Cena de Negros

Editoriales Off 32

Marco Antonio Vázquez Villanueva

Son trampa…

El que cinco diputados de Morena se enfermaran el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar solo refleja que la ambición de poder y al dinero parecen ser el motor de muchas personas que se dedican a eso que ellos llaman política, solo le llaman porque en realidad se trata de otra cosa que todavía nadie ha definido.

Política es llegar a consensos, buscar el bien común, dar garantía de que las mayorías habrán de diseñar su futuro de acuerdo con la forma que vayan participando o proponiendo y poco de eso ocurre en Tamaulipas.

Aquí falta ideología, liderazgos y, sobre todo, partidos políticos que se preocupen por adoctrinar a sus miembros, a enseñarles que la lealtad a uno mismo, a lo que se cree, y a lo que se ama es mucho más importante que el resto de las cosas que ocurren.

Por supuesto, la “enfermedad” simultanea de cinco diputados de Morena detalla con mucha precisión que se entregan al mejor postor o, peor aún, que ya están en brazos de alguien para con su actuar en el congreso beneficiarlo.

Y como en el Congreso igual los partidos se desbaratan con facilidad porque la ideología vale la candidatura a un puesto de elección popular y, en casos peores, se valúan en un montón de dinero o la garantía de que algunos excesos quedarán escondidos para siempre.

Claro que se daña a la sociedad, disminuye la esperanza de la gente, se cae la ilusión de un mejor futuro y quiebra, desde luego, la sana intención de participar.

Se vale, desde luego que se vale, rectificar caminos, el refranero dice que es de sabios cambiar de opinión y que bueno que algunos o algunas cambiaron de partido, pero eso es afuera, en el Congreso les pagan para ir a las sesiones, opinar y votar conforme a los intereses de quienes votaron por ellos, no para esconderse en los temas críticos.

Eso es lo increíble, lo inconcebible, que los Diputados que faltaron lo hayan hecho por dinero o por la pinchurrienta posibilidad de ser alcaldes, es decir, cambian de camiseta o le fallan al pueblo por el puro interés personal y la gente les vale gorro.

Sin embargo, y ya fríamente, le pregunto, ¿quién tiene la culpa?, no, se equivoca, no toda la culpa es de los cinco diputados que se escondieron sospechosamente, o de los que cambian de color, es más, la mayor responsabilidad es de los partidos políticos, estos organismos se han dedicado siempre a vender candidaturas o imponer candidatos que les representen votos sin importar el origen de los mismos, es más, la situación de inseguridad que vivimos nos confirma también que ni siquiera repararon en el origen del dinero o el poder que les patrocinaba a los que a ellos llegaron.

Y hay algo más, los partidos ni siquiera llegaron a crear sus escuelas de cuadros, institutos internos de capacitación que adoctrine a sus miembros de tal forma que los haga decentes y con visión, no individualistas que van por poder y dinero, o que se venden por cualquier cosa y lo que duele es que les llegan millones y millones de pesos en prerrogativas que se supone deberían invertir en estos casos, le repito, son trampa y por ello muchos de sus militantes no pueden ser diferentes.

La ciudadanía igual ha tenido culpa, una y otra vez respaldó a esa clase de mercenarios sin ideología, sin reparar en que para llegar a un lado se tiene que creer firmemente en algo y en alguien, respetar lo que se ama y, lo vemos hoy en los Diputados faltistas, no respetan ni a sus madres.

Morena sufre más que ningún otro partido por ese tipo actos, hicieron candidatos sin tomar en cuenta requisitos mínimos, sin saber si su ideología era a prueba de cañonazos de billetes.

Desde luego, la ciudadanía calificará en el futuro estos actos, tomará las medidas al respecto, votará por quienes trabajaron de lo mejor y mandará al cesto de la basura a todos aquellos que se movieron por el dinero, a los que son trampa, el pueblo es sabio y nunca se equivoca.

Por lo demás, ojalá se aclaren pronto las cosas, le repito, este Tamaulipas merece partidos, sobre todo legisladores, más fuertes, políticos más sólidos, capaces de generar confianza, y sobre todo, capaces de provocar esperanza en la sociedad porque dicen que esta es la que muere al último y créalo, ya está casi por desaparecer la ilusión en estos que se dicen políticos pero que no pasan de ser trampas al servicio de saqueadores o criminales.

SE TRATA DE SUMAR, LE DICEN AL TRUCO… “Hoy se trata de sumar, sumar y de sumar. Soy tamaulipeco, e igual que ustedes me sumo, jalo, trabajo póngame el sinónimo que quieran, pero apúntenme, que en esta alianza somos todos parte y protagonistas”, expresó Jonathan Treviño Zorrilla, empresario restaurantero de esta ciudad y uno de los miles de ciudadanos que se sumó a Todos por Tamaulipas (TXT).

Quien fuera el candidato del PRI a Diputado Federal por el Distrito 09 en el pasado proceso electoral, enfatizó que para remediar la problemática del Estado se requiere de esta gran alianza, de capacidad, pero sobre todo se requiere de estrategia.

“Aquí está el Truco, aquí hay capacidad de hacer las cosas bien para quien no lo conoce, es hombre de palabra, hay compromiso y los compromisos se cumplen. Hoy hay liderazgo para llegar a dirigir la alianza Todos por Tamaulipas por buen camino”, afirmó al concordar que César Verástegui es la persona idónea para encabezar las causas de los tamaulipecos.

Treviño Zorrilla destacó que lo llena de entusiasmo y esperanza el saber que hay una persona y un colectivo que están abriendo el camino correcto del dialogo y la unidad dejando a un lado las confrontaciones, “eso nos debe mover a los tamaulipecos y a las tamaulipecas”.

Asimismo, reconoció que, aunque sus orígenes políticos vienen de otro organismo, igual goza de los beneficios que ha alcanzado el Estado en materia de seguridad, destacando que hoy puede viajar seguro por las carreteras estatales por lo que ha decidido ser “un eslabón más en esta cadena que está amarrando una gran alianza por Tamaulipas”.

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un M Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas