Interiores

Editoriales 0 40

Carlos López Arriaga – Rareza probabilística

En su corrosivo cartón dominical de grupo REFORMA, el editorialista gráfico PACO CALDERÓN expone una galería de rostros, colocados en secuencia, como en las estampitas escolares, con todos los personajes que han buscado inútilmente brincar del gobierno capitalino a la Presidencia de la República.

Y menciona algo muy curioso. Antes de ser presidente, el general PORFIRIO DÍAZ ocupó también la jefatura de la ciudad capital (1871) siendo además el último en proyectarse con éxito de un cargo a otro.

Para dibujar enseguida los casos fallidos, en orden cronológico: RAMON CORRAL, FRANCISCO SERRRANO, AARÓN SÁENZ, FERNANDO CASAS ALEMÁN, ERNESTO URUCHURTU, ALFONSO CORONA DEL ROSAL, ALFONSO MARTÍNEZ DOMÍNGUEZ, OCTAVIO SENTÍES, RAMÓN AGUIRRE, MANUEL CAMACHO, CUAUHTÉMOC CÁRDENAS, ANDRES MANUEL LÓPEZ OBRADOR, MARCELO EBRARD y MIGUEL ANGEL MANCERA.

Quizás le haya faltado añadir a ROSARIO ROBLES quien ocupara el cargo en sustitución del ingeniero CÁRDENAS cuando este buscó por tercera vez la presidencia en 2 mil.

Incorporada hoy al gabinete de ENRIQUE PEÑA NIETO, la señora ROBLES en algún momento se dejó querer como eventual aspirante presidencial, desde la titularidad de SEDESOL a principios del régimen y hoy como Secretaria de Desarrollo Agrario.

Lo cual me hizo recordar otra rara coincidencia, antes citada en redes y columnas. La cantidad de aspirantes fracasados en su intento de conseguir la gubernatura de Tamaulipas y que llevan el apellido GUTIERREZ.

Lo cual pertenece al submundo de las extravagancias probabilísticas, sin explicación objetiva posible, mientras alguien no le encuentre alguna causalidad válida.

Al menos en el México contemporáneo, ningún paisano con dicho apelativo (paterno o materno, simple o compuesto) ha logrado sentarse en la silla principal del 15 Hidalgo y Juárez.

Incluyendo aquí a candidatos constitucionales o simples aspirantes a la nominación. Con casos, además, de terca recurrencia. El señor GUSTAVO CÁRDENAS GUTIERREZ ha perseguido el cargo en tres ocasiones.

En 1998 y 2004 abanderado por el Partido Acción Nacional. En 2016, por el Movimiento Ciudadano. En las tres perdió.

Por el PRI, el matamorense MARCO ANTONIO BERNAL GUTIERREZ compitió en la interna de 1998 y (18 años después) estuvo en la lista de precandidatos de 2016. Esfuerzos malogrados, ambos.

Parecido el caso del también militante tricolor OSCAR LUEBBERT GUTIERREZ, quien sucesivamente la buscó en 1998 y 2004, sin fortuna.

A lo cual añadiríamos al exalcalde cuerudo ARTURO DIEZ GUTIERREZ, cuando soñó desde su cargo edilicio convertirse en sucesor de EUGENIO HERNÁNDEZ en 2010. Fantasía (por fortuna) incumplida.

Y bueno, ya entrados en gastos, el exrector de la UAT y también extitular de la Agencia Estatal de Energía, JOSE MARÍA, Chema, LEAL GUTIERREZ fue visto en algunos medios como un prospecto interesante en dos sucesiones, 2010 y 2016. Por igual, tampoco llegó.

El tema es que ninguno de ellos ha compartido la suerte del primer gobernador de Tamaulipas reconocido por la historia oficial: JOSE BERNARDO GUTIERREZ DE LARA (1824).

Volviendo con PACO CALDERÓN, conociendo su tirria a los partidos de izquierda y (particularmente) a la figura de LÓPEZ OBRADOR, podemos entender la manera de concluir su más reciente colaboración. Autorretrato con moraleja.

Metido en cama, con el rostro insomne bajo las cobijas, oscura la estancia, mientras por la ventana se observa un cielo nocturno y la luna asoma en cuarto creciente tras la persiana, escribe:

– “Si la ley de probabilidades no miente, podemos dormir tranquilos.”

Ello, aunque el ojo visible del caricaturista muestra una mirada de plato y la ojera profunda que parece de preocupación, al tiempo que, con manos tensas, abraza la almohada.

Dormir, en efecto.

BUZÓN: lopezarriaga21@gmail.com

WEB: http://lopezarriaga.blogspot.com

Noticias relacionadas