Campanario

Editoriales Off 36

Martín Sánchez Treviño

Victoria sin agua ¿y los pozos facturados pero no construidos?

El Congreso de Tamaulipas aprobó la ley de egresos para el ejercicio fiscal del 2022, por la cantidad de 1,356 millones de pesos, con una votación apretada de 20 votos a favor de Morena y el PRI y 16 en contra del PAN y Movimiento Ciudadano.

        Armando Zertuche Zuani, Presidente de a Jucopo tamaulipeca, dijo que con la ley de ingresos proponen que haya un gobierno sobrio y austero ya que en imagen y representación los gastos oscilan en los mil millones de pesos.

        “La verdad es que han demostrado ineficiencia en la administración del gasto publico y deben entender que nuestra posición es institucional, por ello les pedimos que no jueguen con los datos”, son sepulcros blanqueados, como dice Porfirio Muñoz Ledo.

        El diputado Isidro Vargas Hernández indicó por su parte que el gasto público es acorde a las prioridades de esta entidad y de acuerdo con el sistema fiscal los legisladores de la 65 legislatura vigilarán el manejo responsable, los recursos son suficientes y racionales.

        También aprobaron el fondo de capitalidad urbana para Ciudad Victoria, con una votación de 21 votos a favor, 15 en contra y 3 abstenciones. Durante la sesión los panistas “se purgaron” porque se difirió la aprobación de la iniciativa relacionada con el canje de placas, al cual se opone Morena, el PRI y Movimiento Ciudadano, un asunto con el que el gobierno panista se “frotaba” las manos.

        En el gimnasio de la Universidad Autónoma de Tamaulipas el rector José Andrés Suárez Fernández presentó su cuarto informe de labores, asistieron representantes de dos de los tres poderes del estado. No hubo representantes del legislativo debido a que la sesión de este miércoles era definitoria en asuntos que requerían la presencia de las fracciones de Morena y Acción Nacional tiene mayorías apretadas. En el mismo acto rindió protesta el Rector electo Guillermo Mendoza Cavazos, por cierto, se le observó al nuevo rector con un desdoblamiento excepcional ante los medios informativos.

        Por otra parte en el orden local por severos daños en el acueducto que suministra de agua a esta capital, el Ayuntamiento de esta ciudad informó que el servicio de agua potable fue suspendido en el 70 por ciento de las 334 colonias. Según un informe oficial de la Presidencia Municipal los daños de la tubería se localizan a la altura del kilómetro 26 de la carretera Victoria-Soto La Marina, cerca del aeropuerto Pedro José Méndez. La autoridad municipal indicó que en el transcurso del miércoles y el jueves podría reanudarse el servicio de agua potable.

        Resulta sospechoso eso de los daños en la línea acueducto, pues no es casual que cuando el equipo del edil morenista se disponía a conectar el acueducto con el acuaférico es cuando se registraron los daños en la tubería proveniente de la Presa Vicente Guerrero. Además son tiempos electorales.  

La obra dañada suministra agua proveniente de la Presa Vicente Guerrero, se inició la construcción en 1989 y se inauguró en 1992, desde entonces se advirtió que la primera línea del acueducto cubriría la demanda de agua potable por un lapso de 30 años.

Según un estudio técnico preliminar, la fuga en el tubo de 36 pulgadas se originó por desgaste en la conducción del líquido que está en funcionamiento desde hace 30 años, situación que originó la ruptura y por consecuencia la suspensión de los equipos de rebombeo.

         García Leal indicó que “debido a su antigüedad y ser el conducto por el que se abastece el 70 por ciento de agua a ciudad Victoria, persiste el riesgo que se presenten nuevos daños, situación por la que consideró que es urgente iniciar la construcción de una segunda línea del acueducto.

El Presidente Municipal informó que desde el 1º. De Octubre, cuando asumió el cargo de Alcalde presentó el proyecto para la segunda línea de abastecimiento en la Comisión Nacional del Agua y en el Senado de la República, para que destinen recursos para el financiamiento de la obra que tiene un costo estimado de mil millones de pesos.

         El proyecto de la segunda línea la desechó la última administración priísta que encabezó Egidio Torre Cantú y el primer gobierno panista de Francisco García Cabeza de Vaca, “debido a que no dejaba ganancias para las constructoras afines a sus administraciones”, reveló una fuente que pidió el anonimato.

        Durante el 2016 Torre figuró la construcción de dos pozos de mil metros de profundidad en la zona conocida como “La Peñita” sobre el Rio San Marcos, lo mismo que un pozo de las mismas dimensiones sobre el Río San Felipe, que tuvieron un costo de 800 millones de pesos, pero ninguna obra funciona, por la única razón de que no se construyeron.

De otra manera “la morsa” se hubiera parado el fundillo. 

Hay versiones de constructores de esta región en el sentido de que la última administración priísta canceló la construcción de la segunda línea del acueducto y en su lugar construyó una acuaférico sobre el anillo periférico de la ciudad, debido a que la construcción de la obra la pidió el gobierno del ex Presidente de la República Enrique Peña Nieto y el ex Gobernador Egidio Torre Cantú, se negó a concederle la obra, según revelaron algunos especialistas en sistemas hidráulicos cercanos a esa gestión y Torre dejo la obra del acuaférico sin concluir.

Los últimos Presidentes Municipales, primos de la familia García Cabeza de Vaca y Gómez Leal, como son Xicoténcatl González Uresti y María del Pilar Gómez Leal, dejaron destrozada la ciudad, con severas fugas de drenaje y de agua potable, de tal manera que la población está en emergencia en todas las épocas del año.     

Con la llegada de Morena a la alcaldía de esta ciudad, el Presidente Municipal, Eduardo Gattás Báez, contrato un equipo técnico que en los primeros 60 días de su gobierno, reactivó el servicio de agua y actualmente la Comisión de Agua Potable trabaja en conectar el acueducto con el acuaférico, obra que dejo pendiente Torre Cantú y que ignoró García Cabeza de Vaca.  

“La idea es reparar el tubo de 26 pulgadas que conduce el agua de la Presa Vicente Guerrero a Ciudad Victoria, ya que el acueducto cubre la demanda de agua del 80 por ciento de las 334 colonia de esta capital”, comentó Gattás.

Noticias relacionadas