Interiores

Editoriales Off 48

Carlos López Arriaga

Salpicón para todos

Cd. Victoria, Tam.- Batalla previa al encontronazo del 2024, las guerras de lodo están escalando en distintos frentes, lo mismo en Chiapas que en la corte de Brooklyn y hasta en Chapultepec 18, sede del antes todopoderoso consorcio TELEVISA.
La inmundicia en el ventilador mencionada aquí hace un par de días ya alcanzó (por fin) al expresidente FELIPE CALDERÓN, también al diario EL UNIVERSAL, a columnistas como RAYMUNDO RIVA PALACIO y (por distinto motivo) a la mujer jaguar LAYDA ELENA SANSORES. Sin olvidar a los hermanos MOREIRA, del meritito Coahuila. ¿Quién sigue?…
El nombre de CALDERÓN asoma en el testimonio de EDGAR VEYTIA, exfiscal de Nayarit apodado en medios regionales como “el Diablo”, cabe pensar que por sobradas razones. Nomás de verle la cara.
Me ocupé de él en esta columna a raíz de su captura en San Diego, California, donde lo vincularon al tráfico de efedrina y le endilgaron complicidades con el Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), además de incautarle cuentas por 250 millones de dólares.
Destaqué entonces su perfil bravío, macizo, ceja poblada y bigote rotundo estilo PANCHO VILLA, a menudo retratado con una pistola al cinto. (Columna Interiores, “Descomposición”, jueves 30 de marzo de 2017, https://tinyl.io/7pwc).
Ahora reaparece el gordo VEYTIA en calidad de testigo, ante la corte neoyorquina que lo mandó arrestar hace seis años. La misma, por cierto, donde luego juzgaron al “Chapo” GUZMÁN LOERA y hoy examinan el caso GARCÍA LUNA.
Predomina hoy el fango que escurre desde Brooklyn. Pero también de fuentes nacionales, oscuras y diversas, que filtran contenidos a manera de combustible para alimentar llamaradas en redes y medios, en este año previo a la elección presidencial.
Aunque la capacidad de asombro tiene un límite y el tránsito del escándalo al cinismo es más corto de lo que nos imaginamos. Del temor y la inquina a la carcajada.

EFECTO BUMERANG
Nadie por estos días tan caricaturizable como la matrona de Campeche. Es, en sí misma, una caricatura. Los moneros agradecen que una figura así tenga rasgos tan acusados pues no requiere demasiado esfuerzo su recreación en cartones.
Sobre el escándalo de esta semana, ciertamente son viejos los videos y en esto tiene razón la aguerrida dama. Esas imágenes donde los colaboradores de LAYDA reciben apoyos en “cash”.
Gente recogiendo fajos gordos de billetes. Modelo que se repite, es ya un patrón de conducta, la típica oficinita privada, escritorio, sillas, el receptor con su maleta lista para embolsar la entrega y cámaras que jamás enfocan al corruptor, solamente al destinatario.
El impacto es real en la categoría de los grandes públicos. Los razonamientos posteriores en defensa de la señora, aunque tengan lógica, su efecto no rebasa el círculo rojo. Para la base más ancha de la pirámide nacional, el golpe ya dejó moretón perdurable.
Y luego circulan otros videos más viejos que se remontan a los años 80s cuando LAYDA confiesa, de cara a la cámara, haberle rogado a CARLOS SALINAS DE GORTARI la oportunidad de participar en política.
Fue así como obtuvo una curul plurinominal (1991-1994) de esas que no requieren ganar campaña alguna, se otorgan en automático y solamente exigen estar en buen lugar de la lista.
Priísta por linaje, hija del cacique de Champotón y exmandamás tricolor CARLOS SANSORES PÉREZ, doña LAYDA iniciaría así su largo recorrido por membretes partidistas que la conduciría al PRD original de CUAUHTEMOC CÁRDENAS en 1997, como candidata (entonces fallida) a la gubernatura de su estado.
Se le recuerda en el año 2 mil animada, arrimada y repegada al candidato panista VICENTE FOX en su trayectoria ascendente hacia la silla presidencial.
Pasaría luego por Convergencia (hoy MC) de DANTE DELGADO y el PT de ALBERTO ANAYA. Intenso será su trajinar, de nuevo diputada federal, senadora (de lista) y titular de la alcaldía ÁLVARO OBREGÓN, de donde brincó a gobernar Campeche en 2021, ya en el partido guinda.

RESULTADOS MIXTOS
Pero volviendo a Nueva York, ¿se cumplen o no las expectativas del juicio al superpolicía y supermaleante GENARO GARCÍA LUNA?, que opine el lector.
Los resultados repiten aquello del vaso medio vacío y medio lleno. Acaso dejen satisfecho al sector que esperó con morbo revelaciones escabrosas o historias sórdidas de celebridades. En efecto, ya salió a relucir CALDERÓN (entre otros) más los que se acumulen.
Aunque la parte hueca del caso es que siguen siendo dichos sin demostración, la palabra tuya contra la mía. Lo cual posee algunas aristas dignas de precisión.
Antes comenté en este espacio que la justicia norteamericana tiene antecedentes de haber dictado sentencias condenatorias basadas en el puro trabajo con testigos, sin mayor material probatorio.
En este sentido, los testimonios acaso puedan servir contra GENARO, el protagonista central del melodrama, siempre y cuando la corte considere que hubo congruencia en la narrativa presentada.
Aunque difícilmente servirán para encausar a cómplices circunstanciales, encubridores, periodistas, empresas editoras, políticos en activo o en retiro. No alcanza para tanto.
Estos últimos habrán de pagar con el desprestigio, la calambre temporal, la refriega en las redes, esa indignación que deriva en pataleta. El arrebato pasajero tras verse señalados ante la opinión pública mundial por corruptelas diversas.
En efecto, el salpicón es divertidamente plural. De momento ensucia honras en toda la geometría política, pero en plazos más amplios carece de la sustancia necesaria para que alguno de esos dichos aterrice en el ministerio público, al norte y sur del río Bravo.
Para la gran mayoría de los involucrados es más teatro que otra cosa. Se ubica en el terreno del entretenimiento, son historias para NETFLIX que combinan bien con una bolsa grande de palomitas. Hasta ahí.

BUZÓN: lopezarriagamx@gmail.com
WEB: http://lopezarriagamx.blogspot.com

Noticias relacionadas