Campanario

Editoriales 0 28

Martín Sánchez Treviño – Un informe austero y sin lucimientos

El Primer Informe de la CT fortaleció credibilidad de quienes siguen esperando un cambio, una respuesta del gobierno federal, como si la autoridad tuviera la capacidad para reorientar el rumbo de la economía del país, lo mismo que de otras circunstancias que ocurren en esta época, en la que las autoridades no han recuperado la autoridad y el respeto.

El informe presidencial no tuvo el impacto que dejaban los gobernantes anteriores, pues de hecho había más expectativas que los contenidos de ese ejercicio. No obstante la presentación fue austera y en sus expresiones insistió en la austeridad republicana.

Hubo renglones en los que su discurso fue limitado como es el tema de la educación, no abundo en las metas que se alcanzaran a corto plazo, será a caso que los resultados de los trabajos de este año se verán reflejado dentro de 3 años, cuando el plan educativo haya alcanzado los primeros frutos.

Sin embargo, en el formato no predomino la detención de Rosario Robles ni los procesos que se instruyeron en contra de Ignacio Lozoya ex director de Pemex, ni siquiera hubo una mención al respecto. La omisión del tema petrolero podría responder a la división de poderes que busca promover en su gestión.

Si en cambio, se explayo en la exposición de los recursos repartidos a las familias más necesitadas del país, dentro de los programas encaminados a la educación y actividad productiva. Donde los números de la inversión fueron extremadamente limitados fue en el sector agropecuario.

Hizo alusión a los acuerdos alcanzados con el gobierno de Estados Unidos, para evitar la imposición de aranceles de la administración Trump, lo cual aparentemente podría verse como una sumisión a las políticas anglosajonas, pero en realidad México ha sido el país que mayor provecho ha obtenido de la guerra comercial de China con Estados Unidos, que se refleja en un incremento de las exportaciones mexicanas, incluso ni Canadá mucho menos China ha sacado provecho para sus economías.

Es una de las explicaciones del porque a pesar del crecimiento raquítico del 1.3 por ciento, no ha generado recesión sí en cambio se fortaleció el crecimiento de exportaciones no petroleras.

Un aspecto que el Presidente Andrés Manuel López Obrador puso de relieve, cuando indicó que tenemos bajo crecimiento económico pero sin recesión ni una inflación agravada. Y fue una de las omisiones del informe presidencial en su referencia al tema económico, quizá porque la producción petrolera no es boyante como ocurrió a principios del siglo XXI.

El auditorio del informe fue selecto, estuvo presente el gabinete federal, lo mismo que los titulares de las fuerzas federales, los legisladores, gobernadores de todo el país, el escenario fue de lo más austero.

Por lo mismo, es importante que México tenga un presidente emprendedor y que como promotor de la justicia y de la inclusión, así como elabora planes de crecimientos en la región del noreste mexicano, es una necesidad que se impulse el desarrollo de los estados del norte de la nación.

Noticias relacionadas