Campanario

Editoriales Off 34

Martín Sánchez Treviño

La soberanía y las grillas mediáticas

Cuando la población escucha expresiones como que los mexicanos podemos perder la soberanía retumba en los habitantes “la venta” o invasión del territorio nacional en tiempo de Antonio López de Santana. Pero lo que se observa en el escenario de la lucha de las grandes connacionales energética como Bacanora en el estado de Sonora, en la que hay inversiones de empresarios franceses y canadienses donde se localiza el yacimiento de Litio más importante del mundo.
Lo mismo ha ocurrido en la Cuenca de Burgos, que inicia en San Fernando y se extiende al estado de Coahuila y, que en gran escala es una de las causas de violencia que ningún gobierno ni estatal ni federal han erradicado. La cuestión parece simple, pero en realidad es demasiado compleja, pues fue la Cia desde los albores del siglo anterior quien identificó el yacimiento de gas natural, que también se extiende al Valle de Texas.
Y por ello en una de sus visitas del ex Presidente botudo Vicente Fox Quezada a esta entidad, afirmó que era necesario atraer inversiones extranjeras para la extracción de gas, llego a decir de forma pintoresco que del lado norteamericano había popotes para llevarse el gas mexicano. En ese orden fue como se plantearon desde finales del siglo 20 las reformas energéticas que permitirían a los consorcios extranjeros participar como extractores de gas en territorio nacional.
El problema que se devino fueron los términos y condiciones permisivas que el gobierno mexicano estableció y que favorecían y favorecen a las compañías energéticas. Y de manera consecuente la violencia se transforma en la región fronteriza que se colapsó con el fenómeno de San Fernando. Según testimonios de algunos técnicos que vigilaban el funcionamiento de la extracción de gas, que fueron retirados de los pozos de gas para evitar más tragedia de las que se presentaron en esa región, por ello la falta de tareas de mantenimiento en las perforaciones reducía drásticamente la producción de ese energético. Que finalmente se exporta y se contrabandea a luz y complacencia al estado de Texas.
A ese contexto se relaciona la violencia que agravio a la familia Le Barón en un tramo del estado de Chihuahua, pues la ruta donde ocurrieron los hechos se localiza en la zona del yacimiento de Litio, que la administración del ex Presidente Peña Nieto concesionó a los extranjeros canadienses y franceses.
Por ese motivo, el actual gobierno federal propone debatir de nuevo la reforma energética del país y en ese sentido Rafael Barajas, El Fisgón, Presidente Nacional de Formación Política de Morena afirmó ayer en esta capital que es urgente debatir esa reforma y de esa manera el Litio sea mexicano y no canadiense ni francés, que dieron como resultado Bacanora.
En ese sentido tiene razón cuando sostiene que por ello los grandes negocios se hicieron en la era neoliberal giraron alrededor de la industria eléctrica, pues el Litio forma parte de la nueva tecnología de la industria automotriz. Es un mecanismo de saqueo que es necesario detener, dijo ayer ante un grupo de morenistas y comunicadores, que, por cierto a estos últimos, les fue de mayor interés hurgar con El Fisgón asuntos mediáticos del Presidente de la República con un comunicador.
Barajas explicó que en la era neoliberal todo se ha privatizado el 56 por ciento de la energía y el estado el 44 restante, pero hacía el 2019 la tendencia fue que los privados generarían el 85 por ciento contra el 25 por ciento por parte del estado, por ello insistió en que en debate de la reforma destacan la soberanía energética y la pobreza eléctrica de la población que se ha observado en Europa. Nos dijo que veamos en los de enfrente lo que nos puede ocurrir como mexicanos.
Asimismo, como ente pensante defendió que las conciencias si transforman y la importancia de la reforma eléctrica que ha propuesto el Presidente de la República, es importante ya que se enfrenta ante una coyuntura importante similar a la que enfrentó el General Lázaro Cárdenas.
En ese sentido contextualizó que un país que no controla su energía está a merced del mercado privado, como ocurrió cuando Texas dejo de vender gas y se paralizó gran parte de las empresas mexicanas, que finalmente resolvió la Comisión Federal de Electricidad.
Sobrada razón tiene Barajas al sostener que la pobreza eléctrica está a la vista lo que ocurrió en Europa debido a la privatización de la energía ya que dejo de ser un derecho humano y estuvo sujeto a los mercados con costos históricos, gente con ingresos insuficientes.
Pareciera casualidad pero el mismo día, el sábado anterior, más de mil habitantes de la estructura social de los municipios de Mainero, Hidalgo, Villagrán, San Carlos, San Nicolás, Güémez y Padilla en una asamblea informativa, se organizan para impulsar la participación en la revocación de mandato y su apoyo al Presidente Andrés Manuel López Obrador, porque coinciden con él, pues están en contra del despojo y la venta de las empresas estatales, lo mismo que repudian la entrega de los energéticos del país a los extranjeros. Los integrantes de la Columna Cívica Pedro José Méndez informaron que harán lo propio para fortalecer la participación social en el ejercicio de revocación.

Noticias relacionadas