Rusia ataca Ucrania

Portada Off 71

AGENCIAS

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha cruzado otro punto de no retorno. Pocos minutos antes de las seis de la mañana, hora de Moscú, una hora antes en Ucrania, el líder ruso ha anunciado una “operación militar especial” en el Donbás. Putin, que ha agitado durante meses el argumento de que el de Kiev es un régimen nazi que discrimina a los rusoparlantes y que los ciudadanos de las regiones de Donetsk y Lugasnsk están sufriendo un “genocidio” ha afirmado que la agresión miliar es para “defender y proteger” a la ciudadanía. “Nos esforzaremos por desmilitarizar y desnazificar Ucrania. Y también llevar ante la justicia aquellos que cometieron numerosos crímenes sangrientos contra civiles, incluidos ciudadanos de Rusia”, ha dicho Putin, con gesto serio en un mensaje de vídeo flanqueado por dos banderas rusas. El líder ruso ha dicho que la medida busca desmilitarizar pero no ocupar el país. El presidente de Ucrania, Vlodimir Zelenski, ha declarado la ley marcial ante la ofensiva

”La invasión ha comenzado”, dijo el Ministerio del Interior ucranio en un comunicado. El servicio de emergencia estatal de Ucrania asegura que se lanzaron ataques contra diez regiones ucranias, principalmente en el este y sur del país. “Llega constantemente información sobre los ataques”, dice en una nota la agencia gubernamental. El Ministerio de Defensa ruso afirma, por su parte, que está utilizando “armas de alta precisión” para inutilizar la infraestructura militar, las instalaciones de defensa aérea, los aeródromos militares y los aviones del ejército ucraniano, según la agencia estatal rusa RIA.

En la zona de Kramatorsk y Sloviansk, a una hora en coche de la línea del frente, se oyeron varias explosiones. También un poco más adentro, en Dnipro, según testigos. Y en Járkov, a 30 kilómetros de la frontera rusa. La agencia rusa interfax también reportó explosiones en las zonas de Donetsk y Lugansk bajo control de los separatistas prorrusos, que, alimentadas por el Kremlin, llevan ocho años luchando con el Ejército ucranio en una guerra que ha segado ya 14.000 vidas. Una nueva guerra caliente en la zona sería devastadora. Una intervención a gran escala en todo el país, catastrófica.

El lunes, después de un feroz discurso en el que cuestionó la soberanía de Ucrania, que considera un país ficticio, fruto de costurones históricos y diplomáticos, Putin firmó el reconocimiento de las regiones separatistas de Donetsk y Lugansk. Acto seguido, como recogía el decreto, ordenó el envió de tropas a los dos territorios secesionistas. No queda claro aún cuánto avanzará Putin en el Donbás. Las autoproclamadas “repúblicas populares” controlan un tercio de la región que reclaman. Putin lo ha avalado.

El líder ruso aseguró que tomó la decisión tras recibir una petición de ayuda de los líderes de los territorios separatistas respaldados por Rusia en el este de Ucrania. Y al anunciar la operación militar advirtió: “Cualquiera que intente interferir con nosotros, o más aún, crear amenazas para nuestro país y nuestro pueblo, debe saber que la respuesta de Rusia será inmediata y lo llevará a consecuencias como nunca antes ha experimentado en su historia”. “Estamos listos para cualquier giro de los acontecimientos”, añadió.

Horas antes, en un emotivo discurso a la nación, con gesto contenido pero dramático, el presidente ucranio, Volodímir Zelenski, parecía presagiar que esta noche se ia a producir otra agresión miliar de Rusia, que en 2014 invadió Crimea y se anexionó la península ucrania con un referéndum no reconocido por la comunidad internacional. Kiev está dispuesto a negociar con Moscú en cualquier canal y en cualquier momento, ha dicho en un discurso en ucranio y en ruso divulgado en su canal de Telegram.

Noticias relacionadas