Campanario

Editoriales 0 48

Martín Sánchez Treviño – ¿Van por un Ministro?

En el inicio del tercer trimestre del 2019, las expectativas para el cierre de este año no son alentadoras para las empresas establecidas como tampoco lo son para los pequeños y grandes negocios. Asimismo el comportamiento de las principales regiones económicas del país no hay alguna de ellas que sobresalga antes otras, más bien se refleja una severa recesión.

En lo que sí coinciden profesionistas y empresarios, lo mismo que empleados y obreros, es que la denominada 4T viene sobre los recursos generados por los mujeres y varones que generan riqueza. Hasta ahora ha dado muestras de va en busca de recuperar aportaciones a través del fisco.

Habrá que ver cuáles serán los alcances de las acciones emprendidas por la federación y sus efectos en la sociedad, sobre todo en las familias de escasos recursos a donde no llegan los programas subsidiarios, ni las becas educativas que se promueve en ese orden gubernamental.

El nulo crecimiento de la inversión puede ser el resultado de una economía estancada de las regiones del país. Fue uno de los temas en los que coincidió un grupo de egresados del Instituto Tecnológico de Monterrey, en una reciente reunión a la cual acudieron profesionistas de distintas entidades del país, algunos de ellos provenientes del extranjero.

Lo cual es un indicador de que las regiones de la república mexicana enfrentan los efectos de la denominada austeridad republicana, pero no solo eso, ya que no es lo mismo austeridad que recesión o estancamiento de la economía. Alguna consecuencia a corto o largo plazo podría presentarse en lo político, lamentablemente también es un factor que suma en el desequilibrio que enfrenta el país.

Ya que hasta ahora no hay más empleos, ni siquiera ocupación en las regiones donde a finales del 2018 sí había oportunidades para el desarrollo y el crecimiento de la economía, quizá por ello se observa el regreso de situaciones de inseguridad que habían desaparecido.

Por lo mismo, pareciera un distractor más, la renuncia del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Eduardo Medina Mora, a quien le restaban 11 años para cumplir con un periodo de 15 años. Quien supuestamente que debe ser cierto, dejo el cargo en el marco de investigaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por transferencias que no corresponden a los niveles de ingresos de sus declaraciones patrimoniales.

La renuncia de un ministro no es la de cualquier “hijo de vecina” y por ello hay versiones en el sentido de que son motivos graves por los que deja el cargo. Aunque desde hace al menos 10 años, según versiones periodísticas los relacionaban con relaciones con fuerzas extrañas. Entre los cargos desde el 2000 fue titular del Cisen, Seguridad Pública y embajador durante la administración del ex Presidente Enrique Peña Nieto .

En otro orden, el destacado investigador Alfonso López Mayagoitia presentará una conferencia en el marco del Aniversario por la fundación de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Tamaulipas, es un prominente médico veterinario que radica en Canadá.

Noticias relacionadas