Humo Blanco

Editoriales 0 47

Clemente Castro González – Seguimos en la mira

Del actual gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica puede esperarse cualquier cosa, más si se trata de temas susceptibles de influir en el electorado norteamericano, ahora que DONALD TRUMP, busca reelegirse en el 2020.

Y para ello, el magnate es uno de los que mejor maneja la propaganda del miedo hacia sus representados, a través de los medios a su alcance, principalmente redes sociales.

De ahí que haya tomado, de tema central, el caso de los migrantes, la edificación de un muro en la región colindante con México y hasta amague con cerrar la frontera para evitar el paso hacia su nación.

Por supuesto que se trata de algo desproporcionado pero no deja de meter ruido en la relación que se tiene con los vecinos, dado las millones de actividades que se efectúan, de manera cotidiana, en la citada región.

En principio lo que tiene que ver con la cuestión comercial, porque sería un desastre para ambas economía si se detiene el flujo de productos.

Un golpe en ese sentido para México obligaría a las autoridades a buscar otros mercados tanto para la venta como para la adquisición de mercancías.

De modo que una acción de esa magnitud no solo generaría crisis sino que pondría en evidencia el grado en que dependemos de los norteamericanos y ellos de nosotros.

Peor todavía si se impide el tránsito de automovilistas y peatones hacia el lado americano.

Sucede que nos unen lazos históricos, culturales y familiares que no pueden quitarse por una decisión ejecutiva de ningún tipo de gobierno.

Lo que se documenta es que, en referencia a Tamaulipas, hay un cruce constante por cada uno de los 17 Puentes Internaciones con los que se cuenta.

Hablamos de personas que viven en el lado mexicano y a diario pasan a realizar trabajos a las ciudades fronterizas pero también de alumnos que cruzan para recibir clases en diversos niveles educativos.

Ni que decir de quienes acuden a realizar sus compras a negocios ubicados en las ciudades colindantes.

En verdad que sería una mala decisión del mandatario TRUMP lanzarse a una aventura de la magnitud de la que habla.

Porque para todo hay límites y, en el caso de los vecinos, adoradores del dinero y el negocio terminaran por presionar a su gobierno si ven afectados sus intereses, entiéndase no tener acceso a la clientela mexicana.

Afortunadamente TRUMP acaba de mostrar algo de sensatez al declarar que esta consciente de el daño que se provocaría si se cierra la frontera. De cualquier manera deja en el aire el amago.

Apropósito, sobre una de las vertientes que nos impacta al ser estado fronterizo, la subsecretaria general de Gobierno, GLORIA GARZA JIMÉNEZ, declaró que se generará un “cuello de botella” de migrantes si los Estados Unidos cumplen con su advertencia de endurecer las medidas de control en la frontera.

Y le asiste la razón la funcionaria, al grado de que el problema será para los tres ordenes de gobierno de México.

De ahí que reitere el llamado a la federación para que se coordinen a fin de que el fenómeno de la migración no afecte el modo de vida de los habitantes del estado, en lo específico los de la zona fronteriza.

También el diputado local, ALEJANDRO ETIENNE LLANO, opinó que se trata de algo muy delicado a lo que se le debe poner la atención requerida.

Ya que andamos con los legisladores, el que no le baja a su crítica hacia el presidente, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, es RAMIRO SALAZAR.

El matamorense se monta en cualquier polémica que este en el ambiente y suelta su “mordisco” políticamente hablando.

Antes fue lo de las huelgas que se dieron en su municipio y en la actualidad arremete en contra el jefe del ejecutivo federal, al considerar que es un error haber reducido el apoyo a estancias infantiles y que el procedimiento se modificara al grado de que el dinero se entrega en forma directa a madres de familia.

El punto es que, no hay alguien del gobierno de la República que le haga las aclaraciones pertinentes, si las hubiera.

AL CIERRE

Éste miércoles, el gobernador de la entidad, FRANCISCO GARCÍA CABEZA DE VACA, tuvo gira por los municipios de Altamira, Madero y Tampico en donde se realizan acciones del programa “Unidos por Tamaulipas”.

En más de 200 colonias de las localidades señaladas, la administración estatal lleva a cabo, en coordinación con los

municipios, bacheo, pavimentación, limpieza de avenidas y calles, alumbrado público, entre otros servicios.

+.-La desatención al magisterio en cuanto a la falta de pagos, en determinados programas, podría traer repercusiones en el presente proceso electoral.

Porque se trata de pendientes que vienen arrastrándose de tiempo atrás y no se da con la formula para remediar el mal.

Ahí están los maestros que laboran en las Escuelas de Tiempo Completo, a los que les han cubierto, a cuenta gotas, las percepciones que se ganaron por derecho.

Un caso más que es vergonzoso es el de los Bachilleratos Comunitarios, que se manejan con recursos federales y estatales.

Sucede que centenares de profesores a la fecha no han recibido ningún peso, en lo que va del año, pese a que deben acudir a dar clases a comunidades lejanas.

El colmo es que ningún servidor público de la SET, de los encargados del programa, sale a dar una explicación sobre lo que sucede.

Noticias relacionadas