Campanario

Editoriales Off 29

Martín Sánchez Treviño

¿Y el perdón a la Comunidad Nahola?

El anuncio del perdón a los pueblos Yaqui del estado de Sonora tiene una connotación mediática, es una práctica que el gobierno federal quiere imponer y de esa manera aplicar una de las corrientes psicologías, psiquiátricas y pedagógicas, lo mismo que las corrientes de tanatologías, que son técnicas de sanación de emociones.
Con estas prácticas la política presidencial busca sanar las heridas del pasado de una comunidad, de una persona y de un país. A ello responde en permitir a las mujeres la decisión de abortar o no debido a que en el pasado remoto se impusieron leyes invasivas e irrespetuosas de los derechos de las mujeres.
Lo ideal sería que esa política gubernamental se promueva y se aplique en todas las regiones de la república mexicana donde hay grupos indígenas. Pues en la mayoría por no decir que todos los grupos étnicos han sido víctimas de las políticas gubernamentales, a veces la invasión urbanista han mancillado sus obras que emulan sus orígenes. Como el trazo del Tren Maya.
Las épocas de la conquista, de la Hacienda, del Ejido y las ciudades también vulneraron sus obras y se apropiaron de las dotaciones de tierra que la Nueva España aun con sus excesos respeto la filosofía y el derecho de los pueblos antiguos y originarios.
En Tamaulipas Los Nahola reclaman la dotación de tierra que un Virrey les concedió a través de una escritura cuyos polígonos se localizan uno en el Cerro de El Bernal del municipio de González, otro ubica en los límites con Guadalcazar. San Luis Potosí y otro más en Doctor Arroyo Nuevo León, el cuarto de estos en Tula Tamaulipas, donde tiene su sede la Comunidad Nahola.
Esto según un plano que los Nahola presentaron durante una audiencia en el Tribunal Agrario -durante el 2004- con sede en esta capital. En la que reclaman la dotación de miles de hectáreas, que ninguna autoridad les reconoce.
El expediente que contiende la demanda de este grupo indígena está radicado en esa instancia judicial y no ha sido resuelta. Desde entonces han estado en la función de esa dependencia varios magistrados, actuarios y secretarios de acuerdo, pero ninguno de estos ha resuelto el reclamo de los originarios.
De manera que, así como los originarios del Altiplano Tamaulipeco otros grupos de otras regiones del país exigen un trato justo, o bien consideran que la población tiene una deuda con su grupo étnico y con los derechos que ellos consideran allanados.
En el caso de los Yaqui de Sonora, el estado le retribuyó 250 millones de metros cúbicos de agua para sus pueblos establecidos en esa región de pacifico que servirá para impulsar la actividad agropecuaria
Por otra parte, el Congreso de Tamaulipas en su última sesión además de clausurar el periodo de sesiones, también aprobó concesionar 5 sitios turísticos del Puerto de Tampoco, un grupo importantes de estudiosos de voces autorizadas criticaron ampliamente que en la sesión de ayer jueves se hayan concesionados sitios como La Laguna del Carpintero a particulares.

Noticias relacionadas