Guerra no da tregua en Gaza al iniciar el Ramadán

El Mundo Off 18

AGENCIAS

Jerusalén.— La población de Gaza vivió ayer el primer día del Ramadán, mes sagrado de los musulmanes, bajo los bombardeos y acechada por el hambre que asola el territorio palestino tras más de cinco meses de guerra entre Israel y Hamas, sin tregua a la vista.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, llamó a “silenciar las armas” en Gaza y a liberar a los rehenes cautivos desde el inicio de la guerra el 7 de octubre “para honrar el espíritu del Ramadán”.

Los bombardeos israelíes en varios puntos del territorio palestino —en particular Ciudad de Gaza, en el norte, Khan Yunis y Rafah, en el sur—, dejaron 67 muertos en las últimas 24 horas según el Ministerio de Salud de Gaza, donde Hamás gobierna desde 2007. “El inicio del Ramadán está cubierto de oscuridad, con sabor a sangre y hedor por todas partes”, dijo Awni al Kayyal, un desplazado en Rafah. “No tendremos comida en la mesa” tras la ruptura del ayuno el lunes por la noche, añadió el hombre de 50 años.

“La crisis de desnutrición en Gaza se acelera a un ritmo sin precedentes ante la alarmante escasez de comida, agua y servicios de salud”, denunció el Programa Mundial de Alimentos (PMA). Según el Ministerio de Salud de Hamas, 25 personas, entre ellos 21 niños, murieron por desnutrición y deshidratación en los hospitales de Gaza desde el inicio de la guerra, hace cinco meses, tras el ataque de comandos de Hamas en suelo israelí, en el que murieron unas mil 160 personas, según un recuento de AFP.

Además, unas 250 personas fueron secuestradas y 130 siguen cautivas en Gaza, de las que 31 habrían fallecido, según las autoridades israelíes. En respuesta, Israel prometió “aniquilar” a Hamas y lanzó una campaña militar que ha dejado de momento 31 mil 112 muertos en Gaza, en su mayoría civiles, según Hamas.

Noticias relacionadas