Libre Expresión

Editoriales Off 22

Martha Isabel Alvarado 
 
             Se anotan ‘salvamento’  
 
.-Pifia monumental de abogados de AVA  
.-Monreal y J.L. Vargas ‘salieron al quite’ 
.-¿Habrá ajustes en equipo americanista? 
.-Litigante del PAN, usó pruebas caducas 
 
No es por intrigar, pero el ‘salvamento’ (hablando en términos beisboleros) de la gubernatura de AMÉRICO VILLARREAL ANAYA, habría que atribuirlo a factores ajenos a Tamaulipas, hablando de la fase postelectoral. Empezando por tres días de defensa del mismo, que hizo AMLO en sus conferencias mañaneras de esta semana.  
 
Mención aparte merece la modificación que el magistrado JOSÉ LUIS VARGAS VALDEZ hizo de su Proyecto de Sentencia, cuyo texto original compartió en sus redes sociales el pasado domingo, para que quedara de la siguiente manera:  
 
“PRIMERO: Se modifica la sentencia controvertida, para quedar en los términos de la presente ejecutoria”. 
 
“SEGUNDO: Se confirma el cómputo estatal, la elegibilidad y la declaración de validez de la elección, así como la entrega de la constancia de mayoría, expedida a favor de Américo Villarreal Anaya”.  
 
Como se podrá observar, Vargas Valdez agregó la palabra elegibilidad, para cerrar el paso a probables acciones legales en contra de Villarreal Anaya, al tenor de su regreso al Senado y su posterior solicitud de licencia al mismo, procurando el fuero.  
 
Acción esta última, atribuida a una pifia del equipo jurídico de Villarreal Anaya, que en tiempo y forma no le dejó en claro que no era menester regresar a su escaño para gozar de fuero.  
 
Todo parece indicar, que la falta de pericia en los asesores del gobernador electo, fue lo que lo metió a él y al Senado de la República en un galimatías de índole legal, que hubiera tenido un desenlace fatal, como la pérdida de la gubernatura por inelegibilidad. 
 
El artículo 179 de la Constitución Política del Estado de Tamaulipas, establece: “No pueden obtener el cargo de gobernador del estado por elección los que desempeñen algún cargo o comisión de otros estados o de la Federación, a menos que se separen de ellos 120 días antes de la elección, sean o no de elección popular”.  
 
De esa disposición legal “se agarraron” los Senadores panistas, encabezados por el veracruzano JULEN REMENTERÍA, para invocar la supuesta inelegibilidad de Villarreal Anaya, por el hecho de haberse reintegrado al Senado. Y ahí se formó “la macolla”.  
 
Ante algunos ‘malabares’ de la mesa directiva morenista del Senado a cargo de ALEJANDRO ARMENTA MIER: que ya ponían y ya quitaban el nombre de Villarreal Anaya del tablero. Y que ya metían y luego cancelaban su solicitud de reingreso, se acaloró el debate en la Cámara Alta.  
 
Tuvo que ‘salir al quite’ el coordinador de los Senadores de Morena, RICARDO MONREAL, catedrático de la División de Estudios de Postgrado en la UNAM, con especialidad en Derecho Constitucional, a darles luz a sus pares sobre el asunto, para sosegar los ánimos.  
 
Diríase entonces, que al magistrado del TEPJF, JOSÉ LUIS VARGAS y al Senador RICARDO MONREAL, les ‘debe’ en buena medida Américo Villarreal, el haber salido bien librado del ‘entuerto’ en que lo metieron sus asesores, que a punto estuvo de tornarlo inelegible y hacerlo perder la gubernatura (en la mesa).  
 
Aún está a tiempo Villarreal Anaya, de hacer ajustes en su equipo. 
 
Dicho lo cual, por lo mal que se vio la Apoderada jurídica del gobernador electo, TANIA CONTRERAS, quien por cierto tiene una Maestría en Derecho Constitucional en su currículum.  

Antaño, se estilaba en Tamaulipas, que el Secretario General de Gobierno era algo así como “el brazo derecho” del gobernador, ante determinadas controversias. Pero, al menos en este momento, no le vemos esa dimensión a “El Calabazo” Villegas.  
 
Por cuanto hace a los del bando azul, llama la atención lo dicho por el magistrado del TEPJF, FELIPE FUENTES BARRERA en la sesión en que fue validado el triunfo de Américo Villarreal, en el sentido de que las pruebas aportadas por el PAN en su impugnación, correspondían a los años 2019 y 2021.  
 
¿Pero cómo?. Se supone que el ex consejero del INE, MARCO BAÑOS, abogado experto en asuntos electorales, en este caso defensor de la impugnación panista, no incurriría en algo así.  
 
Baños resultó ser el “Dani Alves” de los litigios electorales.  
 
En resumen, los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, 7 de 7 que lo integran, concluyeron que no hubo elementos “pecaminosos” en la campaña de gobernador, más allá de lo que se diga y se conozca por estos lares. Y sanseacabó.  
 
Despedimos la semana con una gran felicitación para el muy querido compañero reportero ARTURO ROSAS, por su reciente cumpleaños. Y un saludo cariñoso para la compañera MARÍA DOLORES CERDA.  
 
CONTRAFUEGO: “Podéis ir en paz, la misa ha terminado”.  
Hasta la próxima.  

Noticias relacionadas