Interiores

Editoriales Off 46

Carlos López Arriaga

De misoginia y murallas

Cd. Victoria.- Ahí vienen de nuevo, este lunes darán noticia a redes y medios para el resto de la semana. Son muchas y la indignación las une por encima de filias partidistas, identidades afectivas, lugares de origen, estratos sociales.

La marea feminista ha crecido por oleajes generacionales desde las madres, abuelas y más atrás, adquiriendo en los últimos años un carácter estridente, asociado al auge de los feminicidios.

Como práctica ya instituida, se manifiestan en ocasión del Día Internacional de la Mujer, ocho de marzo, el ahora denominado “8M”.
Aunque justo es recordar que (de una u otra manera) protestan todo el año. La inequidad de género es una afrenta permanente y también porque los asesinatos, violaciones, abusos contra las mujeres ocurren los doce meses del año.

Y es curioso que esto suceda en una ciudad de México gobernada por una mujer (CLAUDIA SHEINBAUM) y bajo una administración federal donde la titular de Gobernación también lo es (OLGA SANCHEZ CORDERO).

Al igual que las secretarias de Energía (ROCÍO NAHLE), Seguridad (ROSA ICELA RODRÍGUEZ), Medio Ambiente (MARÍA LUISA ALBORES), Economía (TATIANA CLOUTHIER), Función Pública (IRMA ERÉNDIRA SANDOVAL), Trabajo (LUISA MARÍA ALCALDE) y Cultura (ALEJANDRA FRAUSTO).

Mire usted, nunca como ahora hubo tantas mujeres empoderadas en el primer círculo del presidente. Tan sólo en el párrafo anterior mencioné nueve.

Son muchas más, desde luego, si extendemos la mirada hacia el sector paraestatal, los poderes de la unión, gubernaturas, congresos locales y presidencias municipales.

Y sin embargo subsiste la paradoja. La injusta condición de las mujeres mexicanas perdura porque los equilibrios de género logrados en la cúpula no se reflejan en las capas inferiores de la pirámide.

En medio y abajo las siguen matando. Todos los días hay desaparecidas, a veces por acción del crimen organizado, en otras por antojo de un delincuente callejero, aunque también (lo más increíble) por obra de sus respectivos compañeros sentimentales, novio, marido, amante ocasional.

OFENSA TRAS OFENSA

Otra paradoja de la equidad insuficiente que hoy se vive en México es que este lunes, en la capital del país, se habrán de enfrentar mujeres contra mujeres, en el forcejeo por el espacio público.

Las que protestan y las de uniforme azul marino, integrantes estas últimas del batallón policial bautizado como “Grupo Atenea”, adscrito a la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

En los niveles más altos, no parece haber una conexión suficiente entre (1) las damas arriba citadas, las que tienen el mando y (2) los grupos de mujeres que desde la sociedad civil exigen justicia.

Apoltronadas las primeras en su nicho de comodidad, ninguna hace suyo el dolor de las segundas. Acaso lo comenten en voz baja, pero ¿contradecir al presidente?, ¡nunca!…

Localmente lo vemos con alcaldesas, diputadas, regidoras. Temerosas de perder sus privilegios se fingen ciegas, sordas, mudas ante lo evidente.

Y, bueno, la indignación ciudadana presenta este año un matiz especial. La impotencia ante la nominación del ingeniero FELIX SALGADO MACEDONIO a la gubernatura de Guerrero, abanderado por MORENA.

Necedad que solo se explica por compromisos innombrables de LÓPEZ OBRADOR con ese personaje tan estrafalario como siniestro, que ha acumulado acusaciones por violación durante años.

Dos veces diputado federal, dos veces senador, también alcalde de Acapulco, la reiterada condición de funcionario ha protegido todo este tiempo a SALGADO. Eso que llaman fuero. Razón por la cual no ha podido ser procesado.

En los últimos meses, la protesta de mujeres contra su candidatura motivó primeramente un reiterado espaldarazo de su amigo de toda la vida, el presidente LÓPEZ OBRADOR, con esa sonrisa cruel que ya es, de por sí, un insulto.

En fecha reciente, el comité nacional de MORENA que preside MARIO DELGADO decidió repetir la encuesta interna relativa a dicha candidatura, presionado, entre otras, por la secretaria general de ese partido CITLALLI HERNÁNDEZ.

Pero mire usted lo que son las cosas. En paralelo, en un ámbito externo al partido, SALGADO ya logró que la autoridad electoral de Guerrero lo reconociera como candidato. Ello, pese a que su abanderamiento por parte de MORENA está hoy sujeto a revisión.

SILENCIO CÓMPLICE

El grupo en el poder brinda con ello un tema extra a la rebeldía feminista que habrá de manifestarse este lunes. Viene a confirmar (como si hiciera falta) la proverbial sordera de AMLO frente a la tragedia que hoy viven las mujeres de a pie.

Trabajadoras, estudiantes, empleadas, amas de casa. Habiendo mayoría femenina en el gabinete nacional, el desdén hacia su causa solo se entiende como una peculiaridad emocional del presidente. Atavismo acaso.

Antigualla que carga en sus entrañas de manera preconsciente y se niega a modificar con tal firmeza que provoca un temeroso mutismo entre sus colaboradoras.

Por lo pronto, ese tosco muro en torno a la sede del Poder Ejecutivo parece del tamaño de sus miedos y se empata en el tiempo con la muralla de su amigo TRUMP.

Cubre todo el frente de Palacio sobre la avenida Pino Suárez, desde la calle de Moneda hasta Corregidora, en el corazón de la República.

El vocero de Presidencia CHUCHO RAMÍREZ CUEVAS ha querido suavizar las cosas bautizando a dicha cerca como “el muro de la paz,” lo cual se antoja una sentencia cruel, emparentada acaso con la paz de los sepulcros.

La respuesta vino del colectivo feminista “Brujas del Mar” cuyas integrantes se dieron a la tarea de anotar en dichos páneles los nombres y apellidos de mujeres asesinadas.

Las buenas conciencias de este país suelen reprobar, sin más, tales protestas, por su efecto destructivo sobre el patrimonio escultórico de la capital mexicana. Lo cual es cierto.

Pero olvidan que fachadas y esculturas pueden ser resanadas, pero no las vidas que se pierden en los feminicidios. Tampoco el daño irreversible causado por las violaciones.

Yendo a la raíz del problema, es la inacción acumulada de años (sexenios, décadas, generaciones) lo que provoca una protesta tan arrebatada. Indeseable, pero harto comprensible. La arquitectura de cal y canto no puede ser más importante que las vidas humanas.

Peor todavía cuando un presidente se niega a dar la cara, solo aborda lateralmente el problema, nunca de frente, siempre con prisa. Se muestra apático, pachorrudo y burlón.

Cuando los crímenes siguen a la alza (la mayoría impunes) y son cerradas las oficinas de atención a las víctimas de abuso, alegando carencia de recursos.

Paredón, valladar, tapia acerada, el caso nos remite a tantos muros que han sido ideados para dividir, separar, enfrentar. Hoy sabremos si fue suficiente.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com

WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas