Cena de Negros

Editoriales Off 87

Marco Antonio Vázquez Villanueva

Mal acostumbrados…

Decía la abuela que, “a todo se acostumbra uno, menos a no comer”, y tenía razón, cada que se asomaban problemas económicos graves la sentencia invariablemente se cumplía, presagiaba desastre, muchas veces muertos, otras robos, en ocasiones pleitos, personas en la cárcel y, casi siempre, caos, todo originado por la falta de recursos para la comida.

Viene el recuerdo a colación porque este gobierno de mi México lindo y querido, o mejor dicho este sistema, se empeñan en matar o castigar con hambre a la mayoría de su gente, las estadísticas son brutales, cuatro de cada 10 personas, la inmensa mayoría trabajadoras, con su ingreso no alcanzan para hacer las tres comidas diarias ante lo caro de la despensa, poniendo números, más de 52 millones de mexicanos son pobres según las instituciones públicas que se encargan de medir la pobreza.

Las cifras grandotas podrán hablar de un mejor salario mínimo, de un mejor tipo de cambio con el dólar, hasta de bonanza o presumir la economía que mejor soportó la pandemia, es más, de los ingresos que ahora tienen quienes viven en pobreza extrema por apoyos del gobierno, y puede que sean muy reales los datos, más porque hay gobiernos estatales que cumplen su chamba o porque existen organismos civiles que llevan alimentos a los más necesitados, pero ese no es nuestro problema, le detallo.

Una realidad es que es muy alto el porcentaje, de trabajadores incluso, de mexicanos que no tienen ingresos iguales o por encima de la línea de bienestar, lo que en buen cristiano significa que no alcanzan para una despensa digna, para la comida, más ahora que el huevo anda por las nubes, igual el aceite, las verduras y ni se diga de servicios como la electricidad, gasolina, gas, y hasta el agua que aumentaron mucho más que el salario mínimo y ni siquiera hay en las casas.

Ahí nuestro problema porque, como decía la abuela, a todo se puede acostumbrar una persona menos a no comer y, le pregunto, ¿qué es capaz de hacer alguien que tiene hambre?, todavía para mayor reflexión, ¿qué puede hacer una madre que ve morir a sus niños por falta de alimentos o de cualquier gripita que se complica con la desnutrición de los mismos?, exacto, cualquier cosa, por eso es que tener más personas con hambre o que no les alcance para comprar la despensa significa estamos nutriendo a la delincuencia, creándole más cuadros que se suman a los que por gusto andan en esos asuntos.

No solo eso, sin dinero los matrimonios se desintegran, los niños padecen penurias y se van incubando otros problemas lo que significa que a corto plazo pueden venir cosas peores.

Y no crea que lo descrito es nuestra mayor dificultad, no, la complicación más grave que padecemos es que los precios de los productos básicos siguen aumentando, que además sobreviven, y hasta parece que se fortalecen, malos empresarios y malos políticos que son los que han provocado en este país que los pudientes no se enteren que no se trata solo de acumular riqueza sino de poder disfrutarla, hoy se quedan con casi todo y no permiten que el pueblo cubra por lo menos sus necesidades básicas sin saber lo que nos espera.

Vaya, los gobiernos hasta hace poco hablan de mejoras para atacar tanta corrupción, la impunidad, pero lo que debe seguir es mejorar el tema fiscal, que los impuestos no representen una carga o un peligro para las personas físicas y morales, mejor aún, que todos paguemos poco y no solo unos cuantos lo cubran todo, exacto, la cereza en el pastel debería ser que los empresarios no se quedaran con esos ahorros que hipotéticamente se tendrían sino que los repartieran entre sus trabajadores como bonos de productividad o mejores sueldos, aunque parece un sueño.

Por eso le digo que el sistema parece empeñado en matarnos de hambre y, ojo, no se trata solo el que ahora encabeza Morena o los empresarios vigentes, no, los de antes hicieron cosas peores.

Lo triste para ellos, malos políticos y malos empresarios en eso de lo que parecen no enterarse, es que antes de morir los pobres habrá muchas bajas, desgracias, problemas que igual van sufrir porque tendrán que dejar el país o las ciudades donde viven y con ello verán agotarse su dinero hasta que un día tengan que trabajar de verdad, en serio, y quizá ni así les alcance para comer, ándele, como ahora pasa con el pueblo.

Le decía lo que comentaba la abuela, “a todo se acostumbra uno, menos a no comer”, y le insisto lo que presagiaba su dicho que no era otra cosa que muerte, asaltos, pleitos, niños sufriendo, con eso le reitero lo que pasa en nuestro país hay mucha pobreza, mucha inflación que la castiga y no alcanza para la despensa digna, sin dudarlo eso traerá complicaciones porque en esas circunstancias el comer pareciera un pecado al que estamos tan mal acostumbrados…

MODERNIZA UAT GESTIÓN ESCOLAR… Con el propósito de hacer más eficientes los servicios escolares que brinda a sus estudiantes y egresados, la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT) prepara su nuevo Modelo Operativo de Gestión Escolar, mediante el cual los trámites administrativos serán más rápidos, además de contar con atención en línea.

Al explicar las generalidades del nuevo esquema de atención a los estudiantes, la Dra. Cinthya Patricia Ibarra González, secretaria de Gestión Escolar, dijo que el Modelo Operativo forma parte del plan de trabajo que impulsa el rector, C. P. Guillermo Mendoza Cavazos, por lo que se trabaja en coordinación con la Secretaría Académica y la Secretaría de Investigación y Posgrado, como resultado de la reforma curricular que desarrolla la máxima casa de estudios.

Sostuvo que se implementará también un sistema de atención en línea, a través del cual los usuarios de la UAT puedan hacer todos los trámites que requieran.

“Se trata de un proyecto que es fundamental para la UAT, para el trabajo y el desarrollo de nuestros estudiantes.

Lo principal en este modelo, es poderles servir con una mejor calidad de atención en todos sus procesos durante su vida universitaria”, indicó.

Añadió que la mejora en atención incluye que muchos egresados ya no tengan que venir a Ciudad Victoria para hacer trámites como la titulación, sino que tengan opciones para hacerlo desde las distintas sedes.

En ese contexto, subrayó que se espera abrir, dentro de mes y medio, una oficina de atención en la zona sur, en forma presencial, para dar un servicio directo.

Respecto al proceso de titulación, aseveró que se han bajado los tiempos de entrega a tres meses, cuando años atrás se tardaba hasta un año.

“El proceso del título tarda tres meses y pretendemos que los títulos también lleguen a la sede de Tampico, porque se trata de mejorar la atención a estudiantes y egresados”.

Puntualizó que, entre otras acciones, se modificaron de manera temporal los horarios de atención en las oficinas de Servicios Escolares en esta capital, mediante la extensión en los días de atención al público durante los fines de semana, para que puedan acudir quienes no han recogido su título.

Coloque en el buscador de facebook @CENADeNegros1 y le agradeceré que me regale un Me Gusta y que nos siga en la cuenta de twitter @gatovaliente, además le dejo el correo electrónico a sus órdenes para lo que guste y mande… marcovazquez20001@hotmail.com

Noticias relacionadas