Ciudadano graba con dron momento de alerta sísmica en la CDMX

Portada 0 377

Redacción InfoNorte/Video Cortesía @Giliux

Un hombre logró videograbar con un dron el momento justo cuando el viernes sonó la alerta sísmica en la Ciudad de México, y en las imágenes se observa como las personas muy conscientes siguen el protocolo de Protección Civil en una explanada.

InfoNorte.net logró contactar al ingeniero en sistemas, Gilberto Anaya, quien relató la forma en que decidió videograbar.

Él había familia a uno de los restaurantes de la Condesa, lo hacemos frecuentemente para apoyarlos ya que ha bajado su clientela después de los sismos del 19 de Septiembre”.

Comentó que en el trayecto ya se va haciendo normal ver, “o ya no ver”, el edificio que se encontraba en la esquina de Amsterdam y Laredo. Una cuadra más adelante, ya en la esquina con el Parque México otro edificio acordonado.

De regreso, agregó, sabía que los niños iban a querer pasar al gimnasio Pokémon del Foro Lindbergh, parte central del Parque México, por lo que se llevó su dron. Recientemente había encontrado como activar el grabado de sonido. Levantó el vuelo y fue hacia la Mujer de los Cántaros, que es una estatua sobre una pequeña fuente a la entrada del Foro.

“Me coloqué para grabar y pocos segundos después escuchamos la alerta sísmica. El entrenamiento y el enfrentamiento a los sismos del 19 de Septiembre de 2017 nos preparó… particularmente a los niños. Sin ningún alboroto, la gente empezó a colocarse en medio del foro alejándose de las estructuras y de los cables. Había muchos niños lejos de sus padres que se fueron hacia el círculo central”, relató Gilberto Anaya.

Entonces empezaron a sentir el bamboleo, “como si el parque entero fuese una barcaza en el mar. Seguía grabando. De hecho caminé yo mismo hacia el círculo mientras grababa”.

Al llegar al círculo, retomó el control del dron y buscó ganar altura.

“De repente, una explosión, la gente se espantó. Nuevamente otra, ésta vez más cercana, justo frente a la Mujer de los Cántaros unos cables hicieron corto y lanzaron chispas. Los niños empezaron a llorar. Una tercera explosión y una sacudida confirmaron la intensidad del sismo: ¡Era fuerte!”.

Al llegar a 100 metros de altura hizo un paneo de 360 grados para ver primero el conjunto de rascacielos de la Torre Mayor, la Torre Reforma y la nueva Torre Chapultepec. Imperceptible, esas torres no se mueven, ya las había grabado durante otro sismo, el del 7 de Septiembre.

Comentó que los edificios más cercanos y de mucho menor tamaño si se movieron, una fachada perdió fragmentos en la Plaza Popocatépetl. Perdieron la señal del celular.

El dron que usó el ingeniero es un DJI Spark muy pequeño, de apenas 300 gramos que mayormente son de batería. Es muy versátil pero la batería dura apenas unos 15 minutos. Empezó a lanzarle una alerta y tuvo que aterrizar.

“Los niños me preguntaron ´¿cuánto tiempo hay que esperar por las réplicas?´, respondí ´desde unos minutos, una hora, un día´. Estaba pensando en las rutas para llegar a casa sin pasar frente por los edificios que sé están dañados del 19 de Septiembre. Laredo ni pensarlo. Sonora difícil: Por ambos lados de la avenida hay edificios dañados”, continuó.

Esperaron aproximadamente una hora, y nadie se iba a su casa. Entonces decidieron regresar y había mucha gente en la calle. Los automovilistas muy nerviosos, desesperados, enojados, impacientes, “refunfuñando y culpando al tránsito intenso de su infortunio de estar ahí atorados, en su caja. Sin darse cuenta de que ellos mismos son el tráfico”.

Ellos y los 6.5 millones de autos de la Zona Metropolitana son el tráfico. Pitan, se avientan lámina, circulan por la ciclovía de Nuevo León.

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Síguenos por Twitter

Facebook