Campanario

Editoriales Off 19

Martín Sánchez Treviño

Llegaron las vacunas y con ellas las reacciones

La distribución de la vacuna para el Covid-19 además de las reacciones del medicamento no menos graves, ya que al menos en México se han presentado algunos casos ante los cuales la ciencia medica ha reaccionado, pues el caso de una Doctora en el estado de Nuevo León que presentó inflamación del cerebro luego de haber recibido la primera dosis.

Pues a pesar de que se esperan reacciones en el 1 por ciento de quienes reciben la vacuna de la que los gobiernos se cuelgan para publicitar sus bondades, algunos de los resultados inmediatos han alertado a la población.

Derivado de casos como el de una Doctora en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social que el estado de Nuevo León, que media hora después de recibir la primer dosis de la vacuna milagrosa, presento inflamación cerebral, ronchas, crisis convulsivas, disminución e la fuerza muscular y dificultad respiratoria.

Por ese motivo la médica fue internada en una clínica especializada de Monterrey donde recibe atención y, por lo pronto genero inquietud en sus compañeros, que por cierto el personal médico de hospitales privados y públicos es uno de los sectores que mayor desconfianza han mostrado ante cualquiera de las vacunas.

Algo similar ha ocurrido en Reino Unido, donde incluso se ha recomendado a la población evitar cruzar las vacunas, es decir utilizar el medicamento inicial y terminal de un mismo laboratorio y no combinar de dos laboratorios la primera y la segunda dosis.

Lo anterior implica una tarea educativa de parte de la autoridad, que cada vez se comporta más alejada de las necesidades de la población. Con no ser ejemplar es un dato adverso para los habitantes.

En otros países sin vacuna y con ella las autoridades han sido puntuales en las medidas de confinamiento social de distanciamiento. Se han mostrado enérgicos en cuanto a la semaforización sanitaria y distracción social.

Mientras que en este país pareciera que los efectos de las primeras vacunas se manifestaron en las playas de la Rivera Maya, el sureste mexicano y las playas de Oaxaca, Guerrero, Jalisco, Colima, lo mismo que de Baja California.

Según los reportes oficiales al 2 de Enero del 2021, se registraron 6,259, una cifra por debajo de los últimos informes oficiales del mes de diciembre del 2020. El informe indica que el valor bajo pudiera estar asociado a que el 1 de enero no se laboró y el sábado tampoco y por lo mismo subraya que son amplias las posibilidades de un incremento derivado de las fiestas de fin de año.

Lo cierto es que si bien estamos en un Año Nuevo, pero cargamos con los escombros del Año Viejo y, que aunque el Año sea Nuevo no por ello cejó la enfermedad. Que por cierto es mayor su efecto en la salud y en la vida de la población.

Noticias relacionadas