Cena de Negros

Editoriales Off 44

Marco A. Vázquez

La enterradora…

Aún en tiempos de las redes sociales, los teléfonos inteligentes y la proliferación de cámaras de videovigilancia es imposible saber a ciencia cierta el número de muertos y desaparecidos que tenemos en México, pero le aseguro que en los últimos años se deben contar por miles y miles, quizá cientos de miles.

Hace un par de años y todavía coinciden con las de hoy o quizá sea más grave el asunto, con información que el INEGI recolectada desde los servicios forenses y las procuradurías de los Estados se confirmaban entre 85 y 90 asesinatos por día, en promedio, le insisto, es el dato más conservador ya que no cuantifica a los desaparecidos que nunca más se volverán a ver, es el dato del 2018 y según las estadísticas el 2019 lo superó y el 2020 no se quedó atrás.

Si, es mucha sangre la que corre por nuestras calles, dicen, los mismos datos oficiales nos dicen que cada año hay más ejecutados, más muertos, colectivos en busca de desaparecidos documentan estos datos.

Es, en esas circunstancias, que no debemos permitirnos el lujo de equivocarnos en las políticas públicas de combate al delito, a la violencia, en la estrategia para pacificar México, mejor dicho, no debemos permitirle al gobierno federal equivocarse ni hacer lo mismo que los expresidentes Calderón o Peña Nieto que nomás fueron tratando de que cambien las cosas por obra y gracia de Dios y no por acciones de ellos.

Es en esa tesitura que debemos estar muy pendientes de Rosa Icela Rodríguez quien será llamada a suplir a Alfonso Durazo que hasta la semana pasada era el policía de México, el Secretario de Seguridad Pública, y que ahora se disfrazó de político para buscar la gubernatura del Estado que lo vio nacer.

Rosa Icela tiene en su currículo una Licenciatura en Periodismo, dice el presidente que ya lo ha apoyado en tareas de ese tipo y seguramente para el martes o miércoles que se pretenda extender su nombramiento le aparecerán muchas virtudes.

Créalo, si se quiere tomar como una virtud el que sea mujer estamos fritos, de entrada, porque el crimen ya está visto que no respeta sexo y luego porque ser hombre o mujer no debe importar para nombrar a un secretario sino las cartas que presenta, su experiencia, su capacidad en el área a desempeñar.

Ahora, tampoco debemos distraernos de lo importante, para lograr la paz es urgente reforzar y obligar a la realización de políticas eficientes en el combate real a la pobreza, de acciones que fomenten el desarrollo social y hasta en materia de bienestar a través de la infraestructura útil para la competitividad del país, por supuesto, y eso incluye un ataque eficiente a la pandemia de coronavirus que hoy no se ve, que hoy está apagando a casi todas las empresas.

En síntesis, los mexicanos no debemos permitirnos tanta hipocresía ni se la debemos permitir a los políticos, mire, ayer el país se puso de cabeza, con el llanto y sentimiento a flor de piel porque los panteones permanecían cerrados en uno de los días más emblemáticos para la nación, el dolor que siente una madre, un padre o los hijos por no poder darle la vuelta a los suyos, provocó que en ese momento se nos olvidará que decenas de miles de madres, padres de familia y hermanos han pasado y pasan todos los días por ese trance, que no saben ni siquiera donde están sus hijos.

Si, con el dolor en el corazón y toda nuestra solidaridad nos unimos a esa pena, en eso no se equivoque, a lo que me refiero es a la hipocresía de la sociedad y los políticos que solo recuerdan la muerte de este país un día, mientras la violencia y muerte cabalgan por todas nuestras calles el resto del año y personajes como Durazo no hicieron mucho para detenerla o por lo menos no se notó.

Hay muchos muertos por todo México, el dolor de la gente de no poder ver a los suyos en el panteón, o no encontrarlos, nos da una idea del sufrimiento que padecen los familiares de los mismos, pero también nos hace un llamado a no volver a equivocarnos, a no permitir excesos del gobierno y menos abonarle más al divisionismo que solo provoca un mal combate al delito y dificulta que recobremos la paz permanente y sólida que merecemos todos los que vivimos en este bendito país.

Rosa Icela Rodríguez será la nueva Secretaria de Seguridad Pública en México, ya lo decidió el presidente y en este país no hay quien le diga que no, la preocupación que debemos tener en este momento es mucha, da poca esperanza tener a alguien nuevo en el ambiente dirigiendo todo un aparato, se puede convertir en la enterradora de todos nuestros muertos, pero en su beneficio hay que decir que quienes le sabían en lugar de cuidarnos mejor se dedicaron a hacer negocios sucios, a coludirse con los delincuentes mientras a nosotros, para estar a todo con estos días, nos cargaba el payaso.

SUBEN CONTAGIOS… Al presentar el balance COVID de este domingo, la secretaria de Salud de Tamaulipas, Gloria Molina Gamboa confirmó 80 nuevos casos y 7 fallecimientos, por lo que insistió en no bajar la guardia ya que el riesgo de un rebrote de la pandemia sigue siendo alta.

Con ellos, al 01 de noviembre, la cifra oficial asciende a 32,623 positivos acumulados, de los cuales 28,099 se han recuperado y 2,832 han fallecido

Insistió en seguir las medidas preventivas como el lavado de manos frecuentemente; aplicar el estornudo de etiqueta (cubriendo nariz y boca con un pañuelo desechable o con el antebrazo); no saludar de beso, de mano o abrazo; mantener la sana distancia y el uso de cubrebocas en cualquier espacio público, para reducir el riesgo de un repunte de casos, defunciones y de saturación de los servicios de salud.

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas