Alianza Federalista analiza salir del Pacto Fiscal si se cumple recorte a estados

Portada Off 54

AGENCIAS

CDMX.- Los gobernadores de la Alianza Federalista dijeron que, de concretarse el recorte de 182 mil millones de pesos para los estados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, analizarán la opción de salirse del Pacto Fiscal.

Ello significaría que cada entidad recaude y gaste sus propios impuestos en 2021 y tendría que ser aprobado por los Congresos locales, pues la Ley de Coordinación Fiscal no está sustentada en ningún artículo de la Constitución.

Los gobernadores de la Alianza Federalista dijeron que, de concretarse el recorte de 182 mil millones de pesos para los estados en el Presupuesto de Egresos de la Federación, analizarán la opción de salirse del Pacto Fiscal.

Ello significaría que cada entidad recaude y gaste sus propios impuestos en 2021 y tendría que ser aprobado por los Congresos locales, pues la Ley de Coordinación Fiscal no está sustentada en ningún artículo de la Constitución.

En una reunión con la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, los gobernadores de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme (PRI); de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca (PAN), y de Michoacán, Silvano Aureoles (PRD), dijeron que esperan ser escuchados y llegar a un acuerdo con los diputados federales de cara a la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2021.

“Son opciones que se tienen, son opciones legales que se tienen. Hay que tomar en cuenta que la Ley de Coordinación Fiscal no tiene un sustento constitucional y siempre existe la opción de que los Congresos, que son los que tienen la facultad, sean quien determine si un estado se sale del Pacto Fiscal. Esa es una de las opciones que se tiene y por supuesto que vamos a tener que valorar todos los escenarios”, comentó García Cabeza de Vaca.

En un documento entregado a la Junta de Coordinación Política, los gobernadores pidieron resarcir en el Presupuesto de Egresos 182 mil millones de pesos, pues de aprobarse como lo propuso el Poder Ejecutivo, habría recorte en salud (75 mil millones), salarios (6 mil 557 millones), participaciones a entidades y municipios (62 mil 401 millones), aportaciones para entidades (8 mil 802 millones) y convenios (30 mil 171 millones de pesos).

El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme, afirmó que representan a los 10 gobernadores de la Alianza Federalista y su presencia en San Lázaro fue para pedir un Presupuesto responsable, además de para hacer ver las consecuencias que tendrá la pandemia en los estados en 2021, si continúa y los estados siguen aportando los recursos que hasta ahora han aportando.

“La verdad es que, podrán ganar la votación, pero nunca la discusión con la sociedad y, sobre todo, qué es lo que habrá de ocurrir en cada entidad y qué consecuencias tendremos de no aprobar el Presupuesto al menos como el del año inmediato anterior, el que estamos ejerciendo y que de por sí fue un Presupuesto sacrificado”, aseguró Miguel Ángel Riquelme.

En este contexto, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles (PRD), exigió que se haga un ajuste a los programas prioritarios del gobierno Federal, “bien podría hacerse un ajuste hablamos del Tren Maya, hablamos de dos Bocas, del Aeropuerto que hoy por hoy no son los temas importantes. Hoy lo que más importa es cuidar la salud y salvar vidas, entre otros”.

“Tendríamos que dejar de hacer muchas cosas (…) Pero lo que van a entrar en una crisis mayúscula son los municipios, de por sí, no tienen recursos para funcionar, con el recorte este olvídate, imposible. Los municipios de por sí ya están muchos en quiebra y ahí vamos los estados también por el mismo camino, resultado de un esquema centralista y de un manejo discrecional de la hacienda pública”, afirmó el gobernador perredista.

Sobre el llamado insistente que le han hecho al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador para reunirse y discutir la distribución de recursos, Silvano Aureoles dijo que ellos no han insultado al presidente, como él si los ha insultado a ellos y a otros.

“Le dijo a Fox: ‘Cállate chachalaca’; que le puso al presidente Calderón, ‘el comandante Borolas’; y a los del gobierno de Peña les decía: ‘señoritingos’. Nosotros nunca lo hemos ofendido ni nunca le hemos faltado al respeto, ese es un pretexto para no recibirnos nomás, eso de la investidura presidencial, con mucho respeto, no es argumento para no recibirnos”.

Noticias relacionadas