Magaña, viajó más de 2 mil km para buscar lugar en el Corre

Deportes Off 432

Por Roberto Aguilar Grimaldo
Fotos Cortesía de Frecuencia Naranja

Ciudad Victoria.- Gerardo Magaña Téllez había terminado de jugar un partido de fútbol cuando le avisaron que había surgido una oportunidad en las visorías del equipo Correcaminos de la Liga Premier; lo pensó unos segundos y tomó la decisión, “me la voy a aventar”.

El reto no era nada fácil.

Había por delante muchos obstáculos por driblar, sobretodo por el factor de la distancia.

En ese momento Gerardo llevaba más de seis meses sin ver a su familia, trabajando en Chicago, Illinois, y combinando el trabajo con jugar torneos de fútbol. Desde ahí tenía que llegar hasta Ciudad Victoria, Tamaulipas, para mostrarse en el tercer día de visorías.

“Tomé un vuelo de Chicago, Illinois, a Houston, Texas; y de Houston aquí a la frontera, a Mc Allen, Texas. Y de ahí a Ciudad Victoria en autobús”, relata Magaña al reportero de Infonorte, luego de terminar una sesión de entrenamiento.

Es decir: voló 1,742 kilómetros de Chicago a Houston; otros 580 kilómetros de Houston a Mc Allen; y de ahí a Ciudad Victoria recorrió por tierra otros 359 kilómetros.

Ya en el campo de Cefut, el michoacano logró mostrarse frente al Cuerpo Técnico. En una jugada le tocó tomar el balón en la lateral izquierda, avanzó quitándose a dos jugadores dio pase y no dejó de acompañar la jugada para empujar el balón a la portería.

“Como tenía aproximadamente seis meses sin ver a mi familia, hablé con los profesores para que me dieran un descansito para ir a ver a mi bebé, fui y regresé el siguiente fin de semana”, recuerda Gerardo.

A sus 23 años de edad, aunque aún es soltero, Gerardo es papá de un niño, quien nació en Morelia, Michoacán.

Magaña Téllez nació el 18 de Mayo de 1998 en Apatzingan, Michoacán, y aunque normalmente radica en Aguililla, se considera un moreliano más.

En julio del año 2012 Gerardo llegó al Club Monarcas seleccionado por el profesor Luis Manuel Gutiérrez; el jefe de visorías era Guillermo Arciga.

“Profesionalmente tengo jugando más de ocho años. Llegué a Fuerzas Básicas de Morelia, ahí duré aproximadamente siete años (llegó a entrenar con el equipo de Primera) y después me fui a Cafessa Jalisco”.

¿Qué significa para ti llegar a Correcaminos?

“Es un reto muy importante, ya que me siento muy acogido aquí por la ciudad, por la gente, me siento muy identificado porque la gente de Victoria se da a entender o a identificar por el trabajo y por ser gente que no se da por vencida”, responde.

¿Cómo vez al equipo?

“Es un equipo joven, pero con mucho, mucho carácter. Con muy buenas cosas, la unión, el trabajo, todos estamos muy comprometidos con sacar esto adelante”.

El sábado pasado Gerardo debutó con Correcaminos en el primer partido de la temporada en la Clase A de la Liga Premier, y debido a que tenía una lesión y ya no había cambios, el profesor Tomás Vitela lo mandó a tratar de aprovechar algún remate como centro delantero.

¡Y lo hizo! Cuando el partido agonizaba, en tiempo de compensación, Magaña recibió un pase de José “Pitarrita” Morales y anotó el gol del triunfo, “debuté con un gol, gracias a Dios”.

Así, lejos de su tierra natal, el futbolista michoacano se adapta a los climas bipolares de Ciudad Victoria y con su historia confirma que los triunfos en la vida no llegan solos, sino que hay que salir a buscarlos.

Noticias relacionadas