Realizan primer vuelo para bombardeo de nubes en Tamaulipas

Local Off 70

Por Roberto Iván Aguilar Tejada

Ciudad Victoria.- Con el primero de seis vuelos que se realizarán, arrancó el Programa de Estimulación de Lluvias en la zona norte de Tamaulipas.

El secretario de Desarrollo Rural, Dámaso Anaya Alvarado, afirmó que este programa se realiza gracias a la gestión del gobernador Américo Villarreal Anaya con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y la Comisión Nacional de Zonas Áridas (CONAZA).

Aseguró que el propósito de este programa es combatir los efectos de la sequía e incrementar la captación de agua de lluvia en beneficio de la agricultura y la ganadería, para de esta manera poder aumentar la producción agropecuaria en beneficio de los productores tamaulipecos.

Explicó que el programa se aplicará en un polígono de 2 millones de hectáreas beneficiando a los Distrito de Riego 025 y 026, uno de los más grandes del país, que cuenta con una superficie de 65 mil hectáreas distribuidas en los municipios de Mier, Miguel Alemán, Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa y Río Bravo.

“Confiamos en que estas precipitaciones sean muy abundantes y logremos recuperar la humedad en el suelo, que sin lugar a duda nos ayudará en la obtención de alimento para el ganado, la siembra de cultivos de temporal y además se realizará un monitoreo de la entrada de agua a las presas”, expresó Anaya.

Con el bombardeo de nubes pretenden aumentar el crecimiento del sorgo y el maíz que actualmente se tiene sembrado en dicha región, que comprende una superficie de 659 mil 761 hectáreas en los distritos de Control, Díaz Ordaz y San Fernando del ciclo agrícola 0toño-Invierno 2022-2023.

El coordinador estatal del Programa de Estimulación de Lluvias, Víctor Alfonso Torres, mencionó que esta técnica tiene más de 50 años de aplicarse y consiste en soltar un reactivo, alrededor de la base de las nubes y con ello, provocar las precipitaciones en las áreas objetivo.

“Es una tecnología cien por ciento mexicana para beneficio de la gente; es una técnica para combatir la sequía y ayudar a que las cosechas salgan oportunamente”, añadió.

Para los trabajos se acondicionó una aeronave Turbo Comander con dos tanques, uno con aire y otro con el reactivo que estimula las nubes y en promedio, treinta minutos después de aplicarse, inician las precipitaciones.

Noticias relacionadas