Cena de Negros

Editoriales Off 16

Marco Antonio Vázquez Villanueva

Apenas es la boda…

La Secretaría de Educación se convirtió en la primera dependencia que visitó como gobernador Américo Villarreal Anaya, por supuesto que fue bien recibido y el mensaje hacía el pueblo es bueno, el significado es que entiende que la prioridad de toda sociedad debe ser la educación, que conforme mejore o empeore la misma se notará la diferencia en el pueblo, sobre todo entre quienes menos tienen.

Los expertos dicen que solo la escuela puede alejar a los jóvenes de los vicios, puede cambiar la condición de pobreza de la gente, le puede dar dignidad al ser humano al hacerlo mejor en la actividad que vaya a desempeñar por el resto de su vida y de esa manera la calidad de la misma se eleve exponencialmente sin importar si llega a una profesión u oficio, ya sea una especialización o ser parte de la talacha, siempre serán importantes los primeros años de su vida en una institución educativa.

Ofreció el gobernador, en ese evento, por supuesto, poner atención al rezago, a las necesidades de las escuelas, a las propuestas de los maestros.

Y si, el mensaje también fue directo para su nueva titular, Lucía Aime Castillo Pastor, por un lado, el respaldo, la preponderancia sobre el resto de las dependencias, por el otro, el urgirla a que encuentre respuestas rápidas y eficaces a tanto problema que hay en esa área que fue agandallada por quienes se acaban de ir, que se quedaron con todas las plazas posibles, que no se sabe que le hicieron al dinero destinado para mantenimiento de su infraestructura.

Después de ello se fue a Palacio de Gobierno, ahí, el nuevo inquilino de las oficinas principales de tercer piso, el doctor Américo Villarreal Anaya, fue recibido como no había ocurrido con ningún otro gobernador en muchos sexenios, quizá nunca, la burocracia salió a los balcones y pasillos de los tres pisos y a la explanada a aplaudir, lanzaba vivas, y hasta se unió al grito de gobernador, gobernador.

Quizá el ansia de cambio, quizá la esperanza de que esta nueva era sea buena para ellos, quizá el hartazgo que les provocaron los que se fueron que hasta las bancas les arrebataron y los tenían en la miseria, mendigando incluso copias, el caso es que se presentó un evento único hasta la fecha o por lo menos no visto en los últimos 30 años.

El hecho podría explicarse de forma sencilla, para nadie es un secreto que Américo era el candidato de la burocracia, precisamente por las razones antes expuestas, entonces, lo visto en palacio fue como una boda largamente aplazada porque el papá de la novia la tenía secuestrada, bajo su yugo, a la fuerza y hasta hoy pudo liberarse.

Es decir, fue la fiesta, apenas la boda, todo lo bonito, ambos se dejaron querer y quisieron, dejaron florecer las emociones, pero, porque hay un pero, la boda y la luna de miel acaban pronto en los matrimonios, es decir, ambas partes, si quieren ser felices para siempre, tendrán que mostrar más que buena voluntad, tendrán que atenderse, el mandatario haciendo lo mejor para Tamaulipas, regresando la dignidad a muchos y muchas, mejorando prestaciones o salarios y, la burocracia, tendrá que agarrar un buen ritmo de trabajo, entender que en sus manos esta la buena marcha de la administración que apenas comienza.

Y si, el mero hecho refleja esperanza, la posibilidad de estar mejor, de que cada quien reciba lo que merece.

Le narro lo anterior porque en realidad así pasa en todo el Estado, en el pueblo hay un ambiente de fiesta, de emoción, y si, también ocurre lo segundo, para que esto perdure no solo se requieren los deseos, también es necesario la voluntad y el trabajo, ahora sí que siguiendo con la cantaleta de siempre, pueblo y gobierno para seguir felices en este nuevo matrimonio tendrán que ceñirse a la máxima de no robarse, no mentirse, no traicionarse, digo, si es que desean que estos futuros seis años la vivan como en una boda y, créalo, de eso hacemos votos porque de lo contrario todo puede convertirse en un infierno en el que todos saldríamos perjudicados…

CELEBRAN ANIVERSARIO DE COMERCIO VICTORIA… La Facultad de Comercio y Administración Victoria (FCAV) llevó a cabo la ceremonia conmemorativa del quincuagésimo quinto aniversario de su fundación, acto en que el C. P. Guillermo Mendoza Cavazos, Rector de la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), reconoció la trayectoria y excelencia académica de ese plantel universitario.

Al presidir la ceremonia en la explanada de la FCAV, el Rector destacó que esta es una de las instituciones de la UAT con mayor demanda, y que goza de un gran prestigio al ofertar programas educativos de licenciatura y posgrado acreditados a nivel nacional.

Recordó que en octubre de 1967 se inauguró esta escuela con la carrera de Contador Público, con seis profesores y treinta y siete alumnos; también destacó la trascendencia de su primer director, el C. P. Enrique Etienne Pérez del Río, por sentar las bases de la historia exitosa de esta institución.

“Por ello debemos conmemorar y reconocer a nuestros fundadores, por construir una historia ejemplar de perseverancia y compromiso educativo”, subrayó el Rector Guillermo Mendoza Cavazos.

Luego de felicitar a la comunidad universitaria de la FCAV por conmemorar los cincuenta y cinco años de existencia, se dijo orgulloso de ser egresado del plantel y compartir este significativo acto en que se rinde homenaje a sus docentes y fundadores.

“A las generaciones más jóvenes los convido a hurgar en los antecedentes y conocer el legado de sus maestros, porque son una planta docente que continúa iluminando generacionalmente a cientos y cientos de estudiantes”, agregó.

Asentó que, a lo largo de su historia, la Facultad de Comercio de Victoria se ha destacado por su responsabilidad institucional y por trabajar en unidad y compromiso con educación de calidad, y felicitó al actual director, el Dr. Jesús Gerardo Delgado Rivas, por seguir avanzando bajo esta premisa.

Como parte del programa, el Rector Guillermo Mendoza Cavazos entregó reconocimientos al personal docente inscrito en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), a estudiantes de excelencia académica y al alumnado que se destaca por su participación en proyectos de emprendedores y en los distintos deportes.

En su oportunidad, el Dr. Jesús Gerardo Delgado Rivas hizo un recuento de la trayectoria de esta institución. Señaló que, desde su fundación, esta se ha caracterizado por formar profesionistas de excelencia en las áreas económico-administrativas, además de impulsar una investigación comprometida en atender necesidades de la sociedad.

Señaló que, actualmente, la FCAV cuenta con un claustro docente de ciento cincuenta y seis profesores, más de mil ochocientos alumnos y casi ocho mil setecientos egresados con título profesional.

Añadió que tres de los cuatro programas de licenciatura que oferta la FCAV son reconocidos por su calidad; dos de sus programas de posgrado están inscritos en el Sistema Nacional de Posgrados; y de los diez cuerpos académicos con que cuenta, seis están consolidados.

En la ceremonia, que contó con la asistencia del C. P. Luis Navarro Roso, decano de la UAT, también hicieron uso de la palabra el Ing. Lázaro Guillermo Avendaño Cisneros, profesor asambleísta; y Mireya Estefanía Ramírez Guillen, en representación del alumnado. En otra parte del programa, el Rector entregó uniformes a los equipos deportivos y partió el pastel conmemorativo con los maestros, estudiantes e invitados especiales, donde estuvieron presentes los directores de los planteles universitarios del Campus Victoria y titulares de las secretarías del gabinete rectoral.

Coloque en el buscador de Facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta, además nos puede seguir en la cuenta de twitter @gatovaliente y, como siempre, le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas