anhelan volver a reunirse de forma presencial con sus familiares, pero los tranquiliza estar bien de salud, “aquí no hay ningún contagio mamá, usted tranquila, ya pronto podré darle un abrazo”.

Noticias relacionadas