Sofía Segovia escribió una novela de pandemia que parece predicción

Nacional Off 90

Redacción InfoNorte
 
Nuevo León.- La epidemia que azota Nuevo León a principios del siglo XX en la novela El murmullo de las abejas colapsa el sistema hospitalario y manda al confinamiento a las familias como en la pandemia real del Covid-19, y esto le permite a su autora, Sofía Segovia, reflexionar sobre las lecciones de la historia.

“La gente que leyó la novela me dice que todo lo que leyó está sucediendo; no es que yo lo predijera, de verdad, la historia es predictiva; los mejores predictores son los historiadores: si pusiéramos atención y conectáramos, podríamos predecir muchas cosas y elegir mejores caminos”, afirmó.

La novelista regiomontana y exalumna de la Universidad de Monterrey ofreció el webinar Predecir una pandemia, la tarde del miércoles por videoconferencia dentro del ciclo de Webinar UDEM Summer Series 2020.

Segovia evidenció que, aunque el calendario perfile el siglo XXI y exista la tecnología que se conoce, “nada cura a nuestra humanidad”, por lo que todo aquello que hace vulnerable a los seres humanos continuará existiendo.

“Sentí que tenía que contar lo histórico de esta epidemia desde el punto de vista de un médico; entonces, un personaje, el ‘doctor Cantú’, llega a funcionar como guía de los lectores”, relató.

A la también autora del libro de los 50 años de la UDEM, El pasado como memoria del futuro, le conmueve ver los múltiples videos de médicos que, en cualquier idioma, se graban a sí mismos pidiendo que la sociedad recapacite y los ayude, porque los profesionales de la salud saben lo difícil de los actuales momentos de contingencia.

“Por eso me da muchísimo gusto haber hecho este homenaje previo a los doctores, haber comprendido la historia de un doctor de ficción histórica, que sea tan vigente hoy como lo fue en ese entonces”, expuso.

Cuando Segovia escribió su novela, recordó la época en que se declaró la epidemia de H1N1 en México, en 2008, mientras ella estaba en otro país por cuestiones de estudios, por lo que decidió interrumpir su estancia en el extranjero y regresar a Monterrey.

“Quienes leemos hemos aprendido cosas a través de la literatura que ni siquiera nos damos cuenta de dónde, pero tenemos estos conocimientos bien archivados; dije: vámonos a casa porque van a cerrar las carreteras, impedir el tráfico y, si nos vamos a enfermar, tenemos que estar juntos la familia”, expresó.

El murmullo de las abejas es una historia ubicada en 1910 –antes de que detone la Revolución mexicana y antes de la Primera Guerra Mundial–, cuya acción transcurre entre Linares y Monterrey.

“Me parece curioso que cuando se habla de la Revolución no se habla de todas las epidemias que hubo al mismo tiempo en México; (…) al tratar de ver la historia de la Revolución de manera completa, no pude dejar fuera este evento que ocasionó más muertes que la misma Revolución”, indicó.

La narradora mencionó que, al estudiar diferentes epidemias a lo largo de la historia, comprendió que ella no podía pensar en la influenza de 1918 sin comprender todas las epidemias de la humanidad.

“Lo que comprendí es que todas las epidemias son iguales; al escribir sobre la influenza española en El murmullo de las abejas, estoy escribiendo sobre todas las epidemias de la humanidad”, afirmó.

De esa manera, se dan las múltiples similitudes entre las contingencias sanitarias, desde el aislamiento y las recomendaciones de higiene hasta el colapso de los servicios médicos y de los servicios funerarios.

“Ha sido una experiencia un poco extraña, como de la dimensión desconocida, haber escrito sobre una pandemia y luego vivirla en nuestra realidad”, apuntó. 

Noticias relacionadas