Valeria, la argentina que se salvó del “estafador de Tinder”

El Mundo Off 165

AGENCIAS

El estafador de Tinder es un documental que ha causado gran polémica desde su estreno en Netflix, pues aborda la historia de Simon Leviev, un hombre que se dedicaba a “enamorar” mujeres para defraudarlas con dinero.

Fueron tres las historias que se dieron a conocer en el documental, en el que Simon se presentaba como el hijo de Lev Leviev, un magnate de los diamantes. Cuando este joven se presentaba ante sus presuntas víctimas hacía gala de su fortuna para convencerlas que estaban ante un millonario, y cuando ya las tenía de su lado, las estafaba con enormes sumas de dinero.

Ahora que El estafador de Tinder se convirtió en una de las producciones más vistas a nivel mundial, apareció Valeria Calpanchay, una joven argentina que se salvó de caer en las garras de Leviev y ahora decidió contar su historia.

Valeria vive en Alemania desde el 2018, y justamente en ese año tuvo una cita con el famoso Simon Leviev, quien en realidad se llama Shimon Hayut. Ella llevaba poco tiempo viviendo en Múnich, cuando tuvo una cita con él, pero notó diversas “banderas rojas” que la hicieron alejarse y decidir no volver a verlo.

El testimonio de Calpanchay fue publicado en el diario británico The Mirror. Ahí explicó que tras leer en Facebook un artículo sobre este estafador, vio el documental en Netflix. Inmediatamente reconoció al hombre al que había conocido en 2018 y todo lo que le había parecido raro en su cita, parecía cobrar sentido.

La cita con El estafador de Tinder
Luego de hacer match en la red social, Simon le pidió su número de celular y comenzaron a mensajear y tener llamadas a través de WhatsApp.

“Nuestra cita fue muy espontánea y sucedió un día después de que coincidimos. Acababa de terminar el trabajo y me envió un mensaje de texto preguntándome si estaba libre para encontrarnos. Creo que envió un mensaje de voz”, narró Valeria.

Motivada por la curiosidad ella aceptó la propuesta, pero había algo que no le daba buena espina y le despertaba intriga. Valeria pensaba que Leviev ocultaba algo y estaba pretendiendo ser alguien que no era. La joven argentina sentía que quienes son realmente millonarios no muestran sus riquezas en Tinder.

La joven sugirió que podrían verse en las inmediaciones de uno de los hoteles más exclusivos de Múnich, a fin de estar al nivel de los gustos refinados que Leviev mostraba en sus redes sociales.

Entraron a un bar para tomar algo, pero se quedaron ahí solo cinco minutos, pues a él “no le gustó el menú” y quiso ir a otro lugar. Salieron de ahí y se dirigieron a un lugar que parecía más caro.

Calpanchay narró que Leviev era un hombre que hablaba mucho sobre él mismo, y que parecía querer dar la impresión de que era alguien misterioso. Cuando ella le pidió que le contara sobre sus orígenes, él siempre evadía la respuesta.

Posteriormente se dio cuenta que Simon tenía dos teléfonos celulares, y en medio de la cita recibió un par de llamadas extrañas en las que hablaba de transacciones de millones de dólares. Para Valeria eso era una mala señal, pues nadie debería hablar de eso delante de un extraño. Por si fuera poco, el hombre le habló de otras chicas y le mostró las fotos que ellas le mandaban.

La cita entre Valeria y Simon duró apenas una hora, pero ella no estaba segura de que él fuera alguien de fiar. Esa misma noche, el estafador le llamó para invitarla a una fiesta en su casa de Múnich, pero ella lo rechazó.

“Pensé que eras más espontánea”, le dijo el estafador. Así fue como la argentina Valeria Calpanchay se salvó de ser una de las mujeres estafadas por este maestro del engaño.

Noticias relacionadas