Humo Blanco

Editoriales 0 17

Clemente Castro González – Parece que ahora sí

Los priistas quieren regresar o al menos esa impresión dejaron durante la toma de protesta de EDGAR MELHEM SALINAS y MAYRA OJEDA CHÁVEZ, en calidad de presidente y secretaria general del Revolucionario Institucional (PRI), en Tamaulipas.

En el evento se congregó a dirigentes y militantes, al igual que connotados integrantes de la clase política del tricolor.

Arroparon el ungimiento, para empezar, el dirigente nacional de ese partido, ARLEJANDRO MORENO CÁRDENAS, la lideresa del Organismo Nacional de Mujeres priistas (ONMPRI), MONTSERRAT ARCOS VELÁZQUEZ y varias luminarias más.

También acudieron los ex presidentes del instituto, ELISEO CASTILLO TEJEDA, ENRIQUE CARDENAS DEL AVELLANO, SERGIO GUAJARDO MALDONADO, LUCINO CERVANTES DURÁN, YAHLEEL ABDALA CARMONA, AÍDA ZULEMA FLORES PEÑA, RAFAEL GONZÁLEZ BENAVIDES y RAMIRO RAMOS SALINAS.

Por supuesto, hicieron acto de presencia los tres diputados locales y los alcaldes, al igual que ex munícipes.

También estuvo en el acto el ex gobernador, MANUEL CAVAZOS LERMA, alguien que hacia tiempo no se le veía en eventos partidistas, al menos no por el estado.

Cabe señalar que el mensaje de MELHEM SALINAS estuvo cargado de emoción, con arengas motivacionales, metáforas, críticas, nostalgia y buenas intenciones para regresar al origen de su partido.

Habrá que señalar que no es nuevo eso de renovarse y regresar a las bases o de que la política es para servir y no para servirse pero el discurso de el ex diputado federal se escucho creíble.

Se trato de un discurso conciliador, esperanzador e incluyente en e que, según dijo MELHEM, “no caben lamentaciones ni cobrar traiciones”.

Acto seguido, abrió las puertas del PRI para que los que se fueron deslumbrados por “espejitos” regresen a su organismo.

Habló de que se extrañan los “buenos gobiernos del PRI”, de los que, a su juicio, luchan por los ganaderos y agricultores y no están en contra de ellos.

Aludió a programas federales que se quitaron, en lo especifico POSPERA y el SEGURO POPULAR y, de pasada, sin decirlo en

forma directa refirió a la inseguridad que se padece, al señalar la necesidad de que los ciudadanos puedan caminar por sus calles.

En efecto, los priistas son más que una credencial de elector pero, lamentablemente, durante décadas a la militancia se le uso para convalidad candidaturas, asistir a mítines y acudir a las urnas a fin de abultar la cantidad de votos a favor de tal o cual personaje, así fuera un completo desconocido.

Sin duda que los retos para los nuevos guías del tricolor son diversos y nada fáciles.

Habrá que ver de que manera van por la recuperación y, de entrada, hacen conciencia y convencen a las “masas” porque al menos en el estado, en los últimos procesos electorales, fueron a la baja, para empezar, al haber perdido la gubernatura, la mayoría de las alcaldías y el Congreso local, en donde de 36 legisladores, únicamente tienen tres y llegaron por la vía de la representación proporcional.

Algo distinto a que se comprometió a realizar el dirigente, es hacer una presidencia itinerante que despachará en ejidos y colonias y que, la verdad, mucha falta les hace.

En calidad de mientas ya se comprometió a tener un ejercito para afrontar las batallas que están por venir.

Desde luego que el ofrecimiento fue directo a MORENO CÁRDENAS que, tendrá que rescatar a su partido, en los comicios federales y estatales por venir, si entre sus planes se encuentra ser uno de los notables que, cuando sea tiempo, se lance por la grande.

A propósito, el distinguido visitante ponderó lo de su elección, la lealtad del priismo tamaulipeco y la necesidad de ser una alternativa para la sociedad, a parir de ser un partido moderno, capaz de volver a ganar elecciones.

Debe señalarse que lo de éste domingo no es muy diferente a lo que se vio cuando ungieron a ABDALA CARMONA, en el liderazgo del PRI.

Obvio que lo distinto es que EDGAR recibe un ente con deudas, una estructuras dañadas y notable perdida de credibilidad entre los electores.

Además, el PRI se encuentra en las peores condiciones dada su raquítica representatividad en cuanto a cargos de elección popular.

El añadido es que vive una desbandada de dirigentes y militantes hacia organismos en el gobierno, caso del MORENA y el PAN.

La diferencia podría estar en el MELHEM trae experiencia, respaldo y es un conciliador. Es decir, le sabe al manejo político y es hábil para sumar.

En los meses por venir se verá su mano y debe tener prisa porque el año electoral arranca en el 2020.

Por lo pronto tendrá que conformar su equipo de trabajo. En pocas palabras: “repartir el pastel”.

AL CIERRE

Tal vez sea coincidencia pero son varias las personas que conocemos a las que cajeros de bancos les han “tragado” sus tarjetas.

Con mayor frecuencia esto se ha dado en Santander, en donde la atención es muy eficiente cuando sucede la falla técnica.

La amabilidad se nota, entre otras cosas, cuando se da a conocer al cliente el costo de el tipo de tarjeta que se le entregará de reposición, aunado a una letanía para ofrecer un seguro a fin de protegerse en contra de la clonación de tarjeta y varios ilícitos.

Sería reprobable que el propio banco esta generando tal situación a fin de buscar oportunidades de “negocios”.

Noticias relacionadas