Humo Blanco

Editoriales 0 4

Clemente Castro González – Sin punto de regreso

Es de esperar que la estrategia anti “huachicol” tenga su efecto político a favor o en contra del partido en el gobierno, en las cinco entidades en las que habrá elecciones en el presente año (Baja California, Durango, Aguascalientes, Quintana Roo y Tamaulipas).

Ello tanto por la menor o mayor afectación que se tenga o debido al golpeteo mediático.

Aunque no debe descartarse la posible aprobación de no pocos ciudadanos a lo que se hace desde la administración federal.

Queda claro que remediar el problema no será algo fácil y las inercias que se presentan repercutirán en forma negativa en la economía y en la vida cotidiana de las personas, por el desabasto del combustible o la especulación provocada por algunos concesionarios de gasolineras.

Para los empresarios, que mueven mercancías a centros de distribución a través de unidades de transporte y para productores y consumidores, el impacto de la actual situación se mide en pérdidas monetarias y la insatisfacción por no acceder a tal o cual producto.

En cuanto al ciudadano, es lógico que tenga molestia al ver trastocada su dinámica diaria, al realizar largas filas para cargar gasolina e incluso no poder hacerlo por el desabasto real o inducido.

Y es que si bien la mayoría de los habitantes del país, al menos de los que votaron en las elecciones pasadas optaron por un cambio al acudir a las urnas, según pudo constatarse con los más de 30 millones de votos que respaldaron el triunfo del ahora Presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, no necesariamente, en la cantidad citada, tienen conciencia plena de lo que significa llevar a cabo una transformación profunda.

Ahí esta uno de los puntos centrales que, a la postre, marcarán la diferencia, en cuanto al respaldo de las acciones que se llevan a cabo para combatir, en éste caso, el robo de combustibles.

En ese sentido, el elector tendrá una determinada predisposición cuando tenga que acudir a depositar el voto.

De manera que, el gobierno de la República, a través de sus diferentes bocas de salida, tendrán que explicar en forma precisa los pasos que se dan en ésta lucha porque los opositores no pierden pisada para animar el descontento y arreciar sus críticas.

Por supuesto que no desaprueban el combate a la corrupción pero no están de acuerdo en los inconvenientes que se provocan al grado de

hablar de incompetencia de parte de la federación en la estrategia aplicada.

¿Se trata de hacer eco de las exigencias de empresarios y ciudadanos afectados o estamos ante actitudes oportunistas? Es factible que, a partir de la respuesta a ésta y otras preguntas podamos acercarnos a entender lo que sucede en la presente coyuntura.

Grave sería que no se tiendan puentes, desde el propio gobierno para cerrar filas, ante las acciones que se llevan a cabo y peor que los intereses creados estén moviendo a determinadas posturas políticas para boicotear lo que se efectúa para recuperar el patrimonio nacional.

Quienes dirigen al país están obligados a expresar con claridad, las veces que se requiera, los pasos a seguir, los alcances de lo realizado y la forma en que se amortiguarán y remediarán los efectos producidos.

En lo concreto, se tiene derecho a saber cómo se superará el desabasto de combustible en las gasolineras y en qué tiempo.

Algo que empieza a conocerse es el entramado de corrupción, que se da desde arriba hacia abajo y esta presente en regiones de México, consideradas bastiones del “huachicol”.

Incluso hay comunidades en las que su habitantes se dedican a esa práctica aunque, debe decirse, que el mal parte desde los malos elementos de PEMEX (servidores públicos y jerarcas sindicales), al igual que de políticos y empresarios que se han servido con la “cuchara grande” desde hace décadas.

Por supuesto que hay grupos del crimen organizado que están en el negocio pero éstos cuentan con la protección de políticos y autoridades.

Lo lamentable es que gobiernos anteriores hayan sido omisos o cómplices en cuanto a las raterías y el saqueo hecho a la nación.

Prefirieron dejar hacer, dejar pasar que cumplir su encomienda, lo que debería de merecer un castigo ejemplar. Nadie que nos haya llevado a la situación en que nos encontramos, mientras se enriquecían de manera escandalosa, merece tener derecho al “borrón y cuenta nueva”.

En principio y al final de cuentas son los responsables de, al amparo de la corrupción e impunidad, permitir el crecimiento y desarrollo de una de las más redituables actividades ilícitas en las que participan los grupos delincuenciales, misma que ha costado vidas y todavía falta por ver que sigue.

AL CIERRE

Éste fin de semana, desde el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) dieron a conocer la convocatoria para la selección de candidatos a diputados locales por el principio de mayoría y de representación proporcional.

Los interesados para competir en territorio tendrán que registrarse a partir del 11 de febrero mientras que los aspirantes a las llamadas candidaturas plurinominales deberán hacerlo desde el 18 del próximo mes.

El documento da cuenta de que las 22 asambleas distritales tendrán lugar el 16 de febrero y cuando se rebasen cuatro solicitudes se someterán a encuestas.

También se especifica que puede haber declinaciones a favor de tal o cual candidato y si no se lleva a cabo alguna asamblea desde el CEN se harán las determinaciones que juzguen pertinentes.

Algo que igual establece la convocatoria es que para el 26 de marzo se tendrá la lista de candidatos y candidatas.

Noticias relacionadas