Cena de Negros

Editoriales Off 24

Marco Antonio Vázquez Villanueva

No se vale llorar…

Los seis años de la administración estatal, que termina hoy, fueron grises políticamente hablando, nadie conoció a los Secretarios, menos a los directores de área, es más, la Secretaria General de Gobierno ni siquiera tenía capacidad para controlar a sus funcionarios, tampoco a grupúsculos de esos que, precisamente desde ahí, en sexenios anteriores se mandaban contra partidos políticos, presidencias municipales, dependencias federales y hasta contra las propias del Estado cuando se trataba de fuego amigo o querían lucirse resolviendo conflictos inventados para luego pedir favores políticos que generalmente eran plazas de alto nivel u obra pública.

En esa tesitura nomás pudieron seleccionarle candidatos a la oposición en contadas ocasiones y no siempre como era la costumbre, un hecho, lo dicen los votos, es que con Morena no pudieron, con su actuar u “operación política” hasta obligaron al ciudadano a unirse con losde guinda y resultados son los que ahora vemos, sus enemigos están casi despachando en palacio porque desde el gobierno de Cabeza de Vaca se aferraron a patrocinar, o hacer como que patrocinaban, los desplantes de aspirantes que estaban condenados a perder, mientras le ayudaban a autodestruirse a sus amigos que despachaban en las alcaldías del sur del Estado evidenciando sus complicidades.

A ese gabinete gris, que solo apareció cuando había dinero o presupuesto que arrebatar, hay que agregar que no se sabe tampoco que le hicieron al dinero destinado para hacer política electoral en el sexenio de Cabeza de Vaca, se presume que todo se destinó a pagar sus sueños de ser presidente de la República en México, y lo que sí es real es que se olvidaron de todo Tamaulipas, nunca aterrizó el recurso con las y los operadores del PAN o caía a cuentagotas, a los empresarios les pedían el diezmo o eso denuncian ahora, para acabarla de fregar, para su partido, al pueblo le regateaban hasta las despensas y las becas, a veces, únicamente para ser entregadas donde no correspondían, otras, la gran mayoría, para transarse el dinero, o por lo menos eso puede presumirse ya que a quienes los representaban en las colonias, les quisieron hacer firmar por el triple de despensas que les entregaron y por dinero que nunca les llegó.

Que se sepa solo hubo dinero en la primera elección, pero salió demasiado tarde, cuando el daño estuvo hecho y la gente nunca más confío en ellos.

Otra realidad es que las funciones de la General de Gobierno las hacían en la oficina del gobernador, con su hermano al frente, y solo lo muy difícil se lo dejaban a quien estaba a cargo, siempre lo quisieron tirar de su puesto porque lo veían peligroso y con muchas posibilidades de arrebatarles la candidatura, como sucedió pero arrancó, precisamente por esa presión y ese miedo, muy tarde.

Tan bien le fue a César El Truko Verástegui cuando lo dejaron operar que todavía en plena precampaña hacían dudar de que fuera a ser el elegido, como si hubieran tenido otra posibilidad.

El tiempo les enseñó, aunque no pudieron comprender la lección, que la operación política no consiste solo en tener candidatos de oposición a modo, que también cuentan los resultados de la administración estatal, la lucha contra la delincuencia, pero sobre todo en la que hace daño al pueblo, suma mucho el apapacho a los operadores políticos, que las becas y las despensas se entreguen donde se necesiten y a tiempo, e igual son muchos puntos a favor el tener a la burocracia contenta, a los operadores más efectivos, a quienes hacen que te veas bien, alegre al atender al pueblo, efectivo y la administración que se va no entendió nada de eso o lo hizo demasiado tarde, es más, es fecha que todavía le están regateando plazas.

Por último, tropezó el PAN con que el gobernante cargaba mucha amargura, traumas, hizo todo lo necesario para vngarse de afrentas personales que le hicieron daño a su imagen, luego llegó a golpear a su partido burlándose con quienes le ponía al frente, puso en la Secretaria de Desarrollo Social a un personaje sin ambiciones y con un desconocimiento pleno del territorio y los operadores políticos, al PAN le retiraron todo el apoyo, desaparecieron a los grupos ajenos al cabecismo, en su lugar pusieron a trabajar a juniors y gente inexperta, a monigotes que hacían creer, más en los primeros dos años, que no había gobierno solo gobernador y ya al tiempo los resultados de esa soberbia son evidentes, la gente, el pueblo, se dio el lujo de abofetear a su gobierno estatal otorgándole el triunfo a Américo Villarreal, pero eso fue la coronación de la venganza, antes voto por Morena con todo y que se eligieron Diputados que no merecían un solo voto por su forma de hacer las campañas y no se puede olvidar que también perdieron la única elección que hicieron en serio, a la que le metieron muchos recursos y presión a los alcaldes, en la que pretendieron hacer Senador de mayoría a Ismael García Cabeza de Vaca, en esa les ganó el único candidato real que tenía Morena, el ahora gobernador electo.

Las historias políticas hacía atrás, en otros sexenios, se pueden contar con las mismas palabras aunque con diferentes nombres, pero con una enorme diferencia, muy pocas veces candidatos reales le ganaban la partida al sistema o a la Secretaria General de Gobierno a la hora de elegir candidatos en los partidos de oposición y eran menos las ocasiones que triunfaban en las urnas, incluso los nombres se cuentan con los dedos de la mano, se puede mencionar a Enrique Cárdenas del Avellano que para ser alcalde de Victoria le arrebató a Cavazos Lerma la candidatura del PRI y luego derrotó a Lydia Madero patrocinada, eso dicen, por la Secretaria General de Jaime Rodríguez Inurrigarro, también se tiene que contar a Don Jorge Cárdenas, igual al papá de Carlos Cantú Rosas, al ex alcalde y ex Diputado Juan Antonio Guajardo, se debe contar también al propio Cabeza de Vaca cuando no lo cegaba la soberbia y, al final, con más méritos que muchos de los mencionados y sobre ellos, porque cumplió su objetivo en un ambiente más adverso, macabro, hostil, al ahora gobernador electo Américo Villarreal Anaya.

Está larga, pero muy larga introducción, es únicamente para ilustrar tantas quejas en el PAN de que los magistrados no hicieron su tarea para favorecerlos y que las autoridades electorales no les dieron justicia, la realidad es que el león piensa que todos son de su condición y miran con miedo a todas partes, hoy solo quien no quiere ver no se entera que el reynosense Cabeza de Vaca tiene el enemigo adentro, que si perdió fue por su terquedad de primero ver por sus intereses personales y con miras nacionales que tratar de hacer las cosas bien y cumplirle a los tamaulipecos, igual por todos los pecados que dicen que se carga.

Además, como decía un viejo y conocido priísta, “eso de llorar como niños lo que debimos defender como hombres no nos queda, hay que echarle chingazos ya que hacemos el ridículo al quejarnos de que el gobierno mete las manos, nosotros lo hacíamos, lo inventamos”, esa es la realidad con el PAN y el gobernador que hoy verá llegar sus días más difíciles y, si no es capaz de sobreponerse a eso, pues mejor que se vayan a casa, en el caso del partido puede desaparecer por tanta desacreditación que tendrá, en el caso del gobernador que se va, si es hombrecito y participó en mucho de lo que dicen que hicieron, pues que le entre, porque ya a estas alturas lo que no se vale ahora es llorar…

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 t le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas