Campanario

Editoriales Off 42

Martín Sánchez Treviño

En el arrancadero

Las campañas electorales de frente al 5 de junio cuando se elegirá al gobernador de Tamaulipas para los próximos 6 años, no se distinguen otros procesos similares. Lo que hace la diferencia son las nuevas fuerzas políticas que disputan el poder. Y las personas son las mismas en los últimos 30 años.

El candidato de Morena, Américo Villarreal Anaya, ha transitado en ese mismo periodo en otros partidos, lo mismo se puede decir del César Verástegui Ostos abanderado por el PAN, quien con esas mismas siglas participó. Y Arturo Diez Gutiérrez Navarro candidato de Movimiento Ciudadano hizo lo propio, pero con el Partido Revolucionario Institucional.

De los tres aspirantes a la gubernatura dos de estos como son Villarreal Anaya y Diez Gutiérrez Navarro militaron y se formaron en ese partido y uno más Verástegui Ostos es postulado por el resto de los priistas.

Por ese motivo ninguno de estos reniega de su pasado, todos dicen ser orgullosamente tamaulipecos y por lo mismo priístas, pues las nuevas fuerzas políticas surgieron de los escombros de pasado. Por ello no da mal aspecto que estuvieron en un organismo y transitaron a otros, donde habrían obtenido un cierto grado de madurez.

Es así como tenemos aspirantes contemporáneos que han compartido preferencias e ideologías que han compartidos, pero en este momento se ven distantes, aunque en realidad tengan las mismas potencialidades de ganar.

De los tres registrados son en realidad dos quienes tienen posibilidades de concretar sus sueños. César Verástegui Ostos es uno de los se vieron con mayores posibilidades de estar en una boleta para ser electo gobernador, pues aunque Américo Villarreal Anaya aunque tiene la estirpe de su padre, pero el PRI no le vio ninguna posibilidad para un proyecto como la gubernatura. Sin embargo, Morena lo descubrió y por ello lo lanzó.

En el arrancadero a Villarreal se le percibe con una urgencia de presentar el plan que tiene para la población como es cubrir las necesidades de agua, el asunto es que la coyuntura de su padre para instalar la primera línea del acueducto para Ciudad Victoria, en el contexto actual de sequía, hoy es una emergencia en las principales ciudades de Tamaulipas.

Por lo mismo habría que ver si este proyecto será viable ya que hoy las ciudades del estado requieren obras para el mismo fin y no se ve de donde podría venir un presupuesto para cubrir con esa necesidad. Es decir, pareciera que es una necesidad fácil de resolver. El asunto es que el recurso agua es escaso.

Y aunque para Verástegui también el agua está en su agenda de gestiones y trabajo, pero no se le observa estacionado en ese asunto, pues la seguridad que fue una de las metas del actual gobierno y al que el candidato del PAN parece entenderle es una de las variantes de estos dos candidatos. Donde el panista ha dado muestras de que sabe lo que hay que hacer.

En la tabla de la encuesta los dos candidatos están posicionados y ellos lo saben, pero también la población entiende que la seguridad es tema que el panista conoce, mientras que el morenista parece sacarle la vuelta a una situación que la población evita repetir.

Noticias relacionadas

Lo más reciente

Facebook