Humo Blanco

Editoriales 0 13

Clemente Castro González – Los partidos… partidos

Son varios los partidos que requieren pronta reorganización y hasta depuraciones, dado los resultados que obtuvieron en las elecciones del pasado dos de junio.

Por lo pronto la guillotina tendría que caerles a los guías que no tuvieron la capacidad de alcanzar el tres por ciento de la votación para lo del registro y, por tanto, no tendrán una representación en la próxima legislatura.

En cuanto a los partidos “emergentes” tenemos que el Verde Ecologista de México (PVEM) logró 15 mil 843 representa 1.79 de la votación, mientras que el de la Revolución Democrática (PRD) acumuló 11 mil 508 sufragios que significan el 1.30. Incluso a los perredistas los rebasó el Partido Trabajo (PT) al recibir 17 mil 212 votos que son el 1.94 por ciento.

Lo propio se tendrá que hacer en el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), en donde el triunfalismo de su lideresa nacional, YEIDCKOL POLEVNSKY, quedó hecho trizas con los números que arroja la contienda.

Es evidente que la dirigencia de éste partido en la entidad, si es que había mando, no estuvo a la altura de las circunstancias.

Hay motivos para que las bases y mandos morenistas exijan la restructuración de su instituto, que vayan aparejadas a posturas de lucha y perseverancia y no de la apatía y falta de oficio político que mostraron.

Desde luego que si se ve el vaso medio lleno pasarán de tener un asiento en el Congreso a 10 u 11, con tan solo uno de mayoría relativa. Lo que alcanzaron los de MORENA fueron 245 mil 410 votos, lo que es el 27. 72 por ciento.

El punto es que crearon grandes expectativas y no las cumplieron, entre ellas que, previo al inicio la competencia, iban adelante tres a uno sobre sus competidores panistas.

La realidad es que perdieron cientos de miles de votos, en comparación con la elección anterior.

Pero si en MORENA hace falta atacar los síntomas de “enfermedad” que padecen en el Revolucionario Institucional se requiere una cirugía mayor.

Porque pasaron de 480 mil votos en la elección del 2016 a bajar a 380 mil en el 2018 y caer 88 mil 983 en los comicios recientes.

La consecuencia es que el porcentaje de votación del tricolor-10.05 por ciento-, solo les alcanzará para tres diputados de representación proporcional lo que es un golpe demoledor en tanto que, en la actualidad, contaban con 11 legisladores.

Lo más grave para el priismo tamaulipeco es que no entraron a la contienda en unidad y salieron evidenciando choques directos y públicos.

Ahí tenemos el conflicto “epistolar” entre el ex dirigente en Tampico del Revolucionario Institucional, ROBERTO GONZÁLEZ BARBA, mismo que se le fue al cuello a su guía estatal, YAHLEEL ABDALA CARMONA.

El desencuentro se origina en los votos obtenidos pero igual remite al manejo del recursos.

Sucede que el tampiqueño le pide cuentas a la neolaredense al señalarle que el anterior presidente de su partido manejaba “1.5 millones de pesos” y la actual jerarca recibió “4.3 millones de pesos”. El quejoso se pregunta a dónde fueron a parar 29 millones de pesos que recibió el PRI de la entidad en el 2019.

Ya inmerso en lo sustantivo, GONZÁLEZ BARBA exige un informe y pide a su lideresa que renuncie al cargo, en tanto que no le funciono la estrategia implementada y dada su “inexperiencia”.

En el revire, ABDALA CARMONA, le echa en cara a su compañero que sus posturas no son constructivas sino más bien destructivas, pese a su añeja militancia.

Además le dice a su crítico que trae números equivocados y que, en su momento, habrá de informar sobre el recurso.

Pero el alegato fue más allá, en tanto que le recriminó a su detractor que haya renunciado a la mitad de la campaña debido a que no quiso entrar en conflicto con la administración panista municipal, entiéndase con JESÚS NADER NASARALLAH.

En calidad de mientras habrá Consejo Político Estatal del PRI el próximo 29 del presente mes.

Lo que es no tiene vuelta de hoja es que ABDALA CARMONA entregará la dirigencia, solo que lo hará una vez que se haga lo propio a nivel nacional y se marque la directriz a seguir en el estado.

El tiempo apremia y los priistas no alcanzan a tocar fondo.

Los que no sudan ni se abochornan son los del Movimiento Ciudadano (MC), cuyo dueño, en el ámbito nacional, es DANTE DELGADO

RANAURO, apoyado por la “gerencia estatal”, que opera con eficiencia, al mando de GUSTAVO CÁRDENAS GUTIÉRREZ.

Sin mayor estructura, el MC alcanzó 30 mil 655 votos que son el 3. 46 por ciento, lo que les da derecho a una diputación.

En cuanto al PAN, si bien cayeron en la votación lograron su meta que era tener la mayoría en el Congreso.

A la fecha, se agenciaron 21 constancias de mayoría para igual número de legisladores y quieren un espacio más por la vía plurinominal.

Por cierto, es factible que haya “tironeo” en tanto que MORENA podría pelear tal posición a los panistas, en base a la Ley Electoral y lo relacionado a la sobrerepresentación.

Por ahora no se ve que vaya a darse una sacudida en el PAN pero el “liderazgo” de FRANCISCO ELIZONDO SALAZAR, similar a otros, cuenta con fecha de caducidad.

El añadido es que a “Kiko” lo podrían premiar con un cargo en al administración pública. Sin duda que el político albiceleste sabe interpretar y aplicar muy bien la línea que le trazan.

Noticias relacionadas