Reportes de peritaje indican que no hubo atentado reciente contra alcalde Eduardo Gattás

Portada Off 79

Por Roberto Aguilar Grimaldo/Foto cortesía La Expresión

Ciudad Victoria.- En base a los estudios periciales de campo, en las oficinas del alcalde Eduardo Gattás, que presuntamente fueron baleadas, se desprende que la escena fue modificada con la aplicación de pintura en las paredes y según los testimonios de vecinos no hubo una agresión reciente en ese lugar.

Este martes 5 de abril el presidente municipal de Victoria presentó una denuncia, contra quien resulte responsable, por los presuntos disparos de arma de fuego hacia sus oficinas ubicadas en el Fraccionamiento Valle de Pajaritos.

Ante ello, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Tamaulipas (FGJET) informó que se inició una carpeta de investigación, por lo que policías investigadores y peritos se trasladaron al lugar de los hechos para procesar el área, recabar evidencia y realizar estudios periciales de campo de acuerdo a los Protocolos de Preservación y Conservación de la Escena del Crimen.

De las primeras investigaciones surgió como resultado que la hipótesis de una agresión directa se descartó, ya que la escena fue modificada, “aplicándose pintura en paredes y objetos donde presuntamente hubo impactos de arma de fuego, advirtiendo que fueron realizados desde hace tiempo”.

En las imágenes que proporcionó el alcalde de Victoria a través de sus redes sociales, se puede apreciar un impacto en una puerta metálica de color blanco, el cual tiene rastros de óxido, y de acuerdo con las características propias de un impacto de proyectil de arma de fuego en las superficies metálicas, por la oxidación del metal y el desgaste de los bordes de entrada y salida de acuerdo con su trayectoria, se puede establecer que la temporalidad no corresponde al tiempo de los hechos que refiere en la denuncia presentada, sino a un evento diverso pasado.

En un comunicado de la Fiscalía se indica que, de la inspección realizada se observó que la chapa de la puerta metálica fue cambiada recientemente, teniendo a la vista en el suelo parte de esta, y la chapa anterior en su caja, en el área del marco de referida puerta.

Al ser entrevistados empleados de las dependencias ahí situadas, así como a vecinos de la zona, dijeron desconocer o tener indicios de que este fin de semana se hubiesen escuchado detonaciones en la zona, y solo refieren que hace aproximadamente un mes sí se registraron disparos en el área cuando policías estatales perseguían a civiles armados.

Uno de los trabajadores municipales entrevistados relató que a finales de marzo se percató que la puerta metálica de servicio presentaba un orificio, y que esa puerta tenía más de un mes que no se utilizaba, por lo que desconoce la fecha exacta de los hechos en los que pudo suscitarse el impacto al inmueble.

Noticias relacionadas