Jueza tamaulipeca conmueve con carta a una niña víctima

Portada Off 15

Por Roberto Aguilar Grimaldo

Ciudad Victoria.- Una jueza ha conmovido a las redes sociales al difundirse una carta que envió a una niña, en la cual le explica de forma sencilla la resolución en contra de un hermano y su primo, quienes la lastimaron a ella y a sus hermanas.

En entrevista, la jueza de Control y de Tribunal de Enjuiciamiento en Altamira, habilitada en Justicia para Adolescentes en Ciudad Mante, María del Carmen Cruz Marquina explicó que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) así sugiere que debe ser la forma de explicar a las personas víctimas de delitos, que son menores de edad.

“Que comuniquemos a las niñas, niños y a personas con dificultades para la comprensión de textos, el resultado de nuestras sentencias, mediante el uso del lenguaje cotidiano, sencillo, en párrafos cortos”, expresó.

Ello para facilitar la comprensión y permitirles un efectivo acceso a la justicia.

Reveló que no existe un manual de elaboración, solo les dan esas reglamentaciones, y ya es discrecionalidad del juzgador, hacerlas.

En el caso de Elsa y sus hermanas (el nombre no es el verdadero) la juez Carmen Marquina tuvo mucha comunicación de forma directa, en el protocolo previo al juicio, “eso me ayudó a saber de qué manera explicarles, que lenguaje utilizaría”.

La niña y sus hermanas presentaron una denuncia, trascendió que fue por un delito de naturaleza sexual y el caso fue juzgado con perspectiva de género.

El consejo de las autoridades e instituciones que fueron consultadas sobre este tipo de situaciones es de exhortar a las víctimas a presentar la denuncia, aunque muchos de los casos en sus propios núcleos familiares no les creen.

La resolución que se envió a Elsa fue la siguiente:

“Hola Elsa, soy Carmen la jueza que llevó tu caso, nos conocimos cuando visitaste el juzgado junto con tus hermanas y tus tía, ¿recuerdas que te enseñé la sala de juicios orales?, te expliqué cómo se llevaría a cabo el juicio oral y lo importante que era escucharte.

Me gusta el nombre de Elsa que escogiste, porque como te expliqué, todos cuidamos que no se diga el nombre completo de los niños y niñas que participan en los juicios, pero yo sí sé quien eres.

Ahora quiero que sepas, que tu caso ya lo resolví, escuché con mucha atención todo lo que dijiste en la audiencia de Juicio, lamento mucho lo que tu hermano y tu primo te hicieron a ti.

Creo que es verdad lo que tú y tus hermanas contaron en la audiencia, por eso declaré culpables a tu hermano y su primo por las cosas que hicieron.

Como tu hermano y tu primo son menores de edad, la ley no los castiga con cárcel por lo que hicieron, ellos por ser adolescentes tendrán que cumplir algo que se llama medida de sanción.

Te explico Elsa que como consecuencia de lo que tu hermano y primo hicieron, ahora serán supervisados por otra autoridad que vigilará durante dos años, que se estén portando bien y a eso se le llama libertad asistida, en ese tiempo ellos tendrán que aprender cosas necesarias para que no vuelvan a causar daño a ninguna otra niña.

Las autoridades estamos obligadas a proteger a todos los niños, tu hermano y tu primo ya no estarán cerca de ti y tus hermanas, y ya no podrán hacerles más daño; gracias por ser tan valientes de contar todo lo que les pasó.

También quiero decir que tú y tus hermanas no tienen la culpa de nada de lo que les pasó, y comprendo que durante algún tiempo sintieron miedo de contarlo.

Si algún día te sientes mal Elsa, recuerda que puedes regresar a terapia del DIF a la que estuvieron asistiendo, todas las autoridades debemos ayudarte y protegerte.

Me despido de ti Elsa, gracias por confiar en la justicia”.

Noticias relacionadas