Interiores

Editoriales Off 30

Carlos López Arriaga

Pudo ser mejor el debate

Cd. Victoria, Tam.- El encuentro televisado de este domingo confirmó de manera contundente que solo hay de dos sopas para la elección del próximo junio: CESAR y AMÉRICO. Se corrobora así la condición de carrera parejera que en este espacio adelanté para el presente cotejo.

Más allá de las encuestas amables que (en ambas trincheras) ubican al ingeniero (o al doctor) 20 puntos arriba en cada caso, lo cierto es que están enfrascados en una elección francamente competida y muy cerrada, van parejos y cabe esperar un final de fotografía, lo cual es bueno para Tamaulipas.

Ello en el entendido de que la competencia es el mejor remedio contra la incompetencia. Sobre todo, si recordamos la paliza que seis años atrás le propinó CABEZA DE VACA al tristemente célebre BALTAZAR HINOJOSA y la inexplicable atonía que observó el PRI en los años posteriores, al ceder todo el espacio público y político al panismo.

Escenario irrepetible para el presente 2022, donde vemos a los dos candidatos peleando palmo a palmo cada centímetro de terreno y disputándose también las simpatías de liderazgos locales y regionales.

Bajo la conducción de la periodista ANA MARÍA LOMELÍ, el primero de los dos debates (el segundo será el domingo 20 de mayo) permitió conocer las querellas principales entre las dos corrientes políticas dominantes. La temática acordada giró en tres ejes: seguridad, salud y desarrollo económico.

El fuerte de la argumentación panista contra AMÉRICO tiene que ver con la estrategia de seguridad de LÓPEZ OBRADOR y su polémico emblema de “abrazos no balazos”.

La respuesta del doctor VILLARREAL ANAYA fue que habría una malinterpretación de esas palabras, pues los abrazos no son (dijo) para los delincuentes sino (más bien) una manera de llamar a los programas sociales destinados a combatir la pobreza, identificada esta como causa primaria de la delincuencia.

Como tema vecino, también afloró eso que llaman “Carmonagate”, la secuela de escándalos en torno al asesinato del operador multipartidista SERGIO CARMONA ANGULO, registrado en San Pedro Garza García, Nuevo León, el pasado 22 de noviembre.

Personaje cuyo historial de nexos económicos involucra a las más diversas corrientes políticas y no solo a MORENA. En este espacio he señalado varias veces que el asunto no sería muy redituable en términos de contra-campaña porque salpica en todas direcciones.

El hombre operó en años recientes para la causa guinda, como en tiempos previos lo hizo para la trinchera blanquiazul. En otros estados las lealtades cambian pues CARMONA se manejó como un prestador de servicios, un comerciante que trabajó en función de la demanda, por encima de colores, principios y doctrinas.

Y bueno, en materia de salud, el ingeniero VERÁSTEGUI OSTOS fue frontal y muy puntilloso en los señalamientos contra AMÉRICO por problemas como el desabasto de medicinas, en particular de aquellos fármacos que demanda la población infantil con cáncer. También hizo énfasis en la tardanza de la vacunación contra el COVID.

Asuntos federales, ambos. Verdaderos callejones sin salida. La estrategia del doctor VILLARREAL ANAYA fue no dejarse poner contra las cuerdas, retomando por sistema la narrativa central de su propuesta. La oferta amplia del cambio y la esperanza.

También en salud pública, VERÁSTEGUI propuso construir hospitales de especialidades para que los tamaulipecos no tengan que salir del estado (ni del país) cuando requieran atenderse por dolencias que involucren tratamientos mayores.

AMÉRICO le contestó que tales instituciones ya existen, pero necesitan una mayor atención presupuestal. Hay coincidencias, pues, en el propósito, en todo caso varía la forma de presentarlo.

Ambos candidatos se asumen libres de cualquier acuerdo con la delincuencia organizada. Los dos coinciden en la necesidad de detonar el empleo y el crecimiento.

Detrás del Truko está la franqueza propia del empresario rural, el tamaulipeco de a caballo formado en la verde y próspera región huasteca. Detrás de AMÉRICO, la sofisticación intelectual de un médico cultivado en instituciones de la capital mexicana.

¿Pudo ser mejor el debate?… Bueno, todo es perfectible en la vida, por supuesto que a las instituciones de Tamaulipas les falta mucha experiencia en esas lides. Nos falta pátina.

Tanta que el IETAM importó a una conductora capitalina (ANA MARÍA LOMELÍ) en lugar de ocupar figuras locales, que hubieran hecho la chamba igual de bien, incluso bastante mejor si recordamos y valoramos la importancia que tiene el conocimiento del medio.

Es apenas la segunda elección a gobernador que registra esta práctica en Tamaulipas. La primera fue en 2016, lo cual nos ubica con 22 años de rezago, en relación a los debates nacionales.

Es decir, los presidenciales que se instauraron en 1994 (ZEDILLO, CÁRDENAS, FERNÁNDEZ); para continuar en 2000 (FOX, LABASTIDA, CÁRDENAS); en 2006 (AMLO, CALDERÓN y MADRAZO); 2012 (PEÑA NIETO, AMLO y VÁZQUEZ MOTA) y después en 2018 (AMLO, ANAYA y MEADE).

¿Pudo ser mejor?, desde luego. A ver como pinta mayo.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com

WEB: https://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas