Interiores

Editoriales Off 52

Carlos López Arriaga

Copete de Pollo

Ciudad Victoria.- Es bien grillo y muy correoso. Tan frontal como NOROÑA pero con algo más de academia: licenciatura en la UNAM, varios diplomados, un curso de periodismo, obra publicada.

Por encima de todo, el politólogo capitalino ALEJANDRO ROJAS DÍAZ DURÁN resulta un rival de peligro por la innegable enseñanza práctica que carga en sus alforjas.

En tiempos sucesivos realizó su noviciado con distinguidos atletas de la intriga, campeones de la tenebra nacional. Puro gargantón.

Fue secretario privado de PORFIRIO MUÑOZ LEDO (1977), ha sido líder juvenil junto a CUAUHTEMOC CÁRDENAS (1987), colaborador cercanísimo de MANUEL CAMACHO SOLIS (1999), coordinador de campaña con MARCELO EBRARD (2007) y actual brazo operativo de RICARDO MONREAL.

Para colmo se peina como FERNANDO GUTIERREZ BARRIOS, de quien parece haber copiado el “copete de pollo” y cierto estilo acicalado de vestir. Exquisitez mafiosa.

No debe ser subestimado. Sería un grave error menospreciar la declaración formal de guerra que lanzó este domingo desde redes sociales contra el gobernador de Tamaulipas FRANCISCO JAVIER GARCÍA CABEZA DE VACA.

Expediente cocinado a fuego lento, con muchos ingredientes acaso suministrados por la Unidad de Inteligencia Financiera y hasta con la venia de Presidencia.

Obsérvese (además) el “timing” de la maniobra. Prendieron la mecha en vísperas del encuentro entre los gobernadores y el presidente.

Lo cual (oiga usted) atrae los reflectores de la prensa, con el enfoque preciso sobre el tema. Con la natural avidez de saber qué dijo uno y qué responderá el otro.

Desplante calculado para condimentar el viaje de AMLO. Dejan correr la bola de nieve en espera de que se convierta en avalancha.

GOLPE CALCULADO

Fueron 52 minutos con 13 segundos de videoconferencia, accesible desde cualquier punto del planeta y descargable como archivo que, en mediana resolución, pesa poco más de 208 megas.

Sin olvidar su promesa de presentar más documentos y actualizaciones periódicas, semanales, donde presuntamente ahondarían el tema. Al mismo estilo, reporte multimedia con audio, video y textos.

Interesante desafío para el gobernador CABEZA DE VACA que (en calidad de mientras) podemos desglosar en dos vertientes:

(1) LA LEGAL. En primerísimo lugar, porque esta vez la denuncia no asoma al cielo raso de la República para ver quien la hace suya. Aparece en el horizonte con la clara consigna de convertirse en acusación formal ante el ministerio público. Va para la fiscalía que vuela.

(2) LA MEDIÁTICA. Aún si el primer inciso no cuaja del todo (o se tarda) el pronunciamiento de ROJAS le genera un problema de opinión pública a FRANCISCO JAVIER.

Y esto ocurre, mire usted, cuando ya no tiene el ímpetu de los recién llegados que lucía en 2016. Tampoco coexiste con un presidente blando como ENRIQUE PEÑA NIETO.

Bastante más indigesto resulta el profeta que hoy despacha en Palacio Nacional y también su partido, poderoso en ambas cámaras. Está claro que le quieren arrebatar al PAN la gubernatura de Tamaulipas. Lo han dicho.

De entrada le apuestan al desprestigio interno. Buscan generar un efecto dominó en la prensa tamaulipeca, pasto seco (de por sí) donde una chispa bien ubicada puede incendiar la pradera. Parafraseando al PIPORRO, de Laredo a Matamoros y sin olvidar a Reynosa.

LOS TITIRITEROS

No lo han logrado hasta ahora pero van a insistir, porque no es un asunto del senador ROJAS. La profusión de datos apunta más arriba y hacia los lados también. Áreas paralelas, coadyuvantes.

Estamos ante una cronología pulida con sentido policiaco. Relatoría con lujo de anecdotario; cifras y observaciones que se remontan a los años finales del siglo 20 y se siguen de frente con las dos décadas del 21.

Hay metodología expositiva, orden temporal, diversidad de fuentes, carpetas con claves alfanuméricas, descripción de propiedades, fechas, lugares, operaciones, cuentas de bancos. Racimos de datos.

Y ojo con esto, quienes hayan diseñado el documento no se tientan el corazón. Calcando el caso LOZOYA, buscaron involucrar a media docena de familiares. Esto es tanto como golpear abajo del cinturón, rudeza deliberada.

Que nadie lo dude, por desprestigiado (o desprestigiable) que les parezca el denunciante, estamos ante una disposición que se orquestó por encima y desde adentro. El susodicho es solo un instrumento.

Podrán decirle mil veces charlatán y arrojarle cubetazos de lodo, pero ello no impedirá que las instancias superiores le refrenden su respaldo y sigan fluyendo expedientes para empujar el tema en medios.

La pregunta, entre muchas, es si habrá control de daños y manejo de la crisis dentro de la administración estatal, ante una emergencia de ese calibre.

O permitirán que el catarro se convierta en neumonía, hoy que la gente tiene más tiempo que nunca para leer y enterarse. La noche del domingo WhatsApp era un hervidero de rumores.

La telenovela va para largo y promete amplitud de géneros. Comedia, drama, acción, intriga y suspenso, sin faltar su dosis de humor involuntario. Pendientes todos.

BUZÓN: lopezarriaga21@gmail.com

Noticias relacionadas